Anterior Los cinco grandes bancos ganaron 7.637 millones en el primer semestre, un 48% más Siguiente La Justicia británica rechaza la extradición a España del etarra Antonio Troitiño Arriba
CRISIS FINANCIERA
El gobernador del BdE, Miguel Angel Fernández Ordóñez, en unas jornadas. EFE

El Banco de España advierte de un aumento del paro en el corto plazo debido a la reforma laboral

  • Fernández Ordóñez opina que será positiva en el medio plazo

  • El objetivo de déficit debe cumplirse para evitar mayores daños

|

El gobernador del Banco de España, Miguel Angel Fernández Ordóñez, ha advertido este martes la reforma laboral podría producir "algún ajuste adicional" en el nivel de empleo debido a la actual debilidad de la actividad económica. Sin embargo, ha señalado que los cambios en el mercado laboral serán positivos para la economía española en el medio plazo.

Durante su comparecencia en la Comisión de Presupuestos en el Congreso de los Diputados, Fernández Ordóñez ha explicado que ese efecto negativo en el empleo se vería mitigado si las empresas utlizasen de "manera rápida" las distintas vías de flexibilidad interna que recoge la reforma laboral.

"Los efectos positivos de esta reforma se verán amplificados si se acompañan de medidas que mejoren el entorno competitivo en el que las empresas toman sus decisiones", ha puntualizado.

El gobernador ha subrayado que aún queda mucho para superar esta crisis, aunque ha dicho que 2013 podría mostrar una senda de recuperación si se cumplen una serie de requisitos.

Gobierno, atento ante desviaciones en los Presupuestos

Además, ha considerado que la previsión de los ingresos que se realiza en los Presupuestos Generales del Estado de 2012 está sujeta a "riesgos a la baja" y que las de gastos tampoco están "exentas de riesgos", por lo que ha pedido al Gobierno que esté atento por si hubiera desviaciones y así poder reaccionar para corregirlas.

Para Fernández-Ordóñez, como demuestra la experiencia del ejercicio pasado, cuando "el grueso de la desviación presupuestaria tuvo su origen en la negativa evolución de los ingresos públicos, resulta fundamental realizar una proyección prudente de esta variable".

El gobernador explicó que tanto la recaudación esperada del Impuesto de Sociedades como la del resto de ingresos tributarios "se encuentran condicionados por la efectividad que acaben teniendo los numerosos cambios normativos aprobados".

"La experiencia de los dos últimos años demuestra la importancia de que la elaboración de los Presupuestos se efectúe a partir de un escenario macroeconómico prudente y de que las medidas estén bien diseñadas para asegurar su efectividad", ha afirmado.

No descarta que la subida de impuestos sea permanente

Fernández Ordóñez no ha descartado que en el futuro los incrementos impositivos aprobados por el Gobierno con carácter temporal se conviertan en permanentes.

En este sentido, el gobernador ha abogado por que se realicen cambios en la imposición indirecta si fueran necesarios. Ese tipo de modificaciones "genera menos efectos distorsionadores sobre el crecimiento y la asignación de recursos" que los cambios en gravámenes directos. Además, ha añadido, en ese capítulo "España cuenta con una menor presión fiscal que el resto de países desarrollados".

Para Fernández Ordóñez, la nueva ley de estabilidad presupuestaria debería mejorar de forma significativa la transparencia de la actuación de las administraciones públicas.

A su juicio, la ejecución presupuestaria de 2011 ha puesto en evidencia las consecuencias por las carencias en la disponibilidad de información sobre las administraciones, lo que ha impedido detectar a tiempo la existencia de desviaciones presupuestarias y ha retrasado los mecanismos para hacer cumplir los objetivos fiscales.

El gobernador se ha mostrado a favor de la cláusula de "no rescate" entre administraciones, "crucial para evitar que el coste de los comportamientos fiscales inadecuados en una administración se traslade al resto y para que el mercado de capitales ejerza efectos disciplinadores".

Necesario cumplir el déficit

Fernández Ordóñez ha definido como "ineludible y necesaria" la consolidación fiscal, para restaurar el crecimiento económico a medio plazo, "a pesar de que la magnitud y pauta temporal del ajuste tenga efectos negativos sobre la actividad en el corto plazo".

En su opinión, cualquier duda sobre el cumplimiento del déficit tendría consecuencias muy negativas sobre la confianza de los mercados en la economía española y dañaría muy gravemente las posibilidades de crecimiento a corto, medio y largo plazo. El incumplimiento -ha augurado- "nos arrastraría hacia escenarios de mayor contracción, y pérdida de empleo y bienestar".

El gobernador del Banco de España se ha mostrado a favor de las inyecciones de liquidez del BCE que en su opinión no enmascaran, como dicen algunos, los problemas de fondo de los sistemas financieros más vulnerables. Como ejemplo ha puesto la experiencia española, cuyo proceso de saneamiento del sistema crediticio no ha perdido impulso.

Más contenidos de Noticias

anterior siguiente