Enlaces accesibilidad

Siria votará el 26 de febrero una Constitución con limitación de mandatos y sin partido único

  • El texto constitucional acaba con el monopolio del partido Baaz
  • Habrá elecciones legislativas tres meses después
  • Francia intenta negociar con Rusia otra resolución de condena en la ONU

Por
El borrador de nueva Constitución siria pone límite al mandato del presidente

El régimen sirio ha dado una vuelta de tuerca para calmar a sus aliados internacionales y recuperar la iniciativa política en Siria con el anuncio de la celebración de un referéndum sobre la nueva Constitución el próximo 26 de febrero que contará con avances tan significativos como la limitación de mandatos al presidente o la desaparición del sistema de partido único.

Estos progresos están matizados con importantes limitaciones: Ni se podrán presentar partidos religosos o regionales -o sea, los Hermanos Musulmanes y los kurdos- ni la limitación se le aplicará ya a Asad, que podrá presentarse a otros dos comicios y perpetuarse en el poder hasta 2028.

Además, la celebración de un referéndum realmente inclusivo en un plazo tan corto -apenas diez días- es especialmente difícil en un contexto de enfrentamiento militar en varias zonas del país, especialmente en ciudades como Homs, que lleva casi dos semanas de bombardeos del ejército y este miércoles ha sufrido la explosión de un oleoducto.

El pasado día 7, la comisión encargada de redactar el borrador de una nueva Carta Magna terminó sus trabajos, centrados en poner fin al monopolio del gobernante partido Baaz y en abrir el sistema político al multipartidismo.

El documento pone límite al mandato del presidente de la República, que será de siete años, y que solo podrá ser renovable por otro más consecutivo, según la televisión oficial.

Sin embargo, en declaraciones a la cadena, un analista ha explicado que el mandato actual del presidente Bachar al Asad, que acaba en 2014, no contaría, por lo que el actual jefe de Estado podría presentarse a los comicios de ese año y, si es reelegido, concurrir a las elecciones siguientes.

Ello supondría que Al Asad, de 46 años, podría permanecer en el poder hasta el año 2028, cuando ya habría cumplido los 62 años.

El texto dispone que tras ese plebiscito se celebrarán elecciones legislativas tres meses después.

Multipartidismo con reservas

La televisión siria ha adelantado que el primer artículo del borrador estipula que el país "es un Estado democrático con soberanía total, por lo que es inaceptable dividirlo y no puede renunciar a ninguno de sus territorios".

El borrador también establece un sistema político multipartidista. "El sistema político del estado se basará en un principio de pluralidad y democracia que se practirará a través de las urnas", recoge el documento según la televisión estatal.

La actual constitución, cambiada por Hafez el Asad en los años 70, establece claramente que el partido gobernante, el Baaz, es "el líder del estado y la sociedad".

El borrador de la Constitución establece que ningún partido nuevo puede basarse en la religicón o los inteeses regionales, lo que evita que se establezcan partidos como los Hermanos Musulmanes, un importante actor en las revueltas, o los partidos kurdos del noroeste, que quieren más autonomía regional o incluso separarse del país.

Además, establece que la religión del presidente de la república es el islam y que la jurisprudencia musulmana es la fuente principal de la legislación.

Un paso adelante para Rusia

Por su parte, la Casa Blanca ha calificado la promesa del régimen de Bachar al Asad de “cómica” y de “burla a la revolución siria”.

"Las promesas de reformas se han seguido generalmente con un aumento de la brutalidad y nunca han sido cumplidas por el régimen desde el comienzo de las manifestaciones pacíficas en Siria", ha manifestado el portavoz de la Casa Blanca, Jay Carney . "Los días del régimen de Assad están contados", ha añadido, según Reuters.

Rusia, sin embargo, considera el proyecto como como “un paso adelante”. El ministro de Exteriores de Rusia, Serguei Lavrov, ha manifestado que “la idea es bienvenida y esperamos que esta Constitución se adopte”, ha dicho Lavrov. “Ciertamente creo que una Constitución que ponga al dominio de un partido en Siria es un paso hacia delante”, ha añadido, según informa Afp.

Sin embargo, Moscú también ha manifestado que no puede apoyar la utilización del Consejo de Seguridad de la ONU para “ayudar a legitimar un cambio de régimen” en Siria, en relación a la propuesta francesa para crear “corredores humanitarios” en el país árabe.

“Si el plan es utilizar el Consejo de Seguridad y Naciones Unidas, temo que la ley internacional no lo permite y nosotros no vamos a apoyar ese enfoque” ha dicho Lavrov citado por la agencia Reuters.

El ministro de Exteriores francés, Alain Juppé ha explicado que ha iniciado negociaciones con Rusia para redactar una nueva resolución  y la creación de "corredores humanitarios" para proteger a la población civil.

"Estamos renegociando una solución del Consejo de Seguridad para persuadir a los rusos", ha declarado Juppé a la cadena de radio France Info. El ministro ha asegurado que la Asamblea General de la ONU votará el jueves una resolución "simbólica" que añadirá presión al gobierno de Bachar Al Asa.

Noticias

anterior siguiente