Anterior Aumenta el número de víctimas civiles en la guerra de Afganistán Siguiente El PP aumenta su distancia con el PSOE, que también sube, mientras Podemos y Ciudadanos pierden fuerza Arriba
 Restos de un embrión de Massospondylus.
Restos de un embrión de Massospondylus.

La guardería de dinosaurios más antigua

  • Hallan diferentes nidos del principio del Jurásico en Sudáfrica

  • Revelan comportamientos de cría de los primeros dinosaurios

|

Huevos, embriones y huellas de dinosaurios. Es el nido más antiguo de estos gigantes jamás descubierto, de 190 millones de años. Ha sido hallado en una excavación en Sudáfrica y los científicos creen que puede arrojar luz sobre el complejo comportamiento reproductivo de los primeros dinosaurios.

En el nido se pueden observar decenas de huevos de Massospondylus, una especie que vivió a principios del Jurásico.

El estudio, publicado por la revista Proceedings of the National Academy of Sciences (PNAS), proporciona la evidencia de que las crías se mantuvieron en el sitio de anidación el tiempo suficiente para por lo menos duplicar su tamaño.

Los primeros dinosaurios eran fieles al lugar de anidación y lo hacían en grupos

Se han descubierto al menos 10 nidos en distintos niveles de la escavación, en uno de los cuales se han podido contar hasta 34 huevos. Muchos de ellos tienen embriones y junto a ellos hay 'pequeñas' huellas de bebés dinosaurio que muestran que 'gateaban' a cuatro patas mientras que sus padres eran bípedos.

Los paleontólogos esperan que haya todavía más nidos a lo largo de este acantilado cubiertos por toneladas de roca.

La distribución de los nidos en sedimentos indican que estos primeros dinosaurios regresaron en varias ocasiones a este sitio para anidar, eran fieles a un mismo lugar, y es probable que se reunieran en grupos (nidificación colonial) para poner sus huevos.

El nido es la evidencia más antigua conocida de tal comportamiento ya que los autores del estudio señalan que el nuevo lugar de anidación es 100 años más antiguo que los restos conocidos con anterioridad.

La madre era de gran tamaño, podía medir hasta seis metros de largo, mientras que sus huevos solo alcanzaban los siete centímetros de diámetro. La estructura encontrada en los nidos sugieren que la mamá dinosaurio organizó con esmero el lugar después de la puesta.

Los científicos esperan que el lugar ayude a encontrar información sobre la biología reproductiva de los primeros dinosaurios, de la cuál hasta el momento casi no existían registros fósiles.

Más contenidos de Noticias

anterior siguiente