Enlaces accesibilidad

El rey abandona "en buen estado" el hospital tras ser operado "con éxito" del tendón de aquiles

Por
El rey se recupera en el Palacio de la Zarzuela después de la operación del tendón de Aquiles.

El rey ha sido intervenido esta madrugada "con éxito" de una rotura del tendón de Aquiles del pie izquierdo, mediante una reconstrucción reforzada con un auto-injerto, y se encuentra "en buen estado en el Palacio de La Zarzuela, donde seguirá su recuperación", según explica el parte médico.

Tras poco más de 10 horas en el hospital, el rey Juan Carlos ha abandonado el hospital San José pasadas las 7.30 de la mañana.

Don Juan Carlos ha salido del centro, donde anoche fue operado del tendón de aquiles de su pie izquierdo, en un monovolumen con los cristales tintados y con ropa deportiva.

Se dirige ahora al palacio de La Zarzuela, ya que este tipo de intervención no precisa ni anestesia total ni hospitalización, aunque sí dos o tres semanas de reposo absoluto y tres o cuatro meses de rehabilitación, según fuentes hospitalarias.

El monarca ingresó en el Hospital San José pasadas las 21:00 horas de ayer para ser operado por el mismo equipo médico que llevó a cabo el pasado 3 de junio la intervención en su rodilla derecha.

El grupo de médicos está encabezado por el doctor Ángel Villamor, director de la Unidad de Traumatología y Recuperación avanzada de este centro y director médico de la clínica iQtra.

El parte médico se hará público sobre las 08.00 horas de este lunes, según fuentes de la Zarzuela citadas por RNE, que prevén que a esa hora el rey se encuentre en el palacio de La Zarzuela.

Según fuentes de la Casa Real, durante una cena a la que asistió a principios del mes de agosto en el club náutico de Palma de Mallorca, Juan Carlos I sintió un dolor en la pierna izquierda, tras lo cual sus médicos decidieron inmovilizarla con una bota ortopédica especial, con la que se le pudo ver durante la visita del Papa Benedicto XVI a Madrid

Deberá hacer rehabilitación

Ante la posibilidad de que el rey tuviera el tendón de aquiles roto, los médicos han decidido operar. Se trata de una intervención breve que precisa anestesia local y que consiste en suturar el tendón.

Las fuentes han especificado que no requerirá hospitalización, aunque sí deberá someterse a una rehabilitación posterior que se prevé larga y dolorosa.

Por esta razón, algunos de los actos que estaban previstos en la agenda del rey para esta semana quedarán suspendidos.

En la operación anterior, al rey se le implantó una prótesis en la rodilla. En aquella ocasión, el monarca estuvo hospitalizado varios días, tras lo cual tuvo que hacer sesiones de rehabilitación durante algunas semanas, razón por la que se le ha visto este verano en varias ocasiones utilizando muletas.

Noticias

anterior siguiente