Enlaces accesibilidad

El capitán del 'Concordia' pasa la noche en su casa ante la indignación de la sociedad italiana

  • Schettino, bajo arresto domiciliario, ha llegado de madrugada a Sorrento
  • El mal tiempo ha obligado a suspender las tareas de búsqueda

Por
El capitán del Costa Concordia inicia su arresto domiciliario

Solo hay que sintonizar cualquier radio o trastear por Internet para sentir la indignación social en Italia porque el comandante ha pasado la noche en casa.

Tras prestar declaración durante tres horas, la jueza decretaba el arresto domiciliario con carácter preventivo de Francesco Schettino. A su casa de Sorrento ha llegado a las dos y cuarto de la madrugada, escoltado por una patrulla y carabineros.

Ante el magistrado, el comandante del concordia reconoció que había errado en la maniobra pero negó la acusación de abandono de la nave y mantuvo que ha salvado a miles de personas.

Huida bochornosa

Estas declaraciones las hacía mientras todo el mundo escuchaba el sonido original de su conversación con el comandante en tierra, De Falco a quien reconocía que estaba en una barca. Además de ordenarle volver, De Falco advierte: "Mire Schettino, que quizás usted se ha salvado del mar pero yo se las voy a hacer pasar mal".

En esos minutos de conversación se oye la insistencia a Schettino para que vuelva a su barco. El tono airado de De Falco, que desde Livorno se da cuenta de lo que pasa, contrasta con la parsimoniosa voz del comandante de la nave que se expresa en tono bajo aparentando una ausencia autista en una situación límite en la que centenares de personas se están tirando al mar y le aseguran que hay ya muertos en su barco. El juez ha solicitado un informe toxicológico para comprobar si había bebido o consumido alguna sustancia.

El balance provisional de la tragedia es de 11 muertos y 23 desaparecidos. Un pasajero alemán dado por perdido apareció este martes en su país.

Suspendidas las tareas de búsqueda

Las malas condiciones meteorológicas han obligado a suspender la búsqueda de desaparecidos a primera hora de la mañana. A las 8.00, los equipos de rescate han detenido la inspección del crucero, debido a que el barco ha cambiado de posición y representa un riesgo para los buzos.

Además de encontrar a los desaparecidos, la otra prioridad es extraer el combustible del navío. En la isla están los generadores necesarios para calentar el gasóleo y camiones cisterna para transportarlo. No obstante, faltan varios días para empezar el vaciado de los tanques.

Noticias

anterior siguiente