Enlaces accesibilidad

"La prevención y la dieta mediterránea, factores clave contra las enfermedades cardiovasculares"

  • Josep María Caralps es pionero en el trasplante de corazón en España
  • Se llevó a cabo en el Hospital Sant Pau de Barcelona
  • 3 de cada 10 españoles sufren una enfermedad cardiovascular
  • "La puerta a los trasplantes cardiácos se abrió tras 1984" ha afirmado

Por
El cirujano que realizó el primer transplante de carazón en España ha destacado "la salud el activo más importatnte de cuerpo"

La Organización Mundial de la Salud (OMS)  ha celebrado este miércoles, 28 de septiembre, el Día del Corazón. Por ello el doctor Josep María Caralps, cirujano que realizó el primer trasplante de corazón en España, ha estado en RNE en el programa 'En días como hoy'.

Han pasado 27 años de este primer trasplante de corazón, que se realizó durante la madrugada del 8 al 9 de mayo de 1984, en el Hospital de Santa Creu i Sant Pau de Barcelona. Años depués el autor de esta operación ha escrito una pequeña guía, "Super corazón" que habla de los cuidados que se le deben dar a este órgano vital.

El doctor Caralps ha destacado como algo "fundamental" para disminuir y mejorar las enfermedades cardiovasculares una prevención de los principales factores de riesgo; ya que, como destaca, "cada pieza cuenta para un corazón sano".

Al mismo tiempo ha resaltado datos como que 3 de cada 10 personas en España sufren una enfermedad cardiovascular y, según datos del Instituto Nacional de Estadística (INE), durante 2009 la cifra se elevó hasta un 31,2% de enfermos.

Ante estas cifras el doctor ha declarado que, sobre todo los europeos del sur y en concreto los españoles, deberían adaptarse a la "rica dieta mediterránea" y olvidar la "comida rápida" a la que, desde hace unos años, " nos estamos acostumbrando, junto con el alcohol y el tabaquismo".

Para ello ha afirmado que es necesario recibir una "buena educación", ya que cuando algo se prohíbe se "tienta" a saltar esa regla, por lo que ha indicado que la solución está en crear personas con nociones de prevención. "Concierciar desde la infancia no prohibir", señala.

Concienciar a mayores y pequeños

"Es un trabajo de todos, de adultos y de pequeños, el saber que si se quiere cuidar y prevenir este tipo de enfermedades se pueden aplicar ciertos hábitos saludables para el corazón", ha afirmado el doctor Caralps.

Para ello ha señalado  como un de estos elementos fundamentales "un buen desayuno" que esté basado, por ejemplo,  en cereales de semillas naturales, avena, semilla de linaza y un yogur descremado entre otras cosas. "No podemos aplicar la ley de un café rápido", ha apuntado el doctor.

Otros factores que  pueden afectar a nuestro corazón son la tristeza, la desgana y la sensación de cansancio "tanto en el alma como en cuerpo" ya que como ha destacado Josep María Caralps "lo más importante es darse cuenta de que si estamos vivos tenemos esperanza" y la persona tiene que olvidar las prisas, el estrés, los problemas económicos o en el trabajo, ha querido añadir.

Junto con la buena alimentación, los buenos hábitos y al abandono de "vicios" como pueden ser el alcohol en exceso y el tabaquismo, el doctor Caralps ha recomendado acudir al menos una vez al año al cardiólogo para mantener controlada nuestra actividadad cardiáca.

27 años desde el primer transplante

El doctor ha querido recordar en RNE como fueron las horas de espera, más de diez en concreto, hasta que llegó el corazón hasta el Hospital de Sant Pau, "fueron horas de pruebas y negociaciones" ya que según ha contado los compañeros que participaban y que ya habían realizado otro tipo de trasplantes "nos pedían retrasar la intervención" ha recordado.

Ha puntualizado que lo más importante de este 8 de mayo de 1984 fue que "se abrió una puerta a futuros trasplantes" y que gracias a campañas de medios de comunicación, desde aquel año hasta el día de hoy ha cambiado la percepción de las personas y la concienciación en cuanto a esta enfermedad y por otro lado se ha mejorado en el tratamiento que se implanta a los pacientes.

Es con ellos, con los pacientes, con los que el doctor ha recalcado se debe tener "un compromiso completo y constante" y ha asegurado que lo mejor es "dar el abrazo a uno de mis pacientes tras la operación". Por otro lado afirma que de sus 100 intervenciones, no todas han salido bien y ha querido apuntar un "recuerdo a todos y cada uno de esos pacientes que no pude salvar".

La dedicación 100% a estos pacientes, el gran equipo que formaba parte de aquella intervención y los años de estudio y preparación para ello fueron según afirma "la clave para que todo saliera bien"

Noticias

anterior siguiente