Anterior Ruth Beitia se queda sin medalla en salto de altura Siguiente Europa aumentará el control de la identidad de los pasajeros que viajen en tren de larga distancia Arriba

El 'land' nórdico alemán vota mientras Merkel mira a París y Atenas

  • Las votaciones podrían ser un revés para el CDU de la canciller

  • Estas elecciones coinciden con las presidenciales de Francia y Grecia

|

El "land" de Schleswig-Holstein, el más nórdico de Alemania, celebra este domingo unos comicios regionales que podrían derivar en revés para la Unión Cristianodemócrata (CDU) de Angela Merkel, a quien le espera una jornada de zapear entre los resultados domésticos, los de París y los de Atenas.

La tensión sobre la canciller es múltiple, ya que afecta tanto a su partido y su gobierno, en casa, como a la buena salud del eje franco-alemán y a toda la eurozona, en lo que está Grecia.

El equipo de Merkel lanza desde hace días mensajes tranquilizadores ante una eventual victoria de François Hollande y afirma que el eje trabajará igual de bien como ahora, hasta el punto de que parece que la canciller teme más ahora a un Nicolas Sarkozy demasiado solícito con el Frente Nacional que al aspirante socialista.

Los esfuerzos por allanar el camino a una futura cooperación son recíprocos, visto el mensaje en la misma dirección hecho por el director de campaña de Hollande, Pierre Moscovici, desde el diario conservador alemán "Frankfurter Allgemeine Zeitung".

"No aspiramos a provocar una crisis", afirma, ya que en caso de relevo en el poder en París "la relación de amistad franco-alemana seguirá siendo un elemento estructural" de su política.

Máxima incertidumbre sobre elecciones en Atenas

Merkel y Hollande dan los primeros pasos hacia esa eventual cohabitación, mientras se mantiene la máxima incertidumbre acerca de lo que ocurrirá en Atenas de consumarse el avance de las fuerzas contrarias a los ajustes, por la izquierda o la derecha.

En medio de ese contexto, las regionales de Schleswig-Holstein, con apenas 2,2 millones de electores, tiene perfil de contratiempo añadido, provocado por una decisión judicial, no política: el "land" celebra los comicios por anticipado, tras emplazar el tribunal constitucional del "land" a revisar su ley electoral.

Todo apunta a un relevo de la actual coalición entre la CDU y el Partido Liberal (FDP), idéntica a la que lidera Merkel en Berlín.

Los sondeos pronostican un empate sobre el 31% entre la CDU y el Partido Socialdemócrata (SPD), ligeramente decantado hacia éste.

Ninguna de las dos grandes formaciones podrá apuntalarse en su socio dicho natural, puesto que a los liberales se les pronostica un 7% y a los Verdes un 12%.

Los Piratas, fuerza efervescente en Alemania, sin apenas programa político más allá de la defensa de la libertad en internet, lograrán según los sondeos un 9% y entrarán así en su tercera cámara regional -tras la de Berlín, en septiembre, y el Sarre, en marzo-.

No se cuenta con esta formación como teórico tercer socio, sea cual sea la constelación posible, puesto que su propia dirección se reconoce neófita y pretende aprender el oficio desde la oposición.

Las alternativas van de una gran coalición entre la CDU y el SPD, con dominio de una u otra, a un tripartito apuntalado en el partido de la minoría danesa -SSW-, que por especificidades locales puede obtener escaños aunque quede por debajo del listón mínimo del 5%.

También se barajan constelaciones alternativas, como la llamada Jamaica -por los colores de la bandera de ese país, identificados en Alemania con el negro de la CDU, el amarillo del FDP y los Verdes-.

Las regionales de ese pequeño "Land" precederán a los del domingo siguiente en Renania del Norte-Westfalia, el más poblado del país y gobernado ahora por una coalición entre SPD y los Verdes.

Del resultado del FDP en las regionales puede depender el futuro de su líder y ministro de Economía de Merkel, Philipp Rösler.

Los liberales han ido de naufragio en naufragio desde que se convirtieron en socios de Merkel, en 2009, hasta quedar relegados a resultados propios de formación marginal -un 1,2%, en el Sarre-.

Ahora podrían resurgir de la mano de sus líderes locales -Wolfgang Kubicki, en Schleswig-Holstein, y Christian Lindner, en Renania-, dos críticos respecto a Rösler.

Sea porque consiguen romper la mala racha o porque quedan fuera, las perspectivas son complejas para Rösler, que verá cuestionado su liderazgo por una remontada ajena o por un nuevo naufragio.

Los colegios electorales abrirán a las 06.00 GMT (08 h en España) y se cerrarán a las 16.00 GMT (18 horas en nuestro país).

Más contenidos de Noticias

anterior siguiente