La mayoría conservadora de Portugal aprueba el impuesto sobre la paga de Navidad en el Congreso

  • Gravará la mitad de la diferencia entre la paga de Navidad y salario mínimo
  • Todavía tiene que ser debatido en Comisión y aprobado en otro pleno
RTVE.es / EFE - LISBOA 

La nueva mayoría conservadora que domina el Parlamento portugués ha aprobado este viernes con holgura, aunque con toda la oposición en contra, el polémico impuesto al salario que ayudará a cubrir un desvío de 2.000 millones de euros en las cuentas del país.

El gravamen, equivalente a cerca de la mitad de la paga de Navidad de los trabajadores, fue anunciado el mes pasado para garantizar la reducción del déficit fiscal de Portugal exigida por la UE y el Fondo Monetario Internacional (FMI) a cambio del rescate financiero concedido al Estado luso.

Aunque el impuesto aún debe ser debatido en comisión y aprobado otra vez en un pleno, la mayoría conservadora se ha estrenado en la asamblea legislativa con esta primera votación.

Compensará el 50% del "agujero" en las cuentas públicas

La medida salió adelante con los 132 diputados -de un total de 230- que suman el Partido Social Demócrata (PSD, centroderecha) y el Centro Democrático Social (CDS-PP, democristiano).

Ambas organizaciones acabaron con seis años de Gobierno del Partido Socialista (PS) al ganar las elecciones anticipadas del pasado 5 de junio.

La decisión del nuevo Ejecutivo luso de aplicar otro impuesto al salario causó un encendido debate en el Parlamento por primera vez desde el cambio de Gobierno, con la oposición de izquierda en contra de una medida que considera muy lesiva para la clase media.

El ministro de Finanzas, Vítor Gaspar, justificó en la Cámara el nuevo impuesto por la "grave situación financiera" que atraviesa el país, y recordó que esta medida compensará en torno al 50% del "agujero" encontrado en sus cuentas públicas, de 2.000 millones de euros.

El 10% de los contribuyentes aportarán el 60% de lo recaudado

La tasa ideada por los conservadores lusos es equivalente a la mitad de la diferencia entre la paga de Navidad y el salario mínimo, establecido en el país en 485 euros.

Socialistas, comunistas, marxistas y ecologistas votaron en contra del impuesto y exhortaron al Ejecutivo a gravar también los intereses y los dividendos de empresas e inversionistas, que hasta el momento no se han visto afectados por la nueva política fiscal.

El ministro portugués, sin embargo, ha defendido el carácter "imprescindible" de esta medida y resaltó que el 10% de los contribuyentes, los de mayor salario, aportarán el 60% del total que está previsto recaudar.

Los socialistas restan credibilidad al "desvío" en las cuentas

Desde el PS, que celebra elecciones internas este fin de semana para elegir nuevo líder, el diputado Pedro Marques defendió que el impuesto es "innecesario" y restó credibilidad al "desvío" en las cuentas públicas denunciado por el Gobierno.

"Los resultados logrados -en reducción del déficit- no permiten al Gobierno continuar con el discurso de los desvíos, nunca demostrados", ha recalcado Marques, cuya organización cuenta con 74 legisladores.

Los representantes del Partido Comunista (14 escaños), el Bloque de Izquierda (8) y Los Verdes (2) dirigieron también sus críticas al Ejecutivo conservador por adoptar medidas que perjudican al ciudadano medio y no tocan las grandes fortunas.

"Lo que sea necesario" para cumplir los compromisos

Este impuesto ha sido la medida más relevante adoptada desde que asumió el poder, el mes pasado, el primer ministro luso, Pedro Passos Coelho, que se ha mostrado dispuesto a hacer "lo que sea necesario" para que Portugal cumpla sus compromisos internacionales.

El dirigente conservador y su ministro de Finanzas consideran que las medidas adoptadas ayer por la cumbre de la UE para aliviar la presión de los mercados de deuda sobre la zona euro son muy positivas y facilitarán la tarea que tiene su país por delante.

Sobre el desvío de las cuentas públicas, Passos Coelho negó ayer, al termino de la cumbre, que lo haya calificado de "colosal", como le atribuyó la prensa lusa, aunque aseguró que exigirá un mayor esfuerzo para compensarlo.

Portugal acordó con la UE y el FMI, a cambio de su ayuda financiera de 78.000 millones de euros, reducir el déficit público en más de tres puntos porcentuales en 2011, hasta el 5,9 % del PIB, para lo cual ha empezado ya a poner en marcha varias medidas de ajuste y reformas.

­ ­ ­ ­
Programas para todos los públicos

El Gobierno, abierto a debatir sobre el número de aforados en España

En la actualidad hay 17.621 aforados sin contar a las fuerzas y cuerpos de seguridad. Serían aforados la Familia Real, el presidente del Gobierno y los autonómicos, entre otros.

­ ­ ­ ­
El delantero del Valencia CF, Paco Alcacer (d), celebra su gol, primero del equipo

Alcácer celebra su llamada a la Roja liderando al Valencia

El joven delantero ché abre el marcador en la victoria frente al Málaga. Parejo, de penalti, y Pablo Piatti completan el marcador. En el Málaga fue expulsado Darder.

­ ­ ­ ­
Plataforma petrolífera de Petrobras en Angra dos Reis, 180 kilómetros al sur de Río de Janeiro

Brasil entró en recesión en el segundo trimestre de 2014 tras caer el producto interior bruto un 0,6%

La economía ya había caído un 0,2% en el primer trimestre. Los días festivos concedidos por el Mundial de Fútbol, entre las causas de la contracción, ha reconocido el ministro de Hacienda.

­ ­ ­ ­

Mostra de Venecia

Frederick Wiseman recibe el primer León de Oro a un documentalista

Frederick Wiseman recoge el primer León de Oro a un documentalista

Es un reconocimiento a su trayectoria profesional. Tiene 84 años y se le considera el padre del documental moderno.

­ ­ ­ ­

Brote de ébola

El fármaco contra el ébola ZMapp demuestra el 100% de efectividad en primates

Los investigadores administraron tres dosis del suero a monos y todos sobrevivieron, incluso los que estaban en fase avanzada.

Espacio reservado para promoción
cid:1011