Enlaces accesibilidad

Monti acepta ser nuevo primer ministro de Italia tras lograr el apoyo de los principales partidos

  • Se muestra convencido de que Italia saldrá de una "situación difícil"
  • Se reunirá el miércoles con Napolitano para comunicar su decisión
  • El visto bueno del partido de Berlusconi, clave en las conversaciones
  • El bono alcanza los 7% y la prima de riesgo supera los 500 puntos

Por
En Italia siguen las negociaciones para formar gobierno

El excomisario europeo Mario Monti  se reunirá con el presidente de la República, Giorgio Napolitano, el próximo miércoles para aceptar el encargo de ser el nuevo primer ministro y comunicarle los nombres de su gobierno tras lograr el apoyo necesario de las fuerzas políticas y sociales para formar un nuevo ejecutivo.

Sin confirmar explícitamente si será capaz de formar un nuevo gobierno, Monti ha hecho ver por sus comentarios que todos los posibles obstáculos han sido superados y que "el marco de actuación está claramente dibujado", en referencia al futuro programa de Gobierno.

"Me gustaría confirmar mi absoluta serenidad y convicción en la capacidad de nuestro país para superar esta fase difícil", ha declarado en una breve comparecencia ante los medios de comunicación tras las dos jornadas de reuniones para comprobar de qué apoyos disponía.

El economista ha recibido el apoyo de los dos principales partidos italianos, el hasta ahora opositor Partido Demócrata (PD) y el Pueblo de la Libertad (PdL) de Berlusconi, al final de una ronda de contactos en la que solo la Liga Norte ha expresado su decisión de votar en contra de la investidura de Monti como próximo primer ministro.

Reunión con Napolitano

Tras las consultas, Monti ha confirmado quese reunirá el miércoles con Napolitano para "informar de sus conclusiones", que es la expresión formal usada en estos casos para darle a conocer su programa.

Antes, fuentes de la Presidencia de la República comunicaban que Monti había solicitado una audiencia con el jefe del Estado para el miércoles en torno a las 11.00 hora local.

Monti también expresado su satisfacción por el "trabajo duro y fructífero" realizado durante las conversaciones con las formaciones políticas y los agentes sociales, de los que ha destacado su "disponibilidad" y sus aportaciones concretas sobre los sacrificios que deben hacerse a nivel general

"He encontrado en todos la conciencia plena y madura del momento de la emergencia. Estoy impresionado por el sentido de la responsabilidad de todos", ha asegurado el excomisario europeo.

Visto bueno de los berlusconianos

El espaldarazo definitivo para el nuevo ejecutivo ha llegado de Angelino Alfano, el secretario general del PdL, el partido del primer ministro saliente, Silvio Berlusconi, que ha augurado que Monti tendrá éxito en la formación de un gobierno técnico, que se votará a lo largo de esta semana.

Alfano ha acudido al palacio Giustiniani, donde Monti tiene su despacho de senador vitalicio, junto a Fabrizio Cichitto, portavoz de la Cámara de Diputados y Maurizo Gasparri, portavoz en el Senado.

"Hemos reiterado que los compromisos contraídos con la Unión Europea son la piedra angular de nuestro compromiso programático", ha reiterado Alfano al salir de la reunión, que ha calificado de "positiva y bastante larga" porque se han tratado muchos temas.

"Estamos trabajando como auspició Berlusconi por el bien de Italia y por el interés de la nación. Pensamos, a la luz de los hechos, que el intento de Monti de formar Gobierno llegará a buen término", ha concluido.

Alfano no ha hecho referencia alguna a la presencia de políticos en el Gobierno Monti, ni al límite en el tiempo de este Ejecutivo que el PdL desea que termine en cuanto ejecute las reformas económicas para convocar después elecciones anticipadas.

Al PdL no le gusta la idea de Monti de formar un gobierno no solo técnico; también con políticos, y de aguantar hasta el fin de la legislatura, es decir, 2013.

Este apoyo no le ha salido gratis al partido de Berlusconi, ya que el hasta ahora ministro de Interior de Italia, Roberto Maroni, ha anunciado la ruptura de la Liga Norte con el PdL por el apoyo brindado por este al futuro Gobierno de Mario Monti.

Maroni, que pertenece a la federalista Liga Norte, ha asegurado que las divergencias entre su partido y el PdL sobre la creación del Gobierno que liderará el excomisario europeo "significa una ruptura con la Liga, de la que tomamos nota, y nos asigna un puesto en la oposición".

Apoyo del centro-izquierda

Por su parte, el secretario general de la fuerza progresista italiana Partido Demócrata (PD), Pierlugi Bersani, ha declarado tras su encuentro con Monti que da su pleno apoyo al nuevo gobierno.

Una representación de PD ha visitado el palacio Giustiniani, donde Monti tiene su despacho de senador vitalicio, y a su salida Bersani ha declarado a los periodistas que "se debe dar a la política y a los grupos parlamentarios la tarea de organizar el recorrido para llevar cabo reformar urgentes".

Bersani se ha referido a "la reforma electoral, a la reducción del número de parlamentarios y la reforma de la regulación parlamentaria" para "afrontar" la emergencia".

Reunión con agentes sociales

El acuerdo alcanzado por Monti para formar gobierno era detallado a primera hora de la tarde por uno de los interlocutores de los agentes sociales.

"Monti nos ha dicho que ha alcanzado un acuerdo con las principales fuerzas políticas para tener una consistente fuerza parlamentaria que lo apoye y que enseguida estará en disposición de presentar la lista de ministros", ha detallado el secretario de la Confederación Italiana de los Sindicatos de Trabajadores (CISL), Raffaele Bonanni, en una rueda de prensa inmediatamente después de reunirse con él.

El economista "nos ha dicho cuáles son sus deseos y ha añadido que tiene casi preparada la lista de ministros", añadía, por su parte, el presidente de la Red de Empresas de Italia, Iván Malavasi, durante otra comparecencia ante los medios.

Tanto Malavasi como Bonanni se han unido al apoyo al próximo Gobierno de Monti que ha expresado también este martes la presidenta de la patronal italiana Confindustria, Emma Marcegaglia, quien, a preguntas de los periodistas, ha negado que vaya a formar parte del Ejecutivo.

"El profesor Monti nos ha dicho que quiere crear rápidamente un Gobierno para sacar a Italia de la emergencia", ha comentado Marcegaglia, quien ha indicado que el objetivo del excomisario es centrarse en el crecimiento económico y establecer las bases del desarrollo del país en la próxima década.

Bono en zona roja

Antes, el excomisario ha mantenido un almuerzo de trabajo con el presidente de la República entre la incesante presión de los mercados, que han colocado la deuda italiana en rentabilidades superiores al 7% y la prima de riesgo sobre los 500 puntos básicos.

La semana pasada, la prima de riesgo tocó los 575 puntos y el rendimiento de los bonos a diez años se colocó en 7,25%, pero con la hipótesis de un Gobierno presidido por Monti, el diferencial entre los títulos alemanes e italianos había comenzado un ligero descenso bajando incluso de los 500 puntos básicos.

Sin embargo, el llamado "efecto Monti" no pareció afectar a los inversores, ya que el lunes, después de abrir en torno a los 450 puntos básicos, la prima de riesgo italiana llegó a rozar los 500.

También este martes la Bolsa de Milán ha abierto a la baja y, tras los primeros minutos de cotización, su índice selectivo, FTSE MIB, cedía un 1,11 %, para situarse en 15.292,46 puntos.

Bruselas: El balón en el tejado de Monti

Así las cosas la Comisión Europea ha recordado que depende de Monti tomar las decisiones correspondientes para responder con determinación a los desafíos "urgentes" que afronta Italia.

"No tengo ningún comentario al respecto. El balón está en el tejado de Italia y el señor Monti tiene la jugada", ha puntualizado el portavoz comunitario de Asuntos Económicos y Monetarios, Amadeu Altafaj, en la rueda de prensa diaria de la Comisión.

"Deseamos trabajar con el señor Monti y el Gobierno que se forme, y dado que los desafíos son apremiantes, urgentes, requieren una respuesta decidida" por parte del nuevo Ejecutivo, ha señalado.

Mientras tanto, el presidente del Consejo Europeo, Herman van Rompuy, ha declarado que ve a Mario Monti "muy motivado" para poner en marcha políticas que combinen el crecimiento económico con la austeridad de las cuentas públicas.

Monti tendrá que hacer frente a una tarea "muy, muy delicada, pero necesaria", ha añadido Van Rompuy en un coloquio en Bruselas.

Noticias

anterior siguiente