Anterior Una década después del 7J, la amenaza yihadista sigue presente en Londres Siguiente Los líderes de la UE posponen su decisión sobre Grecia hasta el domingo Arriba
File photo of the Azamara Quest cruise ship arriving at Keelung port in northern Taiwan REUTERS
El crucero Azamara Quest. REUTERS

Reparado un crucero a la deriva en Filipinas con 590 turistas y un herido de gravedad

  • Un incendio en la sala de máquinas dejó al buque a la deriva

  • En total hay cinco heridos, el más grave de Guatemala, no español

|

Un crucero con más de 1.000 personas a bordo se dirige hoy hacia Malasia tras pasar cerca de 24 horas a la deriva por un incendio en los motores que causó cinco heridos, entre ellos un guatemalteco, indicaron a Efe fuentes oficiales.

Según el servicio de guardacostas filipino, cinco de los tripulantes del crucero Azamara Quest, que navegaba por el Mar de Joló entre Manila y la ciudad de Sandakan, en Malasia, resultaron heridos por inhalación de humo durante el incendio.

El portavoz del servicio de guardacostas filipino, Alger Ricafrente, indicó a Efe que el herido más afectado, Juan Carlos Rivera Escobar, es de nacionalidad guatemalteca y no española, como señaló por error previamente.

Rivera Escobar, así como los otros cuatro heridos, son miembros de la tripulación afectados por la inhalación de humo durante la extinción del incendio en el crucero, que navegaba por el Mar de Joló entre Manila y Sandakan.

Precisa tratamiento médico

El guatemalteco fue especialmente afectado y necesita tratamiento médico de forma urgente debido a que respiró demasiado humo y estuvo expuesto a altas temperaturas más tiempo que el resto.

"Por desgracia cinco tripulantes inhalaron humo durante el incendio. Están siendo tratados en el centro sanitario del barco", indicó, por su parte, la empresa en un comunicado sin citar las nacionalidades de los afectados.

"La condición del tripulante herido de forma más severa ha mejorado, pero sigue siendo grave", agregó Azamara Club Cruises, compañía internacional con oficinas en Estados Unidos, Alemania, Australia, España e Italia, entre otros países.

Tras ser reparado anoche, el barco se dirige a una velocidad máxima de seis nudos (11 kilómetros por hora) hacia el puerto de Sandakan, en el estado malasio de Sabah, tras partir desde Manila el pasado jueves.

La naviera estima que el barco, de 30.277 toneladas, arribará a su destino en un plazo de entre 24 y 48 horas, dependiendo de las condiciones del mar.
El fuego se produjo el viernes por la noche en la sala de máquinas del crucero, en el que viajan 590 turistas, la mayoría europeos y estadounidenses y 411 tripulantes.

El Azamara Quest partió el 26 de marzo de Hong Kong y tenía previsto llegar a Singapur el 12 de abril, tras parar en Manila, Sandakan y los puertos indonesios de Palapo, Benoa en Bali, Semarang y Komodo.

Más contenidos de Noticias

anterior siguiente