Anterior Fernández Vara pide ayuda del Gobierno para reducir el paro en su toma de posesión Siguiente "Alta probabilidad" de que los bancos griegos abran el martes, pero con restricciones Arriba
Sarkozy y Hollande, juntos en el homenaje a los caídos en la II Guerra Mundial

Sarkozy y Hollande sellan la paz en el aniversario del armisticio de la II Guerra Mundial

  • Es el primero encuentro entre ambos tras las elecciones del domingo

  • Sarkzoy evitó protagonizar una imagen similar con Chirac en 2007

  • El próximo 15 de mayo se efectuará el traspaso de poderes

|

Dos días después de las elecciones, el presidente electo francés, François Hollande, y el jefe del Estado saliente, Nicolás Sarkozy, han participado juntos en la conmemoración del armisticio de la Segunda Guerra Mundial, en un acto histórico que no se repetía desde hace 17 años. 

Bajo un cielo encapotado, en una ceremonia cargada de solemnidad, ambos líderes se saludaron de forma afectuosa antes de depositar una corona de flores ante la tumba del soldado desconocido en el Arco de Triunfo de París para recordar el fin de aquella contienda.

Posteriormente, un coro militar masculino entonó el himno nacional francés, La Marsellesa, mientras Hollande y Sarkozy lo escuchaban bajo el arco central del monumento en la Plaza de L'Étoile de la capital gala.

Los dos firmaron en el Libro de Oro del monumento, Sarkozy bajo el título de presidente de la República y Hollande con la mención únicamente de "señor François Hollande", según han mostrado las cámaras de televisión que transmitieron la ceremonia.

Ambos saludaron a los miembros del Gobierno francés, a las autoridades locales y a representantes del Ejército, y también se acercaron a saludar a los ciudadanos que se habían congregado para asistir a la ceremonia.

Sarkozy, muy sonriente, prolongó durante unos metros su paseo por la Avenida de los Campos Elíseos con para estrechar la mano de la gente e intercambiar algunas palabras, mientras el presidente electo se disponía a abandonar el lugar.

"Es el sentido de mi presidencia, quiero unir", declaró Hollande a los periodistas antes de partir en un automóvil y en alusión al símbolo que significa que los dos políticos compartieran protagonismo en y ofrecieran una imagen que Sarkozy evitó al tomar posesión el año 2007, cuando declinó compartir el acto con el entonces presidente saliente, Jacques Chirac.

Recuerdo al último mito de la resistencia

En esta ocasión, Hollande aceptó la invitación del conservador Sarkozy, a quien derrotó el pasado domingo en la segunda ronda de las elecciones presidenciales que pusieron fin a un mandato de cinco años. El presidente saliente ha querido tener este último gesto de deferencia ante el que ha sido su rival en los comicios a pesar de no estar obligado por protocolo a hacerlo.

La última vez que los presidentes entrante y saliente compartieron protagonismo en un acto similar fue en 1995, cuando el entonces ganador de los comicios, Chirac, se presentó en el mismo lugar acompañado del socialista François Mitterrand, a quien había derrotado.

Este año, los veteranos de guerra han recordado de forma especial al último mito de la resistencia francesa, Raymond Aubrac, que falleció el pasado 11 de abril a los 97 años. Junto a su esposa Lucie, que murió hace cinco años, fundó el movimiento Liberación Sur, el movimiento de resistencia a la ocupación nazi más importante del sur de Francia.

La cita de Hollande y Sarkozy se ha producido antes de la ceremonia de traspaso de poderes entre ambos, que está prevista para el próximo 15 de mayo, día en el que el nuevo presidente anunciará el nombre de su primer ministro, tal y como él mismo ha afirmado.

Más contenidos de Noticias

anterior siguiente