Enlaces accesibilidad

El partido de Suu Kyi decide regresar a la política birmana tras dos décadas de persecución

  • La Junta ha retirado las restricciones legales que impedían que se presentara
  • El partido opositor venció por amplia mayoría las elecciones de 1990

Por
Aung Sang Su Kyi Nobel de la Paz, participará en las próximas elecciones Birmanas

La mayor formación opositora birmana, la Liga Nacional por la Democracia que lidera la nobel de la paz, Aung San Suu Kyi, ha decidido este viernes pedir su legalización para regresar a la política tras más de dos décadas de persecución gubernamental.

Esta decisión se ha adoptado en la reunión celebrada en Rangún por el comité central del partido a raíz de que el nuevo Gobierno de Birmania (Myanmar) formado por exgenerales del anterior régimen militar, retirara las restricciones legales que impedían su participación activa en la política.

"La LND ha decidido inscribirse de nuevo como partido y pugnar en las próximas elecciones por 48 escaños vacantes", ha anunciado Suu Kyi en una nota dirigida a la prensa al final de la votación realizada durante la reunión a la que asistieron un centenar de delegados de diferentes regiones del país.

Esta previsto que el Gobierno presidido por el exgeneral Thein Sein, convoque elecciones legislativas en aquellas circunscripciones para ocupar los escaños del Parlamento que están vacantes.

Punto de inflexión

El partido de Suu Kyi, que ganó por amplia mayoría las elecciones celebradas en 1990 y cuyos resultados nunca han sido aceptados por los militares, fue ilegalizada por negarse a participar en los comicios de noviembre del año pasado, y que boicoteó al considerar que eran antidemocráticos.

Durante las últimas dos más de dos décadas, varios cientos de miembros de la LND han sido detenidos, otros muchos han muerto en prisión y el partido se ha visto obligado a cerrar todas las representaciones que tenía repartidas por el país.

El pasado 5 de noviembre el presidente de Birmania firmó el decreto de aprobación de las enmiendas introducidas en la ley de partidos políticos, que ha abierto la vía a la Liga Nacional por la Democracia para solicitar su legalización.

Una de las tres cláusulas que fueron eliminadas de la citada ley, prohibía ser miembro de un partido político a toda persona condenada por un tribunal de justicia, que es el caso de Suu Kyi y de otros miles de activistas opuestos al anterior régimen militar.

Noticias

anterior siguiente