Anterior Detenido un hombre de 83 años por el fuego que quemó más de 3.000 hectáreas en Cualedro, Ourense Siguiente Hungría traslada en autobuses a cientos de refugiados hasta la frontera con Austria Arriba

El Gobierno de Túnez decreta el toque de queda en la capital y alrededores

  • La decisión se debe a los choques entre islamistas y fuerzas de seguridad

  • El motivo, una exposición que algunos consideran una afrenta contra el Islam

  • Hay al menos 160 detenidos en relación con los altercados

|

El Gobierno tunecino ha decretado el toque de queda en el Gran Túnez, que comprende las cinco regiones en torno a la capital, así como en las provincias de Susa, Monastir y Jenduba tras los enfrentamientos de la pasada noche entre radicales islámicos y fuerzas de seguridad.

Un comunicado del Ministerio de Defensa y de Interior informa que la medida se aplicará desde las 21 hora local de este martes (22.00 hora peninsular) y se prolongará hasta las 5.00 hora local (6.00 hora peninsular) de este miércoles debido a los ataques contra propiedades públicas y privadas que comenzaron la pasada madrugada y continuaron a lo largo del día, tal y como precisa la oficina de la presidencia de Túnez en un comunicado

Al parecer, la chispa de esta nueva oleada de violencia, encabezada por radicales islámicos, está en una exposición de varios artistas organizada en el centro cultural Al Abdalia, situado en la zona residencial de la Marsa, a 18 kilómetros al norte de la capital.

Reacción en cadena de violencia

La noche del domingo, un grupo de jóvenes salafíes asaltó el centro cultural por considerar varias de las obras expuestas una afrenta contra los preceptos islámicos, y quemó varios de los cuadros y esculturas que se exponían. Anoche, grupos de extremistas atacaron varios edificios públicos y comisarías y se enfrentaron contra las fuerzas de seguridad en numerosos barrios de la capital.

El portavoz del Ministerio de Interior, Jaled Turush, informó de la detención de al menos 160 personas en relación con los altercados, en los que se escucharon disparos de armas, según varios testigos, que no pudieron precisar el origen. Distintas páginas web radicales han denunciado la actuación de las fuerzas de seguridad por considerar que defienden a los artistas, que muchos extremistas no han dudado en calificar de "infieles", por sus creaciones.

Tras calificar a los pintores de agresores del profeta, una página extremista ha publicado los nombres de los autores de las obras acompañados de sus correos electrónicos, su lugar de trabajo y, en algunos casos, de su teléfono. Además un líder salafí, Abu Ayub Atunsi, ha instado en un vídeo difundido este martes por una página de información electrónica a un "levantamiento popular" en un "día de cólera", el próximo viernes 15 de junio a causa de los "atentados repetidos contra la religión y los símbolos sagrados".

En el centro de la capital, la Policía ha abortado un intento de asaltar varios bares y comercios, en una calle situada a trescientos metros de la sede del Ministerio de Interior. Desde el Gobierno, se ha intentado aplacar la violencia condenando lo ocurrido, como hizo el ministro de Derechos Humanos, Samir Dilu, que lo calificó de "actos terroristas imperdonables" contra los que se aplicará la Ley Antiterrorista.

Por otro lado las autoridades también han prometido que se juzgará a los artistas que hayan atentado contra la fe y los valores. En esta línea, el grupo parlamentario del gobernante Al Nahda, mayoritario en la Asamblea Nacional Constituyente (ANC) con 89 representantes del total de 216, ha asegurado en un comunicado que propondrá "introducir la prohibición de atentar contra lo sagrado en la futura Carta Magna", aún en redacción.

Más contenidos de Noticias

anterior siguiente