Enlaces accesibilidad

Italia se plantea el déficit cero en 2013 con más subidas de impuestos y recortes en los salarios

  • El Gobierno de Italia aboga por recortes "más incisivos" en la clase política
  • Economía plantea también numerosas privatizaciones y liberalizaciones
  • Tremonti anuncia "un plan muy fuerte para los años 2012 y 2013"
  • El Ejecutivo quiere que se fije un límite de deuda en la Constitución

Por
El Gobierno italiano aprobará nuevo plan de recortes que afectará a la clase política

El ministro italiano de Economía, Giulio Tremonti, ha propuesto incluir en la Constitución un límite de deuda y el equilibrio presupuestario durante su intervención ante la Comisión de Cuentas del Parlamento italiano, que se ha abierto de forma extraordinaria para tratar la crisis que atraviesa Italia. Además, Tremonti ha anunciado "un plan muy duro para los años 2012 y 2013" cuyo objetivo es el déficit cero y en el que se incluirán bajadas de salarios a funcionarios, congelación de pensiones, subida de impuestos y recortes en la clase política.

En una comparecencia extraordinaria ante las comisiones de Asuntos Constitucionales y Cuentas del Parlamento, Tremonti se mostró así partidario de acoger la primera exigencia lanzada por patronal y sindicatos. "Tenemos que intervenir de forma más incisiva sobre los costes de la política. Tenemos que volver sobre el asunto, no solo sobre el coste que suponen los políticos, no solo sobre cuánto cobran, sino también sobre cuántos son", ha indicado el titular de Finanzas.

La comparecencia ante estas dos comisiones parlamentarias se enmarca en el desarrollo de las últimas reformas prometidas por el primer ministro italiano, Silvio Berlusconi, ante las exigencias hechas por el Banco Central Europeo (BCE) para comprar su deuda pública en el mercado secundario y así rebajar su prima de riesgo.

En este sentido, Tremonti indicó que por el momento el Gobierno sigue trabajando por la elaboración del nuevo paquete de medidas y que aún no puede ofrecer cifras concretas, aunque adelantó que habrá un incremento del 12,5 al 20% del impuesto sobre los rendimientos financieros, salvo los relacionados con los títulos de Estado.

Bajada de salarios a los funcionarios

Entre las reformas que pretende introducir el Ejecutivo de Berlusconi también está "la plena liberalización de los servicios públicos locales y de los servicios profesionales" y "la privatización a gran escala de los servicios locales". Con respecto al mercado laboral, Tremonti ha explicado que el Ejecutivo pretende introducir una "reducción de los sueldos en el empleo público" y una reforma laboral que puede incluir una especie de "derecho a despedir".

Asimismo, el Ejecutivo transalpino baraja un impuesto sobre los patrimonios más altos y congelar las pensiones, aunque esta última medida no ha sido bien acogida por la oposición e incluso por el partido aliado de Berlusconi, Liga Norte.

El ministro ha pedido la colaboración "de todas las fuerzas políticas" para permitir las reformas que pretende aprobar el Ejecutivo a través de un decreto ley que será debatido en un consejo de ministros extraordinario que tendrá lugar entre el 16 y el 18 de agosto.

Modificación de la Constitución

El ministro de Economía ha declarado que el artículo 81 de la Constitución, que disciplina las reglas del presupuesto estatal, debe ser "modificado", porque "existe una exigencia europea" y ha afirmado que esta "constitucionalización" supone "un punto de inflexión" en la historia y "marca el fin de una época", puesto que será necesario un mayor rigor.

El ministro ha destacado que esta modificación será un proceso "largo y difícil" y ha pedido la colaboración "de todas las fuerzas políticas".

Tremonti explicó este miércoles que, con estas nuevas medidas y la aceleración de algunas ya aprobadas, sus previsiones de déficit en relación con el PIB cambian: un 3,8 % para este año (frente al 3,9 % previo) y un 1,5-1,7 % para 2012 (frente al 2,7 % previo), para llegar al equilibrio de cuentas en 2013.

Por su parte, el presidente de la República, Giorgio Napolitano ha adelantado su vuelta de las vacaciones para encontrarse con el primer ministro y el titular de Economía y valorar las propuestas que el Gobierno pretende aprobar para salir de la crisis.

Noticias

anterior siguiente