Anterior Israel detiene al principal instigador de los ataques de nacionalistas judíos contra palestinos Siguiente El número de parados registrados bajó en 74.028 personas en julio, con lo que el total se situó en 4.046.276 Arriba
Una máscara de seda de araña a prueba de balas
Una artista holandesa crea una máscara a prueba de balas gracias a la seda de araña obtenida de gusanos y cabras transgénicas

Una máscara de seda de araña a prueba de balas

  • Una artista holandesa crea una máscara a prueba de balas con seda de araña

  • La seda de araña ha sido creada por gusanos y cabras transgénicos

  • La artista espera crear un debate ético en la sociedad

|

Una artista holandesa ha diseñado y construido una máscara a prueba de balas hecha con seda de araña y piel humana.

El proyecto, denominado 2,6g 329m/s, el peso y velocidad máxima que puede alcanzar una bala de calibre 22 Long Rifle para que un chaleco antibalas pueda proteger a su portador, puede parar proyectiles a velocidad reducida, pero no a una velocidad normal.

La artista Jalila Essaïdi ha conseguido construir esta máscara gracias a la ayuda de varias instituciones académicas. Para su fabricación se han utilizado injertos de seda de araña entre la epidermis y la dermis humana.

"Con este trabajo quiero mostrar que la seguridad, en un sentido amplio, es un concepto relativo, y por consiguiente, también el término 'a prueba de balas' lo es", asegura Essaïdi en declaraciones recogidas por Discovery News.

La seda de araña fue proporcionada por la Universidad de Utah, en Estados Unidos. Este material fue creado por cabras y gusanos transgénicos, modificados para producir este material, según afirma la artista.

Ciencia al cubo - Gusanos que crean fibras fuertes - 17/05/11

Por su parte, la piel a prueba de balas fue construida por el Centro Médico de la Universidad de Leiden, en los Paises Bajos mientras que las pruebas de disparos fueron realizadas por el Consorcio Genómico Forense de Holanda.

Un debate ético

A pesar de que la máscara no puede detener balas que viajen a una velocidad normal al ser disparadas por un rifle de calibre 22, los responsables consideran que el verdadero éxito de esta experiencia es poner sobre la mesa el debate de la seguridad.

"Incluso con la piel perforada por la bala, el experimento sigue siendo un éxito. Esto conduce al debate sobre el tipo de seguridad que beneficia a la sociedad", afirma Essaïdi.

Los responsables esperan crear un debate ético en la sociedad sobre la seguridad de las armas de fuego.

Más contenidos de Noticias

anterior siguiente