Enlaces accesibilidad

El tercer día de enfrentamientos en la plaza Tahrir deja ya decenas de muertos

  • La Policía lanza gases lacrimógenos contra pequeños grupos de opositores
  • Matones del régimen atacan a los opositores con palos y cuchillos
  • Dimite el ministro de Cultura por la represión
  • Hay más de 1.250 heridos desde el sábado

Por
Protestas en Egipto contra el poder de los militares

La plaza Tahrir de El Cairo y las calles aledañas han vuelto a ser escenario este lunes de enfrentamientos entre opositores al gobierno militar y las fuerzas de seguridad. Desde que la protesta comenzó el sábado, hay al menos 33 muertos y 1.250 heridos, según ha informado una fuente del hospital Zainhum.

Este lunes, la Policía ha disparado gases lacrimógenos contra cientos de manifestantes que se han concentrado en grupos pequeños en la plaza y sus alrededores, que han respondido lanzando piedras, según imágenes transmitidas en directo por la televisión estatal. Además, grupos de baltaguiya o matones del régimen han atacado a los opositores con palos y cuchillos.

Ahmed Maher, coordinador y fundador del Movimiento 6 de Abril, ha explicado a EFE que la nueva ofensiva es un "intento de retomar el control de la plaza por parte de las fuerzas de seguridad con apoyo de la Policía Militar", y ha asegurado que hay muchos heridos.

El ministro egipcio de Cultura, Emad Abu Ghazi, ha presentado su dimisión por el "tratamiento del Gobierno de los últimos acontecimientos en la plaza Tahrir", según publica el diario Al Ahram en su página web.

Estos enfrentamientos tienen lugar una semana antes de las primeras elecciones parlamentarias desde la caída en febrero del presidente Hosni Mubarak, que tendrán lugar el 28 de noviembre.

Los manifestantes exigen el fin del gobierno militar que rige los destinos del país desde la caída de Mubarak. El objetivo principal de las iras de los manifestantes es el mariscal Hussein Tantaui, jefe del Consejo Supremo de las Fuerzas Armadas.

El Gobierno culpa a los "infiltrados"

El responsable de seguridad en el Ministerio egipcio del Interior, Sami Sidhom, ha declarado que quienes alimentan los disturbios "no son los activistas sino los matones".

Sidhom ha asegurado a la televisión estatal egipcia que "son los baltaguiya infiltrados quienes están intentando entrar en el Ministerio de Interior y atacan a la Policía".

El responsable ha revelado que los servicios de seguridad se han reunido esta noche con representantes de los activistas y les han pedido que echen a los baltaguiya de la plaza a cambio de que la Policía detenga sus intervenciones.

Según esta versión, los servicios de seguridad y los activistas de Tahrirhan alcanzado un acuerdo, con la mediación del jeque de la mezquita Omar Makran de Tahrir, Mazhar Shahin, para que los manifestantes establezcan comisiones populares para garantizar la seguridad en la plaza y echar a los infiltrados.

"Nosotros intervenimos contra los matones que están infiltrados entre los manifestantes. Los manifestantes tienen todo el derecho a protestar", ha insistido. El responsable policial ha lamentado que los activistas no hayan cumplido esta mañana dicho acuerdo.

Sin embargo, el activista Mahmud Afifi, del Movimiento 6 de Abril, ha declarado a EFE que el clérigo Shahin les anunció que había conseguido convencer a las fuerzas de seguridad para establecer una tregua, pero que acto seguido la Policía reanudó el hostigamiento.

"No hay infiltrados entre nosotros. ¿Cómo puede distinguir el Ministerio del Interior entre un infiltrado y un activista? Sus balas tampoco distinguen..." , ha sentenciado Afifi.

Noticias

anterior siguiente