Enlaces accesibilidad

Turquía y la Liga Árabe piden proteger ya a los civiles sirios pero sin intervención extranjera

  • Marruecos asegura que la suspensión de Siria en la Liga Árabe ya es efectiva
  • Turquía amenaza: "El régimen sirio pagará muy caro por lo que hizo"
  • Mientras, sigue la violencia en Siria y este miércoles han muerto 16 personas

Por
La Liga Árabe se reúne por primera vez sin Siria

Los ministros de Exteriores de la Liga Árabe y Turquía han celebrado este miércoles una reunión extraordinaria en Rabat, Marruecos, en la que Siria no ha estado presente por primera vez, lo que ha supuesto que la suspensión de este país como miembro de la Liga ha entrado ya en vigor.

De otro lado, los líderes han pedido que se tomen "medidas urgentes" para proteger a los civiles sirios de la violencia de las fuerzas leales al presidente Asad. En una declaración emitida después de su encuentro, también han querido matizar que para llevar a cabo dicha protección están "en contra de toda intervención extranjera en Siria".

Antes de su encuentro el responsable de Exteriores marroquí, Taieb Fasi Fihri, anticipaba la postura respecto a Damasco "A la espera de una respuesta absoluta y clara de Siria al plan de paz de la Liga Árabe el régimen de Damasco ha quedado suspendido de la organización".

De momento no ha habido una petición formal para que Asad abandone el cargo. El único país miembro que lo ha pedido hasta el día de hoy ha sido el rey jordano Abdulá y es una demanda clara de Estados Unidos que el pasado martes solicitó un mensaje "claro" por parte de la Liga.

Boicot de Siria

Esta reunión se produce cuatro días después de que la Liga Árabe decidiera suspender a Siria ante su negativa a aplicar la Hoja de Ruta aceptada, en la que se comprometía a abandonar la violencia y a conceder una amnistía a todos los presos de las protestas.

Tras no darse ninguno de estos pasos, la Liga convocó el encuentro de este miércoles y Siria, tras haber procedido a la liberación de más de 1.000 presos, anunció que, por primera vez, no estaría presente: "A la luz de las decisiones tomadas en Marruecos, Siria ha decidido no participar en el encuentro de la Liga en Rabat", comunicaba la agencia de noticias oficial siria.

Por su parte, el ministro de Exterories marroquí había manifestado que los "colegas sirios" serían bienvenidos. Con todo, su ausencia ha sido interpretada como una aplicación inmediata de su suspensión como miembro de la Liga.

"El régimen sirio pagará muy caro por lo que hizo", ha declarado el ministro turco de Asuntos Exteriores ,Ahmet Davutoglu, a la apertura del Foro de Cooperación Turco-Árabe en Rabat.

El ministro comentó a los periodistas desde la represión de seis meses en Siria por el régimen del presidente Bashar al-Assad, antes de regresar a los jefes de la diplomacia de la Liga Árabe.

El papel turco

Turquía ha desempeñado en los últimos días un papel clave en la creciente presión contra Asad, algo que Estados Unidos ha celebrado En declaraciones desde el avión Air Force One, que trasladaba al presidente de EE.UU., Barack Obama, a Australia para la segunda etapa de una gira por Asia Pacífico, el consejero adjunto de Seguridad Nacional de la Casa Blanca, Ben Rhodes, ha afirmado que esa iniciativa pone de manifiesto que el régimen del presidente sirio está cada vez más "aislado".

"Damos una gran bienvenida a la firme posición que ha adoptado Turquía y creemos que envía un firme mensaje al presidente Asad de que no puede reprimir las aspiraciones de su pueblo", ha declarado Rhodes, que ha añadido "Creemos que refuerza el hecho de que debería dimitir porque es lo que más conviene al pueblo sirio".

El ministro de Energía turco, Taner Yildiz, ha amenazado con cortar el suministro eléctrico a Siria si el régimen que dirige Bashar el Asad comete "crímenes contra la humanidad".

"Desde hoy mismo comenzamos a dar electricidad a Siria. Sin embargo, si el curso de los acontecimientos continúa de esta manera, nos veremos obligados a examinar esta decisión", ha declarado Yildiz a la prensa durante una reunión con la patronal turca TÜSIAD.

Turquía es uno de los principales socios comerciales de Siria, especialmente desde la mejora de relaciones de los últimos años, y numerosas pequeñas y medianas empresas de las provincias fronterizas comercian con el país árabe, aunque la situación ha dado un vuelco desde el inicio de la revuelta contra el régimen de Asad.

Desde mediados de marzo pasado, Siria es escenario de revueltas populares contra el régimen de Bachar Al Asad que han causado la muerte de más de 3.500 personas, según las últimas cifras difundidas por las Naciones Unidas.

La violencia no ha disminuido en las últimas semanas, pese a que el pasado 2 de noviembre Damasco aceptara poner un marcha una iniciativa de la Liga Árabe para poner fin a la crisis.

Por ello, el pasado sábado, la organización panárabe consideró que Siria no había adoptado las medidas acordadas y decidió suspender su participación como miembro de la organización.

Noticias

anterior siguiente