Enlaces accesibilidad

Portugal aprobará nuevas medidas temporales para reducir el déficit

  • Entre otras, la venta de patrimonio estatal y la venta de concesiones
  • El objetivo es asegurar un límite máximo de déficit del 5,9% este año

Por

El ministro de Finanzas de Portugal, Vítor Gaspar, ha anunciado que el país adoptará nuevas "medidas temporales" para asegurar el límite fijado para el déficit del país de un 5,9% para este año, tras la revisión al alza de este indicador en 2010, de un 9,1% a un 9,8%. El déficit del país se situaba en el 8,3% del PIB al término del pasado mes de junio, según fuentes oficiales.

El Gobierno luso, del conservador Passos Coelho, puso en marcha un plan contra el déficit para cumplir con las exigencias del Fondo Monetario Internacional, el Banco Central Europeo y la Unión Europea y acceder así al rescate financiero de 78.000 millones de euros.

En conferencia de prensa, Gaspar ha descartado más aumentos de impuestos y apenas ha especificado algunas medidas, entre ellas la venta de patrimonio estatal, la venta de concesiones y la transferencia de fondos de pensiones de la banca.

El ministro de Finanzas ha comparecido ante los medios para explicar la situación financiera de la región autónoma de Madeira, cuyas deudas ocultas han obligado a una revisión al alza del déficit luso, que en el primer semestre del año está en el 8,1%, aún muy lejos del 5,9 que debe alcanzar en diciembre y cumplir así con el programa de ajustes de su rescate financiero internacional.

El problema no se limita a Madeira

"Esta situación tendrá que ser corregida con medidas permanentes y estructurales en 2102 y los años siguientes", ha explicado Gaspar, quien ha alertado de que "el problema presupuestario" de 2011 no se resume sólo al archipiélago de Madeira -una de las dos regiones autónomas lusas- ya que "el 80% tiene origen diferente".

Según el responsable de Finanzas, en el primer semestre de 2011, cuando aún gobernaban los socialistas, se llegó a "cerca del 70% del límite anual del déficit".

Respecto a las deudas ocultas del pequeño archipiélago de Madeira, que cuenta con unos 250.000 habitantes, reconoció que "afectaron muy negativamente a la credibilidad" de Portugal, que debe de cumplir con un draconiano plan de ahorro a cambio de un préstamo de 78.000 millones de euros, solicitado el pasado abril.

Los más de 1.000 millones de pasivo oculto descubiertos por las autoridades lusas en Madeira mostraron "enormes violaciones en los límites de endeudamiento" del país, ha enfatizado Gaspar.

Las deudas de Madeira -que en el primer semestre ascendían a 6.328 millones de euros- elevaron no sólo el déficit nacional de Portugal en el ejercicio de 2010 sino también en el de 2008 (del 3,1 al 3,6%) y en 2009 (del 10 al 10,1%).

Gaspar ha avisado también que el acuerdo de asistencia financiera firmado con la Unión Europa y el Fondo Monetario Internacional (FMI) prevé sanciones para las entidades incumplidoras.

El presidente de Madeira, Alberto Joao Jardim, que comparte signo político con el principal partido del Ejecutivo central, el Social Demócrata (PSD, centro-derecha), volvió a defender su gestión y se opuso a que se mezcle la deuda municipal y la regional.

Las autoridades lusas estimaron hace dos semanas que el impacto de la deuda de Madeira en el déficit de 2008 fue de 140 millones de euros (equivalente al 0,08% del PIB), de 58 millones en 2009 (0,03% del PIB) y de 915,3 millones en 2010 (0,53% del PIB).

Según las autoridades portuguesas, los desvíos registrados en el archipiélago de Madeira se remontan a 2004 y se deben principalmente a gastos no reportados y a créditos comerciales de la región autónoma que no fueron liquidados y que acabaron por ser objeto de sucesivas renegociaciones.

Noticias

anterior siguiente