Anterior Los presupuestos para 2016 contemplan un aumento de los ingresos tributarios del 4%, hasta 193.520 millones Siguiente El resto del avión hallado en las costas de la isla de Reunión llega a París para su análisis Arriba
El primer ministro portugués Pedro Passos Coelho (d) conversa con el ministro de Finanzas, Vitor Gaspar, (i), en el parlamento
El primer ministro portugués Pedro Passos Coelho (d) conversa con el ministro de Finanzas, Vitor Gaspar, (i), en el parlamento. EFE

El Parlamento portugués aprueba los presupuestos de 2012 que recortan el gasto

  • Los conservadores hacen valer su mayoría y el Partido Socialista se abstiene

  • Los recortes son necesarios para recibir el rescate financiero de Europa

  • El IVA pasa del 13 al 23% para conseguir más ingresos y reducir el déficit

|

El Parlamento de Portugal ha aprobado este miércoles los duros presupuestos del Estado para 2012 con los que espera cumplir las exigencias del rescate financiero que obtuvo en mayo gracias a la mayoría absoluta del Gobierno conservador.

El Partido Socialista, principal grupo de la oposición tras perder las elecciones anticipadas de junio pasado, se ha abstenido en la votación y las tres formaciones de la izquierda marxista han rechazado la propuesta en medio de fuertes críticas a su impacto social y a la recesión y desempleo que puede generar.

Los presupuestos recogen fuertes recortes del gasto e inversión del Estado, rebajas de salarios para funcionarios y pensionistas, que en muchos casos perderán una o dos de sus pagas extra, y aumentos generalizados de impuestos que en el caso del IVA pasará del 13 al 23% en diversos servicios y alimentos.

"No hay duda de que este es el presupuesto más estricto en la historia de la democracia portuguesa, pero es necesario para recuperar la confianza de los mercados y los socios internacionales", ha declarado el ministro de Finanzas, Vitor Gaspar, durante el debate. El ministro ha justificado los ajustes por la necesidad de cumplir con los compromisos alcanzados con la Unión Europea y el Fondo Monetario Internacional (FMI) a cambio del rescate, entre ellos reducir el déficit público desde el 9,8% de 2010 hasta un 4,6% en 2012.

La oposición socialista, satisfecha

Por su parte, el jefe del grupo socialista, Carlos Zorrinho, ha explicado que al abstenerse en la votación el PSP permanecía "fiel a su sentido de responsabilidad como firmante" del acuerdo de rescate.

El líder de los socialistas, Antonio José Seguro, que no intervino en el debate, se ha mostrado satisfecho y con "la conciencia tranquila" por la actitud de su partido ante los presupuestos, tras destacar, en declaraciones a los periodistas, que gracias a su "lucha", el texto final es "menos injusto".

"No conseguimos tanto como hubiésemos querido, pero logramos que el Gobierno cediese en alguna cosa", ha resaltado el secretario general del PS en referencia a los cambios en los recortes a las pagas extra de trabajadores del sector público y pensionistas, que finalmente sólo afectarán a quienes reciban más de 600 euros mensuales.

Mientras los diputados daban su visto bueno a los presupuestos para 2012, en el exterior del Parlamento varios centenares de personas se manifestaron en rechazo a las nuevas medidas de austeridad.

Miembros de las Fuerzas Armadas lusas, afectadas también por los recortes, participaron en esa protesta y anunciaron que van a entregar un documento al jefe de Estado luso, el conservador Aníbal Cavaco Silva, para solicitar que vete los presupuestos.

Más contenidos de Noticias

anterior siguiente