Anterior Shell recortará 6.500 puestos de trabajo este año y recortará su inversión un 20% Siguiente La Audiencia de Palma rebaja la fianza de la infanta Cristina de 2,6 millones a 449.525 euros Arriba

La ONU se prepara para un eventual despliegue de observadores en Siria

  • Baraja varios planes de despliegue de observadores

  • Planea enviar pronto a Damasco un equipo técnico

|

El departamento de Operaciones de Paz de la ONU (DPKO) prepara varios planes para un eventual despliegue de observadores en Siria, en espera de que avance la mediación del enviado especial al país, Kofi Annan, para lograr un alto el fuego, han anunciado este viernes fuentes de la organización.

"El DPKO prepara un plan de contingencia para varios escenarios y será Annan quien decida cómo se pone en marcha de cara a la respuesta del Gobierno sirio al plan de seis puntos que le presentó y cómo responde sobre el terreno", ha dicho el portavoz de la ONU, Eduardo del Buey.

Aunque ha evitado detallar el contenido de las opciones que se barajan para al envío de observadores encargados de comprobar el cese de la violencia, ha recalcado que se trata de "planes" y que "no se puede tener ningún tipo de fuerza de observación de paz en un lugar donde la violencia persiste".

"Habrá que esperar a ver cómo evoluciona la situación sobre el terreno", ha explicado el portavoz, al destacar que será el enviado conjunto de la ONU y la Liga Árabe a Siria, Kofi Annan, quien recomiende uno u otro cuando lo considere oportuno.

Un equipo técnico

Fuentes diplomáticas han indicado por su parte que el DPKO, dirigido por el francés Hervé Ladsous, planea enviar pronto a Damasco un equipo técnico "para hablar de una hipotética misión de observadores", aunque han señalado que es demasiado pronto para saber si la misión se desplegará finalmente.

La idea es "estar preparados" para que, llegado el momento, el despliegue sea lo más efectivo posible, han agregado estas fuentes.

"Estamos muy lejos de una situación de paz, y en un escenario cercano a la guerra civil será muy difícil lograr un alto el fuego efectivo", ha dicho un diplomático occidental a condición de anonimato.

Al tiempo, ha indicado que Annan prevé el envío de una misión de entre 200 y 250 observadores provenientes de misiones ya existentes de la ONU en lugares de Oriente Medio y África.

Garantías de seguridad

Según otra fuente diplomática, una de las preocupaciones y también cuestión abierta, es cómo garantizar la seguridad ante un eventual envío de observadores, pues al quedar eliminada la posibilidad de una misión de paz, correspondería a las autoridades sirias proteger a esos enviados.

El Consejo de Seguridad de la ONU permanece unido en su respaldo a Annan, como también la Liga Árabe, de quien recibirá el lunes a puerta cerrada y mediante videoconferencia desde Ginebra, un nuevo informe sobre cómo evoluciona su labor mediadora.

El presidente sirio, Bachar al Asad, confirmó el jueves que ha aceptado el plan de seis puntos presentado por el enviado.

Los miembros occidentales del Consejo de Seguridad han expresado en los últimos días "cautela" ante los movimiento de Al Asad, de quien esperan no sólo la aceptación del plan de Annan, sino también su aplicación.

"Confiamos plenamente en Annan y ahora hay que darle el tiempo que necesite para que evalúe la situación", han dicho las fuentes diplomáticas consultadas, para las que el exsecretario general de la ONU sabrá cuándo decir "basta" a las autoridades sirias si percibe que no ocurren los avances esperados y lo utilizan como "una herramienta para ganar tiempo".

Segunda cita de los “Amigos de Siria”

Antes del informe de Annan, la comunidad internacional estará pendiente de la celebración de la segunda cita del grupo de "Amigos de Siria", prevista este domingo en Estambul, y que tiene como objetivo forjar una oposición sólida contra Al Asad, con la intención de detener la violencia en Siria y procurar una transición democrática.

Según datos de la ONU, desde el inicio de las protestas en Siria a mediados del pasado mes de marzo, más de 9.000 personas han perdido la vida, mientras que más de 200.000 se han desplazado a otras zonas dentro del país y 30.000 se han refugiado en el extranjero.

Más contenidos de Noticias

anterior siguiente