Anterior Ciudadanos insiste en que "cuantos menos escaños" tengan PSC y comunes, menos "tentativa" de tripartito Siguiente Cuatro heridos en un "intento de atentado terrorista" con explosivos en el centro de Nueva York Arriba Ir arriba
Merkel tacha a Papandréu de "irresponsable" y París le pide que diga si quiere estar en el euro

Merkel tacha a Papandréu de "irresponsable" y París le pide que diga si quiere estar en el euro

  • Europa amenaza a Atenas con bloquear 8.000 millones si no sigue el rescate

  • Merkel pide "claridad" a Grecia para que siga vigente la ayuda europea

  • Barroso advierte a Grecia de consecuencias "dolorosas" si se rechaza el plan

  • Papandréu ha convocado un referéndum sobre el rescate y la quita

|

El presidente francés, Nicolas Sarkozy, y la canciller alemana, Angela Merkel, han adoptado una posición negociadora dura con el primer ministro griego, Yorgos Papandréu, en Cannes. Tras mantener una reunión con él este miércoles, los líderes de Francia y Alemania han anunciado la suspensión del próximo tramo del préstamo a Grecia en tanto no se resuelva las "dudas" que ha generado el anuncio de la convocatoia de un referéndum en Grecia para aprobar los recortes, una consulta que el Ejecutivo de Papandréu ha vuelto a señalar que ya era conocido.

Merkel ha exigido "claridad" al primer ministro griego si quiere seguir siendo receptor de la solidaridad europea. La jefa del Ejecutivo federal estudiará junto con otros lideres europeos si el programa de ayuda financiera a Atenas sigue vigente. La canciller germana ha hecho estas declaraciones tras entrevistarse con el primer ministro turco, Recep Tayip Erdogan, de visita oficial en Berlín y bromear sobre que se lleva bien con los turcos y los griegos "siempre que sean razonables".

Atenas se juega mucho en el envite porque necesita liquidez de forma inmediata, como muy tarde, en diciembre carecerá de recursos para pagar las pensiones y a los funcionarios.

En similares términos a los de Merkel se ha pronunciado el primer ministro francés, François Fillon, quien ha lamentado la decisión del Gobierno griego y ha pedido al país heleno que diga "rápido y sin ambigüedad si quiere conservar su lugar en la zona euro". Fillon ha lamentado "solemnemente ese anuncio tomado de manera unilateral" que "puede tener consecuencias muy graves para Grecia y el resto de Europa".

Mientras, el presidente de la Comisión Europea, Jose Manuel Durao Barroso, ha advertido a Grecia a su llegada a Cannes (Francia) de que "sin el acuerdo de Grecia con la UE y el FMI, las condiciones para los ciudadanos griegos serán mucho más dolorosas, y sobre todo para los más vulnerables. Las consecuencias son imposibles de predecir".

Los líderes europeos intentarán convencer a Papandréu de que apruebe el plan de rescate en el Parlamento griego, antes de la convocatoria del reférendum, según una fuente de la Comisión Europea. "Si el viernes el gobierno griego supera la moción de confianza" en el Parlamento de Atenas, es razonable pensar que "los parlamentarios helenos pueden adoptar formalmente el programa de ajuste" antes de organizar la consulta.

Críticas a Papandréu

El Gobierno alemán ha acusado veladamente al primer ministro griego de falta de responsabilidad. El portavoz del Ejecutivo federal, Steffen Seibert, ha afirmado que "Grecia también tiene una responsabilidad" para con el resto de países de la UE, que en los últimos meses se han mostrado a su vez "solidarios y responsables" con Atenas. El Partido Popular Europeo le ha tildado de "irresponsable" directamente.

En la misma línea, el jefe de la diplomacia germana ha subrayado que el plan de rescate a Grecia no puede volver a discutirse, ni cambiar ningún detalle.

Antes de lanzar el órdago, Sarkozy y Merkel se han reunido con la directora general del Fondo Monetario Internacional, Christine Lagarde, y de las instituciones europeas; una minicumbre informal que se desarrollaba esta tarde en Cannes.

Después estaba programada una reunión entre Sarkozy y el presidente chino, Hu Jintao, con quien cenará antes de una segunda convocatoria, según el plan de la presidencia gala, en la que ya debía participar Papandréu.

Ahi, Alemania y Francia despegarán todo su arsenal diplomático para que Grecia acepte el nuevo rescate. En general, los mandatarios europeos hubieran preferido que Papandréu se comportase como el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, con la convocatoria de elecciones anticipadas y la adopción de medidas díficiles.

Sin compromiso no hay ayuda

Los socios europeos pedirán a Papandréu que

la pregunta a los ciudadanos griegos sea si desean salir del euro.

Así, el problema no será el de una UE paralizada incapaz de resolver sus problemas sino el de un país que rechaza la salida que se le ofrece. "No podemos impedir que los griegos se suiciden", afirma un diplomático francés citado por el rotativo.

La cumbre del G-20 que comienza el jueves ha quedado por lo tanto trastocada por el anuncio de Atenas y el cruce de declaraciones entre los líderes europeos.

Papandréu aseguró el martes que "los socios internacionales de Grecia estaban al tanto de mis intenciones del referéndum y respetarán y apoyarán las resoluciones del país". Mientras que Sarkozy reconocía que "es legítimo dar la palabra al pueblo" pero insistía en que el plan europeo es "la única vía para resolver el problema de la deuda".

La eurozona propuso el 27 de octubre condonar el 50% de la deuda griega, perdonando al país unos 100.000 millones de euros a  cambio de que el Gobierno realice una dura política de recortes y ahorro.

Los mercados se desplomaron el martes en toda Europa por el anuncio del referéndum, que, en principio, se iba a celebrar a mediados de enero, pero según el ministro griego del Interior, Haris Kastanidis, se podría adelantar a diciembre. Por su parte, el portavoz del gobierno griego ha apuntado que la consulta se celebrará "lo antes posible".

Más contenidos de Noticias

anterior siguiente