Enlaces accesibilidad

El primer ministro noruego se reúne con sus ministros y pide "mantener la calma"

  • Pide a la población noruega seguir las indicaciones de la policía
  • Stoltenberg está en paradero desconocido por seguridad
  • No se puede asegurar la autoría de los atentados
  • Ha convocado un gabinete de crisis con los ministros, que se encuentran bien

Por
El primer ministro noruego pide a los ciudadanos "mantener la calma"

Desde paradero desconocido, el primer ministro, Jens Stoltenberg, ha pedido a la población noruega "mantener la calma" y no dejarse superar por lo últimos acontecimientos.

Stoltenberg ha concedido una entrevista a la televisión estatal noruega, en la que se ha mostrado conmocionado por la sensación de haber estado en el edificio afectado por la detonación y conocer a algunas de las víctimas mortales.

A pesar de conocer la identidad de los fallecidos, el primer ministro ha añadido que, por el momento, no se revelarán más datos y que se podrán en contacto con los familiares en privado.

Stoltenberg se ha referido a los atentados ocurridos esta tarde, en una zona céntrica de Oslo y en la isla de Utoya, como unos ataques "dramáticos", y ha pedido a la población noruega que sigan las indicaciones de la policía, que aconsejan no acercarse al lugar de la explosión y permanecer en sus casas.

El primer ministro no ha dado indicios de la autoría de los atentados. El Ejecutivo se ha reunido para valorar la situacion y tomar medidas.

El primer ministro también ha agradecido a los organismos internacionales y a los gobiernos extranjeros sus condolencias y apoyo.

Se trata de una situación "muy grave"

En una conversación telefónica con medios noruegos, el primer ministro, Jens Stoltenberg, ha asegurado que la situación en Oslo después de la explosión es "muy grave". "Aunque estuviéramos preparados para este tipo de situación, el hecho de que ocurra es dramático", ha añadido Stoltenberg.  

Poco después de la entrevista, en la que el primer ministro valoraba las horas posteriores a la explosión en la zona céntrica de Oslo, la policía confirmaba un tiroteo en Utoya, una isla al sur de Oslo. Allí tenía lugar un campamento de las juventudes del partido socialdemócrata, al que estaba previsto que asistiera este sábado asistiera el primer ministro. Después del atentado, la agenda de Stoltenberg ha quedado suspendida.

De momento, las fuerzas de seguridad noruegas ha confirmado siete muertes provocadas en la explosión y otras nueve en el tiroteo en Utoya. Más de una decena de personas han resultado heridas en ambos ataques.

Más de 80 muertos confirmados

En la tarde de este jueves, se producía una explosión en una zona céntrica de Oslo, donde se encuentran numerosos edificios gubernamentales. Precisamente, en esta zona se sitúa la oficina del primer ministro, que no se encontraba allí a la hora de la detonación. Según el jefe de la policía de Oslo, Sveinung Sponheim, se trata de una bomba "provocada por varios explosivos". Otro oficial de policía ha añadido que se podría tratar de un coche bomba.

Dos horas después, la policía confirmaba un tiroteo en una isla al sur de Oslo, donde estaba teniendo lugar un campamento del partido socialdemócrata noruego, al que pertenece Jens Stoltenberg.

Al parecer, una persona vestida de policía ha irrumpido en las instalaciones del campamento socialdemócrata que tenía lugar en la isla de Utoya y ha empezado a disparar. Allí se encontraba alrededor de 560 personas. Es una lástima que los jóvenes pasaran "de la discusión política y el juego, al terror y al miedo", ha añadido el primer ministro.

El autor de los disparos, de aspecto nórdico, ha sido detenido. Se trata de un ciudadano noruego de 32 años y responde al nombre de Anders Behring Breivik.

Noticias

anterior siguiente