Anterior Las Bolsas chinas cierran la semana con ganancias, pero sólo recuperan la mitad de lo perdido Siguiente Registran la fundación de CDC en una investigación por presunto cobro de comisiones ilegales Arriba
El transbordador Enterprise sobrevuela la Estatua de la Libertad antes de aterrizar en el aeropuerto John F. Kennedy.
El transbordador Enterprise sobrevuela la Estatua de la Libertad antes de aterrizar en el aeropuerto John F. Kennedy. El transbordador Enterprise sobrevuela la Estatua de la Libertad antes de aterrizar en el aeropuerto John F. Kennedy. AFP

El transbordador Enterprise concluye su último viaje tras sobrevolar la Gran Manzana

  • La nave espacial viaja a lomos de un Boeing 747 de la NASA

  • Su destino final, un museo en Nueva York

|

El transbordador espacial Enterprise, montado en un avión Boeing 747, ha aterrizado en Nueva York después de un espectacular viaje desde el Aeropuerto Internacional Dulles al oeste de Washington hacia el Aeropuerto Internacional John F. Kennedy.

El viaje se ha llevado a cabo a una altitud relativamente baja sobre varias áreas metropolitanas de la ciudad de Nueva York, incluidas la Estatua de la Libertad y el Museo Intrepid del Aire y el Espacio de Manhattan.

Varias semanas después de su aterrizaje el Enterprise será desmontado del 747 y se le colocará en una barcaza que, remolcada, lo llevará río arriba por el Hudson hasta el museo en junio.

Será despmontado y colocado en una barcaza que lu llevará por el Hudson hasta el museo

La NASA empleará una grúa para izar el transbordador y colocarlo en la plataforma del Museo Intrepid donde quedará expuesto dentro de un pabellón. De este modo, la nave servirá para recordar los 30 años del programa de transbordadores espaciales de la agencia estadounidense, que terminó el año pasado.

El Enterprise fue construido entre 1974 y 1976 como prototipo de nave para misiones espaciales que pudieran retornar a tierra y ser usadas repetidas veces.
Fue con el Enterprise, montado en aviones, como se probaron sus cualidades aerodinámicas, y esa nave efectuó cinco vuelos atmosféricos libres, planeando, en ensayos de cómo aterrizarían sus sucesores al final de las travesías orbitales.

Esta es la segunda ocasión que un transbordador de la NASA sobrevuela el cielo norteamericano a lomos de un avión con destino a un museo. La semana pasada fue el turno del Discovery, que atravesó la 'costa del espacio' y fue recibido por numerosos aficionados en el aeropuerto de Virginia.

Más contenidos de Noticias

anterior siguiente