Enlaces accesibilidad

Coches de 'usar y tirar' y el futuro de las ciudades inteligentes, a debate en Málaga

  • EmtechSpain analiza el reto de convertir las ciudades en espacios inteligentes
  • Existen más de 450 núcleos urbanos que superan el millón de habitantes
  • Energía, movilidad y edificios son los tres pilares para modificiar las urbes

Por
Los atascos son uno de los problemas de los grandes núcleos de población
Los atascos son uno de los problemas de los grandes núcleos de población REUTERS

Hace 100 años, solo existían 16 núcleos urbanos con más de un millón de habitantes. Actualmente hay más de 450 ciudades que sobrepasan esta cifra, pero las ciudades no estaban diseñadas para acoger semejante cantidad de población.

Los espacios y el contenido de las ciudades se tienen que adaptar para conseguir que la vida de los ciudadanos sea más fácil y crear estructuras que permitan disfrutar plenamente del siglo XXI y que sean más respetuosas con el medio ambiente.

Con esta premisa ha arrancado la primera conferencia (El futuro de las ciudades inteligentes) del EmtechSpain, la prestigiosa reunión del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT), que se celebra por primera vez en Europa (Málaga) durante el 26 y el 27 de octubre.

Ryan Chin, investigador del MIT y experto en ciudades inteligentes, explica que el reto de las ciudades consiste en "modificar el gasto energético, la movilidad y los edificios y combinarlos de tal modo que se consiga una ciudad inteligente y sostenible".

Exceso de vehículos privados

Uno de los motivos que implica el mayor número de problemas es el "excesivo uso de vehículos privados". Hay muchos, asegura Chin. Y "el transporte público no lo soluciona todo porque no te lleva donde quieres, por lo que lo más sencillo es coger el coche para desplazarse".

El transporte público no lo soluciona todo, por lo que es más fácil coger el coche para desplazarse

Existen algunas soluciones. En Pekín, por ejemplo, se sortean las placas de matrículas para poder comprar un coche. Londres o Estocolmo exigen el pago de una tasa para acceder al centro de la ciudad y se han puesto en marcha distintas iniciativas que fomentan el uso de coches compartidos.

Pero el futuro, explica Chin, "radica en el uso de coches, bicicletas y scooters eléctricas con los que reducir el impacto ambiental en las ciudades y evitar los momentos más temidos por los conductores de las grandes ciudades, la búsqueda de aparcamiento y los atascos".

En este sentido, Juan Antonio Zufiria, presidente ejecutivo de IBM en España, Portugal, Grecia e Israel, ha señalado que "los atascos representan el 1% del PIB europeo", por lo que "en seis años se podría pagar la deuda de España".

City cars

El 'Laboratorio de ciudades inteligentes del MIT', en el que trabaja Chin, ha desarrollado los City cars, vehículos eléctricos de 450 kilos y que ocupan un espacio tres veces menor que el de un coche normal.

Los coches "se pueden plegar", recalca Chin, por lo que reducen espacio de aparcamiento, "y se pueden aparcar tres de estos vehículos donde hasta ahora solo entra uno".

Son coches de 'usar y tirar'. Se almacenan en un edificio donde también se recargan, "por la noche, que es más barato", señala Chin, y se ponen a disposición del usuario como si fuera una especie de 'alquiler temporal'.

Algunos de estos automóviles se están fabricando en Vitoria, donde se usarán 20 prototipos para llevar a cabo diferentes pruebas, y la capital alavesa formará parte de la cadena de montaje que comenzará en 2013.

La recarga de estos vehículos es una de las grandes incógnitas del proyecto, ya que "el reto consiste en cargar todos los vehículos a la vez, en una especie de párking para los city cars, pero es necesario integrar los edificios en el diseño de las ciudades para conseguirlo".

El objetivo fundamental es "cerrar el ciclo y conseguir cargar los coches con energías renovables, que se carguen -como en Dinamarca- con energía eólica", explica Zufiria. Esto es "un ejemplo de que no son futuribles, sino que estas tecnologías son reales y están ocurriendo", añade.

Transformación de espacios

La transformación de espacios también es uno de los requisitos básicos para llevar a cabo este cambio. No en vano, "los edificios representan el 40% de las materias primas que se extraen en el mundo y consumen el 42% de toda la energía del planeta", asegura el ejecutivo español.

Los edificios consumen el 40% de las materias primas y el 42% de toda la energía del planeta

Al modificarlos, "si dotáramos los edificios con sistemas más inteligentes podríamos reducir entre un 30 y un 50% el consumo energético y las emisiones de CO2", señala.

La "tecnología está lista. Se puede cuadrar el círculo. Se puede hacer más con menos. Y hay dos opciones. Dejarse llevar o entender que detrás de la complejidad está la oportunidad", concluye Zufiria.

Noticias

anterior siguiente