Enlaces accesibilidad

El acuerdo para el gobierno de unidad en Grecia sigue atascado pese a la dimisión de Papandréu

  • El anuncio del nuevo Ejecutivo heleno se retrasa a este jueves
  • Papandréu deja de dirigir el gobierno para dar paso a una coalición
  • El aspirante más citado para sucederle, Papademos, sigue negociando

Por
La búsqueda del gobierno de unidad nacional en Grecia va más lento de lo esperado

El acuerdo para la formación del nuevo Gobierno griego de unidad ha sido pospuesta hasta este jueves ya que socialdemócratas y conservadores mantienen sus diferencias tras varios días de negociación. Y ello pese a que el primer ministro, Yorgos Papandréu, se ha reunido con el jefe del Estado para presentarle su dimisión.

A última hora de la tarde de este miércoles, una nota de la presidencia de la República anunciaba el retraso del anuncio, que se espera desde hace dos días toda vez que el fin de semana los dos grandes partidos acordaron los términos generales para poner en marcha una coalición que aplicará el acuerdo internacional de rescate a cambio de más recortes.

Hoy dejamos de lado nuestras diferencias

Antes de su reunión con el presidente Carolos Papulias, Papandréu se ha dirigido a la nación por televisión para anunciar que se disponía a cesar y la formalización del acuerdo de gobierno. "Hoy dejamos de lado nuestras diferencias y un Gobierno de (varias) fuerzas políticas asume el poder", ha dicho Papandréu, citado por Efe.

Los conservadores pasan la pelota

Pero después de la reunión, a la que también había sido citado Antonis Samarás, líder de Nueva Democracia (principal grupo de la oposición), no se ha producido el esperado anuncio del nuevo Gobierno.

Tras ese encuentro, que se reanudará este jueves a las 10.00 hora local (09.00 en la España peninsular), Samarás ha pasado la responsabilidad al Pasok de Papandréu. "Nueva Democracia no será parte del problema. La decisión sobre quién será el nuevo primer ministro corresponde a quien tiene la mayoría parlamentaria", ha dicho el dirigente conservador citado por Reuters.

Más allá, incluso no está claro que este partido acepte que sus miembros asuman carteras en el nuevo gabinete. El martes, además, Samarás se resistió a firmar por escrito el compromiso que pide la Comisión Europea a los líderes griegos del nuevo escenario político para desbloquear los próximos créditos que el país necesita para no quebrar este mes de diciembre.

Del lado del Pasok tampoco ha habido aún reacciones al nuevo retraso. Antes, Papandréu había anunciado que "las fuerzas políticas se habían "unido para garantizar al pueblo griego que en los próximos meses se hará lo necesario no solo para permanecer en el euro sino para cumplir el acuerdo del 26 y 27 de octubre". Samarás ha dicho que cumplirá con ese acuerdo porque es "inevitable" para la estabilidad del país.

Ese pacto con la UE condona el 50% de la deuda soberana griega por valor de 100.000 millones de euros y otorga un segundo rescate millonario (tras el acordado en 2010 que ha profundizado la recesión económica del país) a cambio de nuevos recortes de gasto, privatizaciones y despidos en el sector público.

Quinielas y condiciones del nuevo primer ministro

En cuanto a la persona encargada de liderar el nuevo gobierno, ha vuelto a cobrar fuerza el nombre del exvicerpesidente del Banco Central Europeo (BCE) Lucas Papademos.

Entrada la noche de este miércoles, una fuente gubernamental citada por Reuters ha dicho que Papademos estaba negociando con Papandréu y Samarás y condiciona su nombramiento al compromiso formal de los dos grandes partidos con el nuevo rescate y a que el nuevo gobierno pueda ejercer más allá de febrero, fecha en principio acordada para las elecciones anticipadas. Según la fuente, Papandréu está de acuerdo con las condiciones y ha instado a Samarás a hacer lo mismo.

Dado que la candidatura de Papademos no se había impuesto como estaba previsto este miércoles, los medios griegos han apuntado otros nombres, fundamentalmente el del presidente del Parlamento, Filipos Pechalnikos; pero también el presidente del Tribunal Europeo de Justicia, Vassilios Skouris; o el defensor del pueblo europeo, Nikoforos Diamanduros. Oficialmente, los líderes de los partidos no se han pronunciado sobre estos nombres. 

Por su parte, los dos partidos de izquierda, el partido comunista KKE y la Coalición de Izquierda Radical (Syriza) han dicho que no participarán en el nuevo Gobierno. El partido de extrema derecha LAOS, que sí estaba dispuesto, parece distanciarse también. Su líder, Yorgos Karatzaferis, que había sido convocado a la reunión de esta tarde en la Presidencia, se ha retirado antes de su inicio denunciando los "juegos tácticos" de los dos grandes partidos.

Pese a que las encuestas les castigan, en el actual Parlamento Pasok y Nueva Democracia, cuentan por sí solos con una amplia mayoría en el Parlamento, suficiente para aprobar esas medidas que eviten la bancarrota del país, que se produciría en diciembre si no llegan los préstamos internacionales.

Papandréu, que se ha despedido con emoción del cargo (aunque formalmente sigue siendo el mandatario), accedió al poder a finales de 2009 y ha visto condicionado todo su mandato a la grave crisis financiera del país heredada de los gobiernos anteriores (de conservadores y socialdemócratas).

Noticias

anterior siguiente