Enlaces accesibilidad

Controlados los dos incendios de Mallorca que han quemado 574 hectáreas

  • 150 personas han estado trabajando en su extinción toda la noche
  • El incendio de San Roque, en Cádiz, se da por estabilizado

Por
Incendios en Cádiz y Mallorca

Los dos incendios declarados este miércoles en Mallorca, en el este de la isla, han quedado controlados después de quemar 574 hectáreas, según ha informado este jueves el Consell de Mallorca.

El incendio que afecta al municipio mallorquín de Artà ha sido controlado esta mañana y, según una primera estimación, han ardido 374 hectáreas, mientras que en el caso de los municipios de Santa Margalida y Maria de la Salud fue controlado anoche, se han calcinado unas 200 hectáreas y podría darse por extinguido en las próximas horas.

El más difícil de controlar ha sido el de Artà, donde trabajan diez aviones y helicópteros, brigadas del Ibanat (Instituto Balear de la Naturaleza), los bomberos de Mallorca y Palma y personal de Protección Civil.

El presidente de Baleares, José Ramón Bauzá, ha visitado este jueves las zonas afectadas, donde ha declarado que próximamente se pondrán en marcha los informes correspondientes para determinar las causas de las llamas en ambos casos.

150 personas trabajando para extinguir el incendio

Bauzá ha querido subrayar que no se ha producido ningún accidente ni ha habido ningún herido entre las 150 personas que están trabajando, sobre todo porque un cambio de viento es "muy traicionero y puede hacer barbaridades".

En una rueda de prensa, la presidenta del Consell de Mallorca, María Salom, ha agradecido el esfuerzo realizado, también a lo largo de la noche, por los profesionales y voluntarios que han trabajado para controlar ambos siniestros. "Fue un día muy complicado, muy intenso y duro", ha reconocido.

Salom visitó este jueves Artà y Santa Margalida, donde se vivieron momentos de "nervios" y "mucha preocupación" por el desalojo de 20 viviendas y un agroturismo, ha manifestado.

En el caso de Artà, como es una zona escarpada, las llamas se propagaron con celeridad entre el Penyal Roig y el Puig d'en Pelat, lo que requirió desde el principio la intervención de medios aéreos que se retiraron a sus bases al caer la noche y que han comenzado a volar con la primera luz del día de hoy.

Las llamas comenzaron junto al Camí de Carrossa y se extendieron con rapidez debido al viento racheado del sureste que soplaba en la zona, lo cual ha dificultado los trabajos de extinción.

El incendio de Santa Margalida también se inició sobre la misma hora en un terreno sembrado de cereal y se extendió a otros suelos cultivados y pequeñas zonas forestales de la zona.

El fuego también se expandió a gran velocidad porque buena parte de la superficie quemada estaba cubierta de rastrojo altamente inflamable, lo que llevó a los responsables de emergencias a ordenar el desalojo de una veintena de casas y un hotel rural en Santa Margalida y algunas viviendas más en Maria de la Salud.

Un avión y un helicóptero del Ibanat realizaron descargas de agua sobre el área afectada hasta que anocheció.  Ambos incendios han obligado al cierre de varias carreteras, algunas de las cuales han sido reabiertas una vez que el peligro ha ido disminuyendo. 

El incendio de Cádiz se da por estabilizado 

El dispositivo para la Prevención y Extinción de Incendios en  Andalucía, el Plan Infoca, ha dado por estabilizado este jueves el incendio declarado a las 23,35 horas de este miércoles en el término municipal de San Roque (Cádiz), concretamente en Sierra Carbonera.

Según ha indicado el Infoca en un comunicado, los trabajos de extinción comenzaron inmediatamente tras recibir los avisos y se han prolongado durante toda la noche con el personal terrestre, mientras que desde primera hora de esta mañana se incorporaron los medios aéreos, que de noche no pueden trabajar por motivos de seguridad dada la falta de visibilidad.

Los trabajos de extinción de este siniestro han supuesto este jueves la movilización de 11 retenes de especialistas del dispositivo procedentes de las provincias de Cádiz, Huelva y Málaga, junto con dos brigadas de refuerzo con despacho desde Sevilla y Málaga. En total, más de un centenar de especialistas de extinción han sido movilizados, junto con técnicos y agentes de Medio Ambiente.

La Brigada de Investigación de Incendios Forestales (BIIF), compuesta por agentes de Medio Ambiente especializados en la materia y adscritos al dispositivo Infoca, está trabajando en el esclarecimiento de las causas de este siniestro, del que se han encontrado marcados indicios de intencionalidad, al tiempo que se tratará de esclarecer la posible relación de este incendio con el registrado el pasado domingo también en el municipio de San Roque, en concreto en la Sierra del Arca.

En cuanto a la superficie afectada por este incendio, está  compuesta por matorral y monte bajo, y alcanza las 200 hectáreas según la estimación inicial. No obstante, el dispositivo Infoca realizará la pertinente medición con GPS del perímetro cuando los trabajos de extinción lo permita.

Finalmente, el Infoca ha señalado que mantendrá personal trabajando en la zona hasta el control y definitiva extinción de este incendio. Las tareas de extinción han sido apoyadas por bomberos locales, así como por la Policía Nacional y la Guardia Civil.

Noticias

anterior siguiente