Enlaces accesibilidad

España lideró en 2011 la primera bajada de la ayuda al desarrollo de los países ricos en 14 años

  • Fue el país donde más bajo la ayuda en 2011 respecto al año anterior, un 32%
  • La media en la OCDE se situó en un 2,7%, la primer bajada desde 1997
  • La organización achaca la bajada a la crisis económica

Por

España lideró el pasado año la primera bajada en 14 años de la ayuda al desarrollo en los países ricos, integrados en la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), según ha informado la organización este miércoles en París

En concreto la ayuda de los países de la OCDE al desarrollo cayó un 2,7% en 2011 con respecto al año anterior y marca su primer retroceso desde 1997.

España, con una reducción del 32,7 %, fue el país que más disminuyó su ayuda del listado que ofreció, debido a los "severos recortes en la ayuda bilateral como resultado de la crisis económica".

La ayuda de los países de la OCDE representó 135.500 millones de dólares (unos 103.000 millones de euros), lo que supone un 0,31 % de su producto nacional bruto (PNB), aún muy por debajo del 0,7%.

De hecho, según detalló el ministro de Exteriores, José Manuel García- Margallo, en una comparecencia reciente, la ayuda al desarrollo descendió a un 0,29% del PIB español el año pasado.

Esta tendencia se incrementará en 2012, donde la reducción total en cooperación va a ascender a 1.389 millones de euros. En el caso concreto de la Agencia Española para la Cooperación y el Desarrollo (AECID), el descenso se sitúa en un 56,9%.

Turquía, el país que más aumentó si ayuda

La ayuda conjunta de los países de la OCDE representó 135.500 millones de dólares (unos 103.000 millones de euros), lo que supone un 0,31 % de su producto nacional bruto (PNB), según Efe.

El país que más ha contribuido en términos absolutos ha sido Estados Unidos, con una partida de 30.700 millones de dólares (unos 23.300 millones de euros), aunque en términos relativos su ayuda descendió un 0,9 % respecto a 2010.

Turquía, en cambio, fue el país que más aumentó su ayuda en 2011 (+38,2 %), seguida de Italia (+33 %), país este último en el que el incremento responde al "aumento de las condonaciones de deuda y al incremento de las llegadas de refugiados provenientes del norte de África", ha precisado la OCDE.

El secretario general de la OCDE, el mexicano Ángel Gurría, ha elogiado a "los países que están manteniendo sus compromisos a pesar de los duros planes de consolidación fiscal" porque "muestran que la crisis no debe ser utilizada como una excusa para reducir las contribuciones al desarrollo de la cooperación", según la misma agencia.

Los presión en los próximos años

La cooperación al desarrollo no es la única vía financiera de ayuda a los países más desfavorecidos, pero "estos duros tiempos de crisis significan también menos inversión y menos exportaciones", ha señalado Gurría.

Entre esos países están Israel (+14,9 %), Nueva Zelanda (+10,7 %), Suecia (+10,5 %), Suiza (+13,2 %), Alemania (+5,9 %) o Corea del Sur (+5,8 %), mientras que entre los que más recortaron su contribución destacan Japón (-10,8 %), Noruega (-8,3 %), Islandia (-18,2 %), Austria (-14,3 %), Bélgica (-13,3 %), Francia (-5,6 %) o Luxemburgo (-5,4 %).

"Los continuos ajustes de los presupuestos de los países de la OCDE ejercerán presión sobre los niveles de ayuda en los próximos años", agregó la OCDE, que recordó que el objetivo de las Naciones Unidas es que la ayuda al desarrollo de los países ricos alcance el 0,7 % de su Producto Interior Bruto (PIB).

Los países que en 2011 superaron ese listón han sido Dinamarca, Luxemburgo, Holanda, Noruega y suecia, mientras que quedaron por debajo Grecia, Italia, Japón y Corea, entre los grandes donantes, y República Checa, Estonia, Hungría Israel o Polonia, entre los menores contribuyentes.

La ayuda de la UE, el 54% del total

La ayuda destinada por los veintisiete Estados miembros de la Unión Europea (UE) supuso el 54 % del total y alcanzó los 73.600 millones de dólares (unos 56.000 millones de euros), lo que supone el 0,42 % de su producto nacional bruto, frente al 0,44 % registrado en 2010.

Por regiones, y según los datos preliminares que maneja la OCDE, la mayor parte de la ayuda de sus Estados miembros recayó en Asia (unos 38.650 millones de dólares o unos 29.400 millones de euros), seguida de África (38.000 millones de dólares o 29.000 millones de euros) y de América (9.900 millones de dólares o 7.530 millones de euros).

Noticias

anterior siguiente