Enlaces accesibilidad

IU y UPyD presentarán un recurso de amparo ante el Tribunal Constitucional para rechazar la reforma

  • Rosa Díez (UPyD): "PP y PSOE han expropiado la Constitución"
  • BNG y Na-BAI, se han mostrado muy críticos en el fondo y la forma
  • Solo UPN se ha mostrado favorable a la reforma

Ver también (PDF): Así queda el artículo 135 de la Constitución

Por

El Pleno del Congreso de los Diputados ha comenzado, a las 10 de esta mañana, con el procedimiento de lectura única de la Proposición de reforma del Artículo 135 de la Constitución Española, y que introduce un límite para el déficit público.

Los grupos minoritarios han sido muy críticos con la tramitación de la reforma. IU ha anunciado que acudirá al Tribunal Constitucional para pedir amparo, una propuesta que ha secundado UPyD. La portavoz de este grupo,  Rosa Díez, ha acusado a PP y PSOE de "expropiar la Constitución". 

“Nuestra posición es tan contraria ahora como al principio de proceso”, ha afirmado el portavoz del PNV, Josu Erkoreka, reiterando la oposición de su formación a la reforma: “Es un atropello. PP y PSOE van a aplicar la ley del embudo, ancha para ellos, estrecha para el resto”. Además, ha explicado que su grupo considera un abuso que no se admitan a trámite “nuestras enmiendas”, porque, “parece que hay asuntos que tienen vetada la entrada en la Cámara , y parece que el hemiciclo no está preparado para tratarlos”, ha concluido.

Si se abre el melón de la reforma, abrámoslo sin ningún tabú

El portavoz de Esquerra Republicana (ERC), Joan Ridao, se ha mostrado muy molesto porque la reforma no ha incluido el derecho de autodeterminación, tal y como pedía su formación. Ridao ha calificado la reforma de "ideológica y muy conservadora”, y ha confirmado que los diputados de ERC se ausentarán del Congreso para no legimitimar con su voto el proceso. "Si se abre el melón de la reforma, abrámoslo sin ninún tabú" ha sentenciado.

La diputada de Nafarroa Bai, Uxue Barcos, ha mostrado el rechazo de su grupo a la forma en la que se ha tramitado el cambio en la Carta Magna. La enmienda presentada por su plataforma, que pedía un referéndum, ha sido vetada por la Cámara, decisión que Barcos ha criticado con dureza. También ha apuntado que el acuerdo PP-PSOE es “un mero ejercicio de disciplina de voto”.

Por su parte Rosa Díez, portavoz de UPyD, ha criticado duramente la reforma constitucional, acusando a PP y PSOE de “haber expropiado la Constitución ”. “Hoy, después de lo que han perpetrado ustedes, lo que se pone en evidencia es que hace falta reformar la Constitución para protegerla de ustedes”, ha asegurado. Díez también ha afirmado que los dos grandes partidos han negado al resto la participación política.

El debate en la Cámara Baja lo ha iniciado portavoz del BNG, Francisco Jorquera, ha defendido la enmienda a la totalidad presentada por su partido alegando que supone un "desprecio a las más elementales formas democráticas" y un "sacrificio de la soberanía al prohibir referéndum, y de las autonomías al limitar sus formas de financiación".

El único partido que se ha mostrado conforme con la reforma ha sido UPN. Su portavoz, Carlos Salvador, ha dicho que comprende "la rapídez y la forma en que se ha llevado acabo".

IU acudirá al Constitucional para que se paralice la reforma

El diputado de IU en el Congreso, Gaspar Llamazares, ha anunciado que su partido acudirá al Tribunal Constitucional para pedir la paralización de las actuaciones contenidas en la reforma de la Carta Magna que este viernes se vota en la Cámara Baja.

En declaraciones en los pasillos del Congreso, Llamazares ha mostrado su rechazo a este "trámite exprés" que, a su juicio, niega los derechos de los parlamentarios.

"Nosotros, en consecuencia, iremos directamente al Tribunal Constitucional pidiendo la paralización de las actuaciones", ha señalado el portavoz de IU.

Mientras tanto, ha añadido, Izquierda Unida defenderá su posición y en el momento de la votación de la reforma "no la reconoceremos, no la votaremos y nos iremos de la Cámara", ha apostillado.

CiU defiende tres de sus enmiendas como esenciales para el acuerdo

El diputado de CiU Josep Sánchez Llibre, portavoz económico de la formación, ha sustituido en el turno de intervención a Durán i Lleida, en la defensa de las enmiendas a la reforma que ha presentado su grupo. En su discurso ha insistido en defender que PP y PSOE deben aceptar el diálogo de las enmiendas del resto de grupos de la Cámara, y ha reconocido que "ha existido diálogo pero no negociación".

"A pesar de que hemos sido agredidos, y expulsados, hemos trabajado inténsamente las últimas 24 horas para conseguir un consenso", ha dicho Sánchez Llibre.

Los que participamos en el consenso de 1978 vamos a ser expulsados

CiU ha presentado ocho enmiendas a la reforma que defienden los partidos mayoritarios, entre las que Sánchez Llibre ha destacado las referentes a "evitar que la reforma mine la autonomía financiera de las comunidades", a que  "se puedan fijar los límites del deficit territorial estructural desde las comunidades", y que "en caso de catástrofes naturales o recesión económica" como indica el punto cuarto de la reforma,  "las emisiones de deuda de las comunidades deban ser autorizadas por sus propios gobiernos".

En referencia directa a PP y PSOE, el diputado catalán les ha dicho que "saben que CiU comparte el principio de rigor presupuestario", pero que evitando el diálogo con otros partidos solo conseguirán "una Constitución más débil".

PSOE y PP hacen un último ofrecimiento a CIU

La portavoz del PP en el Congreso, Soraya Sáenz de Santamaría, ha anunciado que su grupo, junto con el PSOE, van a presentar una serie enmiendas firmadas por ambos partidos para intentar lograr que CiU se sume a la reforma de la Constitución que hoy se vota en la Cámara Baja.

De esta forma, el texto propuesto a los nacionalistas catalanes plantea que los parlamentos autonómicos puedan solicitar directamente al Congreso autorización para superar el límite de déficit en casos "excepcionales, como en catástrofes naturales". Hasta ahora, la reforma del artículo 135 de la Constitución reservaba esta opción sólo al Gobierno.

En declaraciones a los periodistas antes de entrar en el hemiciclo, Sáenz de Santamaría ha dicho que PSOE y PP están haciendo "todos los esfuerzos" para incorporar más voluntades al acuerdo.

En concreto, el ofrecimiento a CiU, firmado por PSOE y PP, se basa en una serie de enmiendas que, "preservando el principio del pacto y dejando en manos de la ley orgánica la fijación de los límites de déficit", trata de ampliar el marco de colaboración y participación de las comunidades autónomas.

La portavoz del PP ha recordado que el acuerdo goza ya del apoyo del 92 por ciento de los representantes políticos del país y ha confiado en que CiU acepte este "buen ofrecimiento" que preserva la estabilidad presupuestaria y que "trata de implicar aún más a las comunidades en el cumplimiento de este objetivo".

Noticias

anterior siguiente