Enlaces accesibilidad

La muerte de dos periodistas eleva la tensión entre Siria y Occidente

  • Francia hace responsable al régimen de la seguridad de sus ciudadanos
  • Damasco dice que desconocía la presencia de los periodistas

Por
Marie Colvin, otra víctima más del periodismo de guerra

La muerte este miércoles de dos periodistas occidentales en la ciudad siria de Homs, bastión de los rebeldes, tras un bombardeo de las fuerzas del régimen ha incrementado la tensión entre Occidente y el régimen de Asad. En este sentido, Francia ha manifestado que hace directamente responsable al régimen sirio de la seguridad de sus ciudadanos en el país, según ha dicho este miércoles el ministro de Exteriores, Alain Juppé.

"Esta situación es horrible", ha manifestado Juppé a los periodistas. "Francia considera a las autoridades sirias responsables de las vidas de nuestros ciudadanos, de las vidas de y de los heridos" ha manifestado el responsable de Exteriores francés, según Afp.

Estas declaraciones se producen después de que se conociera la noticia de la muerte dos periodistas, el fotógrafo francés Remi Ochlik y la estadounidense Marie Colvin, en la ciudad siria de Homs en un bombardeo del régimen que alcanzó la vivienda en la que residían.

El Ministerio francés de Exteriores ha convocado a la representante diplomática siria en París tras el el fallecimiento de Ochlik.En la misma línea, el Ministerio británico de Exteriores también ha convocado al embajador de Siria en Londres tras la muerte de Marie Colvin .

Las reacciones tras estas muertes también han llegado desde la jefa de la diplomacia de la Unión Europea (UE), Catherine Ashton, quien ha condenado este miércoles el asesinato de los dos periodistas y ha vuelto a exigir la dimisión del presidente sirio, Bachar al Asad.

"No encuentro las palabras adecuadas para condenar" lo ocurrido, ha dicho Ashton en una rueda de prensa celebrada en un complejo turístico en la costa jordana del mar Muerto, donde participa en una reunión del grupo de trabajo de la UE y Jordania, informa Efe.

"Es una pérdida para todos ustedes como profesionales de los medios de comunicación", ha agregado en alusión al de la periodista estadounidense Marie Colvin y del fotógrafo francés Rémi Ochlik.

Damasco desconocía la presencia de los periodistas

El Gobierno ha lamentado este miércoles el fallecimiento de la periodistas y ha manifestado que "el Ministerio de Información no tiene conocimiento de la presencia o entrada de Marie Colvin y Rémi Ochlik, así como de otros extranjeros, en territorio sirio", ha dicho el ministro de información de Siria, Adnane Mahmoud.

En este sentido, Mahmud ha exigido a "todos los informadores extranjeros que han entrado en Siria de manera ilegal recurrir a los centros de extranjería más cercanos para regularizar su situación de acuerdo a la legislación siria".

Una fuente del ministerio dijo a Efe que los periodistas fallecidos habían entrado de modo ilegal en el país y que en la actualidad el departamento no está facilitando visados a los reporteros extranjeros.

Aumenta la presión internacional

Estas muertes han endurecido aún más las críticas al régimen de Al Asad y los llamamientos para que renuncie. En este sentido se ha manifestado Catherine Ashton, que se ha dirigido a la prensa junto al primer ministro jordano, Aun Jasauneh, ha asegurado que a Al Asad "no le importa matar a su pueblo", por lo que "debe renunciar".

La jefa de la diplomacia europea ha asegurado que los países de la UE están tratando de enviar ayuda humanitaria al pueblo sirio a través de varias organizaciones internacionales.

Asimismo, ha instado al Consejo de Seguridad de la ONU a asumir sus responsabilidades y elogió el papel desempeñado por la Liga Árabe para hacer frente a la situación de Siria.

Una resolución de condena a Damasco y de apoyo a la hoja de ruta diseñada por la Liga Árabe para la transición en Siria no fue aprobada en el Consejo de Seguridad debido al veto de Rusia y China el pasado 4 de febrero.

Medvedev y Ahmadinejad hablan sobre Siria

Mientras, los líderes de los únicos países aliados del régimen, el presidente ruso El presidente ruso Dimitry Medvedev y el iraní, Mahmud Ahmadinejad, han mantenido una entrevista telefónica en la que han dejado claro su rechazo a cualquier intervención extranjera en Siria, apunta Afp.

"Las dos partes han instado a los sirios a superar por sí mismos y tan pronto como sea posible de la crisis por medios exclusivamente pacíficos, sin interferencia externa", han manifestado mediante un comunicado.

Los dos líderes han subrayado “la necesidad de detener la violencia, iniciar un diálogo constructivo entre el gobierno y la oposición sin condiciones previas" y la importancia de “continuar en este país en el camino de la política y socio-económicos, en un ambiente más tranquilo y en el interés de todos los sirios".

Noticias

anterior siguiente