La alfombra roja de la boda real monegasca

  • Una vez más, la elegancia ha ido de la mano de los Grimaldi
  • Los colores de los invitados, desde el pastel al naranja chillón
  • Pamelas y tocados también han sido los grandes protagonistas
Ampliar fotoLa hija de la Princesa Carolina de Mónaco, Carlota Casiraghi (a la derecha) y su novio en la boda.

La hija de la Princesa Carolina de Mónaco, Carlota Casiraghi (a la derecha) y su novio en la boda.REUTERS

Ir a fotogalería El Príncipe Alberto y su esposa asisten a la cena oficial celebrada tras la boda religiosa.

Glamour, detalles y emoción en la boda religiosa monegescaEFE/JOCHEN LUEBKE

Ir a fotogalería El velo permite ver con claridad el favorecedor vestido de escote tipo barco que Charlene ha elegido

Las claves del vestido de Charlene de Mónaco: Armani, Swarosky y perlas doradasREUTERS

Ir a fotogalería La princesa Magdalena de Suecia, a su llegada a la misa de la boda

Los invitados a la boda real monegasca llegan a la ceremonia religiosaEFE

LAURA RIESTRA 

Mitad cuento de hadas, mitad alfombra roja de cualquier gran espectáculo que se precie. Así se podría describir el desfile de vestidos, tocados, pamelas, uniformes y zapatos que hemos visto este sábado en la boda real monegasca.

La clase y la elegancia la han puesto, como se esperaba, los Grimaldi. A ellos se han sumado los modelos que han lucido - y con los que nos han sorprendido - famosos como la modelo Karolina Kurkova, con un espectacular traje de chaqueta de manga larga color azul e impecable recogido, o su compañera de trabajo, Naomi Campbell, que también ha acaparado todas las miradas con su largo vestido de estampado floral en color verde tuquesa.

Eso sí, como en toda boda que se precie, también hemos visto varios modelos que han llamado la atención bien por su originalidad, bien por su excentricidad.

Frente a todos ellos la novia ha sido la gran protagonista. El listón estaba bien alto (tras ella estaba la sombra de la que hubiera sido su suegra, Grace Kelly) pero no ha defraudado con un impecable vestido diseñado por Giorgio Armani que la ha cubierto de 40.000 cristales Swarosky y 30.000 perlas doradas.

Escenario único

En un escenario único, el Palacio Grimaldi, y concientes de que el pasado de una familia histórica estaría más que presente, la familia real se ha decantado por los colores pastel. Las princesas Carolina y Estefanía de Mónaco han cumplido todas las expectativas.

Carolina, de 54 años, ha elegido una línea algo diferente a la de la ceremonia civil. Esta vez ha optado por un vestido rosa palo y una pamela. Su hija, Carlota, que ya se ha convertido en un referente en el mundo de la moda, ha optado por el mismo color que su madre aunque en un tono más fuerte. Su vestido tenía un escote tipo barco que ha completado con pequeño lazo negro a juego de unos altísimos zapatos y un velo que solo ha llevado antes de la ceremonia.

Entre las casas reales que han asistido, las mujeres ha destacado por una línea elegante en la que han destacado, por ejemplo, la princesa Máxima que se ha salido de los tonos sobrios y ha elegido un traje naranja adornado con una flor, y la princesa Matilde que ha optado por uno azul.

También ha destacado la princesa Magdalena de Suecia, que ha sido una de las pocas que se ha atrevido con el pelo suelto y un discreto tocado en la misma línea cromática que su vestido, el crudo.

Pero no solo han acudido miembros "reales", la alfombra roja monaguesca también ha acogido a celebridades de la altura del presidente de la FIA, Jean Todt, la exmodelo francesa Inés de la Fressange, acompañada de sus hijas, o al actor británico Roger Moore y a su mujer, a los que los monegascos han recibido con intensos aplausos.

Todos los estilos

Pero si en una boda real en Mónaco había determinada profesión que no podía estar ausente esta era la del diseñador y, si acotamos más, la presencia de Giorgio Armani era más que necesaria puesto que ha sido el encargado de diseñar el vestido de Charlene. Ha acudido acompañado de su sobrina, Roberta, que ha optado por un asimétrico vestido color marrón chocolate y un discreto tocado lateral.

Además de a Armani también hemos podido ver a Roberto Cavalli y al diseñador alemán Karl Lagerfeld, director creativo de Chanel, que ha completado su atuendo con pequeños detalles originales como una clave de sol en su corbata o unos llamativos guantes con corchetes.

Pese a la ausencia de la casa Real de España, el toque nacional también ha estado en Mónaco de la mano de Luis Alfonso de Borbón y Margarita Vargas, muy elegante con un vestido color grisáceo y pedrería. Junto a ellos, Marisol Casado y Juan Antonio Samaranch, los dos españoles miembros del Comité Olímpico Internacional (COI).

­ ­ ­ ­

Referéndum en Escocia

Programas para todos los públicos

Cameron advierte de que la independencia supondría
"un divorcio muy doloroso"

El primer ministro británico ha hecho su último viaje a Escocia para apoyar el "no". "Si Escocia vota sí, seguiremos caminos diferentes", ha señalado.

­ ­ ­ ­
Programas para todos los públicos

Contador inmortaliza su homenaje

El vencedor de la Vuelta, homenajeado en la sede de la Comunidad de Madrid y en su Pinto natal, publica en las redes sociales una autofoto de la fiesta. "Sin el apoyo de la afición no habría estado en la salida de Jerez", dice.

­ ­ ­ ­
Programas para todos los públicos

La OCDE rebaja de forma notable la previsión de crecimiento para la zona euro en 2014 y 2015

Crecerá este año un 0,8%, cuando Italia seguirá en recesión, Francia estará estacanda y Alemania crecerá menos. Para 2015 ha recortado su previsión desde el 1,7% hasta el 1,1%.

­ ­ ­ ­

Especial Fashion Week Madrid

Alvarno se lleva el premio a la mejor colección en su estreno en MBFWM

RAFAEL MUÑOZ.- Su propuesta es lujosa, una costura urbana, joven y sofisticada. María Escoté bucea en los guetos de EEUU, Leyre Valiente dibuja a la mujer mecánica, Hannibal Laguna se inspira en las mariposas y Andrés Sardá reivindica la belleza a cualquier edad.

­ ­ ­ ­
Tejido humano visto al microscopio.

Descubren el mecanismo por el que las células se dividen

Las células se duplican y dividen para regenerar tejidos dañados. Si el mecanismo no funciona bien puede desencadenarse un cáncer.

Espacio reservado para promoción
cid:48210