Enlaces accesibilidad

Portugal coloca 1.610 millones de euros en bonos a un año y baja el interés al nivel de 2010

  • El tipo ofrecido es del 3,652% frente al 4,943% de la anterior subasta
  • Coloca otros 382 millones en letras a 4 meses al 2,17%, frente al 3,84%

Por

Portugal ha colocado este miércoles 1.610 millones de euros en deuda a un año a cambio de un interés del 3,652%, lo que supone una reducción en 1,3 puntos porcentuales respecto a la emisión anterior, efectuada hace un mes. Entonces, en febrero, Lisboa se vio obligada a ofrecer un tipo de interés del 4,943%. La tasa de esta subasta es la más baja desde noviembre de 2010, según informa la prensa del país vecino.

Además, el Tesoro luso ha informado de que también se vendieron otros 382 millones de euros en letras a cuatro meses con una rentabilidad del 2,17%, lejos del 3,84% pagado a principios de enero en la última subasta de similares características. 

La demanda para comprar los títulos lusos a cuatro meses superó en más de seis veces la oferta, mientras que en el caso de las letras a un año la demanda multiplicó por 2,5 la oferta.

De esta forma, Portugal, cuya financiación todavía descansa en la ayuda internacional que pidió el año pasado a la UE y el FMI, logró colocar en total 1.992 millones de euros -casi el máximo previsto de 2.000 millones- con una penalización significativamente menor que confirma la tendencia positiva de sus subastas a corto plazo de este año.

Deuda a más largo plazo

El éxito de su emisión en la línea a doce meses supone, además, un espaldarazo a las intenciones del Gobierno portugués, que pretende subastar deuda con un plazo cada vez más largo, de hasta 18 meses.

El objetivo del Ejecutivo conservador luso con esta política es convencer a inversores, analistas y agencias de calificación de que es capaz de regresar a los mercados de largo plazo -es decir, subastar obligaciones con un vencimiento superior a dos años- en el segundo semestre de 2013.

Inversores, analistas y agencias de calificación no creen que Portugal pueda alcanzar este objetivo por el comportamiento de sus obligaciones en el mercado secundario -donde se compran y venden los títulos adquiridos en subasta pública-, en el que siguen a tasas consideradas como inasumibles.

El bono a diez años luso cotiza en el mercado secundario en el 12,5%, intereses muy altos, pero lejos de los máximos históricos alcanzados a finales de enero.

La prima de riesgo de Portugal, que ha comenzado la jornada en los 1.067 puntos básicos y ha llegado a los 1.099, bajó después (al contrario que las primas de otros países periféricos) y al cierre de las bolsas se sitúó en los 1.058 puntos.

Noticias

anterior siguiente