Enlaces accesibilidad

Alfonso Bataller jura su cargo como alcalde de Castellón en sustitución de Alberto Fabra

Por
ALFONSO BATALLER NUEVO ALCALDE DE CASTELLÓN
CS05. CASTELLÓN, 30/07/2011.- El nuevo alcalde de Castellón, Alfonso Bataller (2d) se abraza con su antecesor en el cargo y presidente de la Generalitat Valenciana, Alberto Fabra (2i), tras la celebración este sábado del pleno extraordinario para la elección del nuevo edil de la capital castellonense. EFE EFE/Domenech Castelló

Alfonso Bataller ha jurado este sábado el cargo como nuevo alcalde de Castellón tras la renuncia de Alberto Fabra tras ser nombrado esta semana como presidente de la Generalitat valenciana y ha asegurado que no "defraudará" porque está "para trabajar por Castellón y para defender ante las instituciones los intereses de nuestra ciudad y de los castellonenses".

Asimismo, ha anunciado que una de las primeras decisiones que tomará será incrementar en 200.000 euros la partida de ayudas sociales a la ciudadanía.

La toma de posesión del cargo se ha producido durante un pleno extraordinario, que ha contado con la presencia del presidente de la Generalitat Valenciana, Alberto Fabra, y en el que el que fuera número uno de los socialistas en las pasadas elecciones municipales, Juan María Calles, ha renunciado a su candidatura a la Alcaldía, por lo que el grupo ha presentado a la número dos, Amparo Marco, que no ha estado presente por razones de salud.

El objetivo principal será crear empleo y promete austeridad

Durante su discurso, el primer edil ha realizado una mención  especial al presidente de la Generalitat y "amigo", Alberto Fabra,  "por haber confiado en mi para esta nueva tarea que a partir de hoy  se me ha encomendado", y ha reconocido el trabajo realizado por Fabra  junto a su corporación, "un trabajo formidable en la capital de la  Plana durante tus mandatos".

Según ha dicho, "Castellón ha trabajado por un programa de fuerte  contenido social" y ha anunciado que para él y para el equipo de  gobierno el gasto social va a ser "sagrado" y va a estar "en  consonancia con las necesidades de los ciudadanos".

Así mismo, ha apuntado que las medidas para crear nuevos puestos  de trabajo, "aún sin tener competencias" va a ser uno de los  "objetivos principales" de este mandato. "Quiero que los  castellonenses cuenten con las ayudas necesarias para mejorar su  calidad de vida y no voy a cejar en mi empeño para que así sea", ha  añadido.

En el mismo sentido, ha apostado por la austeridad en la gestión  municipal y una mayor eficiencia en la gestión del presupuesto; la  finalización de importantes infraestructuras "muy necesarias para que  Castellón crezca" y el comienzo de otras dotaciones como la Ciudad de  las Lenguas; y la reivindicación "constante en pro de mi ciudad".

Voy a priorizar las medidas que fomenten la creación de empleo

"Voy a priorizar todas aquellas medidas que fomenten la creación  de empleo, junto con la austeridad y la reivindicación ante el  Gobierno central y la Generalitat Valenciana", ha dicho Bataller. "De  ahí -ha agregado- que nuestro proyecto esté abierto a todos, deseoso  de incorporar al mayor número posible de voluntades".

Bataller ha asegurado que contará con todos los sectores sociales  de la ciudad y que ejercerá un mandato "cercano" a la ciudadanía". Ha  pedido la ayuda de los miembros de la corporación y se ha  comprometido a trabajar "por la ampliación de los espacios de  consenso en beneficio de los castellonenses".

Por su parte, el que ha ejercido de portavoz del grupo socialista  ante la ausencia de Amparo Marco, Josep Lluís Grau, ha lamentado en  su intervención que "la falta de respuesta a la corrupción ha acabado  forzando la dimisión de Camps", lo que "ha generado un efecto dominó  con la elección de Alberto Fabra como jefe del Consell y su abandono  de la Alcaldía de Castellón".

Según ha dicho, el nuevo alcalde "debería asumir las prioridades  de la gestión municipal, cuya tarea es ardua, pues la coyuntura  económica municipal es preocupante y la capacidad de inversión es  mínima o nula". Ha añadido que su grupo será "firme" a la hora de  fiscalizar y controlar la acción de gobierno.

El portavoz del Bloc, Enric Nomdédeu, ha dicho que la sensación de  los ciudadanos es de un "profundo" cambio en la vida municipal, y ha  asegurado que el actual equipo de gobierno "ha perdido peso  específico", pues considera que "éste no era el momento de cambiar  concejales de áreas como Bienestar Social o Turismo". "La solución a  los problemas de Castellón no pasan por cambiar de políticos, sino  por cambiar de políticas", ha añadido.

EUPV habla de "maniobra electoralista"

Finalmente, la portavoz de EUPV, Carmen Carreras, ha señalado que  antes de las elecciones era "previsible" la situación judicial de  Camps, "así como que Fabra sería su sustituto, por lo que la  candidatura de éste a la Alcaldía de Castellón fue una maniobra  electoralista", y ha añadido que su preocupación no es Bataller,  "sino las políticas que su equipo de gobierno aplica para solucionar  los problemas de Castellón".

Antes de que el grupo 'popular' presentase a Alfonso Bataller como  candidato a la Alcaldía de Castellón han presentado su renuncia como  candidatos los número dos, tres y cuatro de la lista municipal, Marta  Gallén, Javier Moliner y Marisa Ribes, respectivamente, puesto que el  nuevo primer edil ocupaba el puesto número cinco.

Tras la presentación de los candidatos de cada grupo, se ha  procedido a la votación, en la que Bataller ha sido proclamado  alcalde con los votos del grupo 'popular'.

Al acto han asistido, además del presidente de la Generalitat, el  presidente de las Corts, Juan Cotino; el conseller de Sanidad, Luis  Rosado; la consellera de Infraestructuras, Isabel Bonig, y el  presidente provincial del PP en Castellón, Carlos Fabra, entre otras  autoridades.

Noticias

anterior siguiente