Enlaces accesibilidad

El ministro de defensa israelí asegura que "todavía" no se ha dedicido ninguna operación contra Irán

  • "Una guerra no es un picnic. Queremos un picnic, no una guerra", asegura
  • Francia se inclina por más sanciones
  • "Estamos preocupados por que Irán se pase de la raya", admite Juppe

Por

El ministro de Defensa israelí, Ehud Barak, ha dejado claras las intenciones de Israel respecto a un eventual ataque contra Irán coordinado con Estados Unidos y Reino Unido: "La guerra no es un picnic. Queremos un picnic, no queremos una guerra", ha declarado a la radio israelí y además, ha puntualizado: "Israel no ha decidido todavía embarcarse en ninguna operación".

Eso sí, también ha dejado abierta la puerta a algún tipo de iniciativa en función de las actividades de Irán: "Desafortunadamente hay situaciones ante las que no podemos quedarnos indiferentes y tenemos que mirar por nuestra seguridad. Por eso, todas las puertas están abiertas".

Por su parte, Francia ha asegurado estar "muy preocupada" por la militarización potencial del programa nuclear de Irán, pero se opone a cualquier ataque contra la República Islá mica porque podría causar un daño irreparable, según ha explicado el ministro de Exteriores, Alain Juppe.

Rumores de la operación

"Estamos preocupados por que Irán se pase de la raya. Desestabilizaría seriamente la región", ha declarado Juppe a la cadena de radio RTL. "La posición de Francia es firme: si hay que reforzar las sanciones, estamos listos", ha añadido.

"Creo que debemos hacer todo lo que podamos para evitar el daño irreparable que podría causar una acción militar", ha dicho el ministro francés. Hasta ahora se han aplicado cuatro rondas de sanciones, pero Rusia y China, miembros del Consejo de Seguridad, ya han advertido que se opondrán a nuevas medidas similares.

El lunes se filtraron algunos datos del informe que el Organismo Internacional de la Energía Atómica (OIEA) tiene previsto difundir esta semana, y que supuestamente apunta a que Irán estaría a punto de obtener la bomba. Durante los últimos días ha aumentado la sospecha de que Israel podría reaccionar a este informe con un ataque sobre instalaciones nucleares iraníes.

Noticias

anterior siguiente