Anterior Pau Gasol y Mirotic firman el pleno de España antes del Eurobasket Siguiente Rajoy sobre el 27S: "No vamos a dejar que nadie convierta a los españoles en extranjeros en su propio país" Arriba
Arida Uka llega al tribunal de Fránfort para enfrentarse al juicio en el que se le acusa de matar a dos soldados norteamericanos el pasado marzo.

Un albanokosovar se confiesa culpable de la muerte de dos soldados estadounidenses en Alemania

  • Los dos militares murieron tras un tiroteo en el autobús en el que viajaban

  • El asesino, de 21 años, lo ha confesado en el primer día de juicio

  • Se enfrenta a cadena perpetua y ha culpado a la propaganda islamista

|

Un albanokosovar de 21 años ha confesado este miércoles que fue el culpable de la muerte de dos soldados de la fuerza aérea de Estados Unidos y de herir a otros dos el pasado mes de marzo en el aeropuerto de Fráncfort.

El acusado ha asegurado ante el jurado que se dejó influenciar por mentiras islamistas y, entre lágrimas, ha lamentado que, tras disparar, no pudo reparar el daño cometido. 

Su nombre es Arid Uka y se enfrenta a cadena perpetua, ya que pesan sobre él tres cargos por intento de asesinato y otros dos por los disparos que acabaron con la vida de los dos soldados estadounidenses.

El acusado ha contado en el juicio que se sintió en la obligación de actuar después de que la noche anterior viera un vídeo en el que soldados nortemericanos violaban a una mujer musulmana. "Tenía que hacer algo. Tenía grabadas esas imágenes en mi cabeza", explicaba después de limpiarse las lágrimas.

"Si miro hacia atrás, no entiendo lo que hice", ha dicho arrepentido.

Movido por ideas yihadistas

Durante el juicio, los fisclaes han explicado cómo el chico armado se dirigió al autobús en el que viajaban los soldados y les pidió un cigarro, tras lo que disparó a un soldado de 25 años en la cabeza. Después se subió al vehículo y acabó con la vida de otro soldado de 21 años e hirió a dos más.

Todos estaban destinados a luchar en la guerra de Afganistán. "Por lo que sabemos, el sospechoso actuó movido por ideas yihadistas y les mató como venganza por la acción de Estados Unidos en Afganistán", ha asegurado el fiscal Herbert Diemer.

Los fiscales piensan que el acusado actuó solo pero él se ha negado a contar donde obtuvo el arma con el que disparó.

Tres jucios más decidirán la condena a la que tendrá que someterse Arid Uka.

Más contenidos de Noticias

anterior siguiente