Anterior Julio se despide con una 'luna azul' Siguiente Malasia investiga si los restos de un avión hallados en el Índico pertenecen al vuelo desaparecido MH370 Arriba

Fracasa la mediación entre Iberia y el Sepla y los pilotos estudian volver a la huelga

  • Pimentel no ha logrado acercar posturas sobre la filial de bajo coste Express

  • La mediación había dejado en suspenso la convocatoria de 24 días de paro

|

La mediación del exministro Manuel Pimentel entre el sindicato Sepla y la dirección de Iberia ha fracasado y los pilotos estudian volver a la huelga en protesta por la filial de bajo coste recién lanzada.

Fuentes del Sepla han informado de que los pilotos van a llevar a cabo asambleas de carácter extraordinario este martes y jueves para analizar la situación y han reconocido que "la posibilidad de la convocatoria de nuevas huelgas está encima de la mesa".

También han acusado a la empresa de “boicotear la negociación”. Fuentes de la aerolínea citadas por Efe se han limitado a decir que el acuerdo “no ha sido posible”.

El fracaso de la mediación ha sido confirmado a Europa Press por responsables del Ministerio de Fomento, quien intercedió para reunir a las partes en un proceso que ha durado 10 días y que parece que solo ha servido para aplazar la huelga (al anunciar la mediación, el Sepla y otros sindicatos suspendieron la convocatoria de 24 paros en fechas clave de marzo, abril y mayo).

Las fuentes del departamento que dirige Ana Pastor han precisado que las partes han mantenido "numerosas” reuniones con Pimentel, por separado y conjuntamente; y que la última tuvo lugar este domingo, fecha en la que precisamente inició sus operaciones Iberia Express, en el centro de este conflicto.

El Sepla considera ilegal la puesta en marcha fuera de la matriz de esta aerolínea porque vulnera un acuerdo recogido en su convenio colectivo de no segregar el negocio de vuelos.

La aerolínea considera imprescindible para la viabilidad económica esa separación de sus operaciones de corto recorrido, donde cada vez pierde más clientes y sufre pérdidas. Los nuevos trabajadores cobrarán salarios más bajos, aunque los empleados actuales mantienen sus condiciones al menos durante los próximos dos años.

Detrás, está el temor de los sindicatos (también mantienen el conflicto Stavla, CNT Y CTA) de que el grupo español quede debilitado dentro de IAG en favor de British Airways, con la que se fusionó hace dos años y que, en contraste con Iberia, ha reforzado su posición desde entonces.

Los sindicatos, principalmente el Sepla, han llevado a cabo ya 12 jornadas de huelga desde diciembre, que según la compañía le han supuesto unas pérdidas de unos 36 millones de euros.

Más contenidos de Noticias

anterior siguiente