Enlaces accesibilidad

España e Italia logran estabilizarse tras una jornada de nervios que elevó la deuda a máximos

  • El Banco Central Europeo compra bonos de varios países periféricos
  • La prima de riesgo española se sitúa en los 315 puntos básicos
  • El Ibex-35 recorta sus pérdidas y salva los 9.600 tras caer un 0,69%

Ver también: Especial sobre la crisis de  deuda pública  en Europa

Por
Berlusconi asegura que la banca italiana es sólida y que la UE está con ellos

La prima de riesgo

El diferencial con el bono alemán a diez años, conocido como prima de riesgo, es la distancia entre la rentabilidad de la deuda germana, la más sólida de la zona euro, y otro país medida en puntos porcentuales, es decir, 100 puntos básicos equivalen a un 1%.

El interés que paga el Estado cuando vende un bono no cambia tras la emisión, pero existe un mercado secundario de deuda en el que los inversores compran y venden títulos de deuda, por lo que el precio (el tipo de interés) varía.

En el mercado secundario europeo, el titulo de referencia es el bund, el bono a 10 años que emite Alemania, ya que el Estado alemán se considera un pagador seguro y sin riesgos: el inversor está convencido de recuperar el dinero que presta. Sin embargo, el resto de países deben ofrecer a los inversores una mayor remuneración, un tipo de interés más alto, para que asuman el riesgo de tener un bono suyo, en lugar de comprar deuda alemana.

Esa prima de riesgo o diferencial de deuda es el que aumenta. Sin embargo, eso no implica que el Estado pague ese diferencial: paga solo el tipo de interés que acordó en la emisión de la deuda.

El nerviosismo y la volatilidad que dominan los mercados estos días se ha hecho más evidente en esta jornada en la que Italia y España han vuelto a ser los países más afectados. La tercera y la cuarta economía de la zona euro han sufrido severos castigos por segundo día consecutivo. Las pérdidas en los parqués de Madrid y Milán y el aumento de las primas de riesgo de ambos países han llegado a ser muy intensas, pero se han ido relajando gracias a la intervención del Banco Central Europeo (BCE), que ha adquirido deuda de los países periféricos.

La prima de riesgo española, que ha superado los 380 puntos básicos, ha cerrado la jornada en el entorno de los 315 puntos. Lo mismo ha ocurrido con la italiana, que ha acabado la sesión en los 285 puntos (había llegado a los 360) y que ha llevado a la Bolsa de Milán a ser la mejor del Continente tras registrar una subida del 1,18%. El Ibex-35, que ha llegado a ceder un 4%, ha acabado perdiendo un 0,69% hasta los 9.603,40 puntos.

La tormenta financiera ha llevado al presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, a mantener una reunión de urgencia con la vicepresidenta económica, Elena Salgado, para tratar la crisis de deuda, antes de encontrarse con el presidente permanente del Consejo Europeo, Herman Van Rompuy, quien ha convocado para el viernes una cumbre de jefes de Estado y de Gobierno de la zona euro para cerrar el segundo rescate a Grecia.

El Banco Central Europeo ha conseguido apaciguar los ánimos con la compra de bonos de diferentes países de la eurozona, según ha informado Radio Nacional de España. Aunque no se conoce el alcance de la intervención de la entidad presidida por Jean-Claude Trichet, RNE ha subrayado que el BCE ha adquirido deuda de los países periféricos.

Las Bolsas europeas moderan sus pérdidas

La mejoría en la marcha de la Bolsa de Milán comenzó antes, tras el anuncio del ministro italiano de Economía, Giulio Tremonti, de que había abandonado la reunión en Bruselas del Ecofin para cerrar los últimos detalles del plan de ajuste, que Roma pretende aprobar esta semana.

Italia reacciona y busca aprobar su plan de ajuste antes del domingo

También ha dado un respiro la colocación de bonos italianos a un año por un valor total de 6.750 millones de euros con una rentabilidad del 3,67%, pese a superar en un 1,523% la pasada subasta.

Al final, el índice FTSE MIB subió un 1,18% al cierre. También ha logrado acabar en números verdes Lisboa (0,94%). El resto de mercados del Viejo Continente han recuperado posiciones a lo largo del día, pero han cerrado con pérdidas. Fráncfort ha cerrado con un descenso del 0,78%; París, ha bajado un 0,90%; Londres, un 1,02%; Atenas, un 0,52%; y Zúrich, un 0,63%.

Primas de riesgo

La bajada de la prima de riesgo de España hasta los 315 puntos en los que ha cerrado se ha producido porque el rendimiento de los títulos españoles a 10 años ha caído hasta el 5,854%, frente al 6,030% marcado al cierre del lunes, después de haber alcanzado el máximo diario en el 6,233%.

La rentabilidad de los bonos alemanes con vencimiento en 2021 experimentó el comportamiento contrario y avanzó hasta el 2,711% desde el 2,671% en los que acabó hace 24 horas.

En el caso de otros países periféricos, el diferencial de la deuda griega ha acabado en los 1.358 puntos básicos, mientras el de la deuda irlandesa alcanzaba los 1.036 puntos básicos.El diferencial de los bonos portugueses ha finalizado en los 926 puntos básicos, con un interés del 11,9%.

En cuanto a los seguros de impago de deuda (conocidos como CDS, por sus siglas en inglés), sufrieron asimismo caídas en el caso de Italia y España, hasta quedar en 280.875 dólares y 315.782 dólares por cada 10 millones de dólares asegurados.

Paralelamente, en el mercado de divisas, el euro ha caído ligeramente. En el mercado de divisas de Fráncfort se cambia a 1,3984 dólares, frente a los 1,3993 dólares de la víspera.

Noticias

anterior siguiente