Anterior La OMS pide a los países que presten más atención a las olas de calor por su peligrosidad Siguiente Tsipras, dispuesto a aceptar las exigencias de los acreedores con ligeros cambios Arriba

El presidente de Cantabria confiesa que su región no tiene "un euro" para este año

  • Asimismo cree que los problemas de liquidez continuarán este año

  • Lo ha afirmado así a preguntas de directores de centros educativos

|

El presidente de Cantabria, Ignacio Diego, ha asegurado este martes que el Gobierno autonómico no tiene "un euro", los problemas de liquidez van a continuar y la economía regional no soporta otro año más" como 2011, en el que se gastaron 560 millones de euros más de los que se ingresaron.

"Vamos desnudos. No hay un euro", ha confesado abiertamente ante directores de colegios cántabros de Infantil y Primaria que le han preguntado cuándo les van a pagar los atrasos. El presidente ha reconocido que los colegios e institutos han tenido hasta ahora problemas de liquidez y, acto seguido, no ha dudado en admitir que esos problemas van a continuar, porque "no hay dinero".

De momento, este martes se ha ordenado el primer pago de las cantidades atrasadas, pero Diego no ha aclarado cuándo llegará el resto a los centros educativos.

Lo que ha dejado claro es que la situación tampoco es cómoda para él, que tiene que gestionar una situación económica "fruto de la irresponsabilidad de años anteriores". "Para mí es tremendamente desagradable gestionar esta miseria", ha afirmado.

Medidas "ingratas", pero "necesarias"

El presidente ha apelado a la implicación de todos y ha defendido las medidas de ajuste, en las que el Gobierno no va a volver "atrás" y va a seguir "adelante, con manifestaciones o sin ellas".

Entiende que son medidas "ingratas", pero ha dicho que el Gobierno no ha encontrado "otra fórmula" para poder asegurar el objetivo prioritario, el de mantener los servicios básicos "sin renunciar a ningún parámetro de calidad".

Según dice, son necesarias para "devolver a Cantabria la viabilidad económica" y para cumplir los requisitos que se exigen a la comunidad para acceder al crédito y la liquidez.

Tras conocerse el dato del déficit del pasado año, que fue del 4,04 por ciento, espera que el de 2012 se pueda cumplir sin hacer más recortes de los anunciados ya en el plan de ajuste.

No obstante, ha insistido en que el presupuesto es un instrumento "vivo" y el de este año "más que ninguno", porque se tiene que adaptar a las circunstancias. "Si hay que dar nuevos pasos en el futuro, veremos, pero no los avancemos", ha apostillado.

Más contenidos de Noticias

anterior siguiente