Enlaces accesibilidad

El Congreso autoriza la prórroga indefinida de la misión en Libia, que costará 14 millones al mes

  • Jiménez y Chacón han defendido la prórroga hasta que Gadafi se vaya
  • Hasta ahora, el coste de la participación española ha sido de 43 millones

Por
Jiménez y Chacón defienden la prórroga indefinida de la misión en Libia

El Congreso ha dado luz verde a la prórroga indefinida de la participación española en la operación militar en Libia con 36 votos a favor, ninguno en contra y la abstención de UPyD.

Tras más de tres horas y media de debate, en las que tanto la ministra de Asuntos Exteriores, Trinidad Jiménez, como la de Defensa, han querido dejar claro que la intervención española se mantendrá en los mismos términos que hasta ahora,  PSOE, PP, CIU y PNV han votado a favor de la prórroga. Por su parte,  el diputado de IU, Gaspar Llamazares, se ha negado a votar y se ha marchado de la Comisión, y la representante del Grupo Mixto, Rosa Díez, se ha abstenido.

El medio centenar de militares españoles desplegados en Libia podrán continuar de forma indefinida sus labores de mantenimiento de la zona de exclusión aérea y control del embargo de armas, dentro de la operación liderada por la OTAN y auspiciada por Naciones Unidas.

La participación española "en ningún caso implicaría acciones sobre el terreno ni un incremento de tropas", ha reiterado la ministra de Defensa, Carme Chacón, que ha subrayado que la intervención de los aviones y buques españoles es "de gran relevancia para el avance de las operaciones".

Jiménez ha asegurado que España seguirá participando en la misión militar en Libia mientras el régimen de Muamar el Gadafi siga siendo una "amenaza" para el pueblo libio y la región.

"Esta misión continuará mientras los libios sigan padeciendo la barbarie del régimen de Gadafi y, por ello, estaremos todo el tiempo que haga falta", ha afirmado Jiménez durante su comparecencia en el Congreso junto con Chacón, para pedir la prórroga indefinida de la intervención española e informar de la situación en Libia.

La ministra de Exteriores ha reiterado el compromiso de España con la OTAN, pero ha señalado que la solución "no debe ser solo militar, sino fundamentalmente política" y que, además, "debe venir desde dentro de Libia".

Apoyo a los "socios" rebeldes

El conflicto, que comenzó a finales del pasado mes de febrero, ha supuesto un coste para nuestro país de 43 millones de euros y la prórroga indefinida incrementaría esta cifra en unos 14,4 millones de euros mensuales.

Desde que comenzó la misión el pasado 19 de marzo, España contribuye con cuatro cazas F-18 y dos aviones de abastecimiento para el control del espacio aéreo libio, sin entrar en acciones de combate y, además, tiene desplegados un avión de vigilancia marítima, una fragata y un submarino para el embargo naval de armas, según informa la agencia Efe.

Jiménez ha recalcado también el respaldo al Consejo Nacional de Transición libio, el máximo órgano de dirección de los rebeldes, al que ve como un "representante legítimo del pueblo libio" y un "auténtico socio". Un apoyo que se hizo más explícito la pasada semana, cuando el Gobierno expulsó al embajador libio en Madrid, por lo que en esta ruptura de relaciones con Trípoli, el único diplomático español en Libia se encuentra en Bengasi y es el enviado especial ante el CNT, José Riera. 

IU no vota y el PP ofrece un "apoyo condicionado"

El grupo más crítico con las intervenciones de las ministras ha sido Izquierda Unida, que ha afirmado que no va a participar en la votación porque "lo que ustedes nos traen hoy aquí está al margen de las resoluciones de Naciones Unidas y de la ley de Defensa Nacional y es ilegal".

El portavoz parlamentario de Izquierda Unida en el Congreso, Gaspar Llamazares, ha denunciado que la propuesta de prorrogar la participación española en Libia es "una operación de progaganda vestida de humanidad" y ha pedido explicaciones al Gobierno acerca del número de víctimas civiles en ataques de la OTAN que, según sus fuentes, ascendería a 700.

Llamazares ha abandonado la Comisión de Defensa del Congreso de los Diputados, aunque horas después ha asistido a un acto convocado por la Unión de Actores contra la guerra en Libia.

"Yo que hasta ahora había votado en contra de la participación de España en la guerra de Libia, hoy no lo he hecho, hoy me he levantado y me he ido sin votar", ha dicho Llamazares en el acto, informa Europa Press.

Por su parte, PP, CiU y PNV, han dado su apoyo a la prórroga, pero han pedido al Gobierno "más información" y "más transparente" y le han advertido de que no darán "cheques en blanco".

El portavoz parlamentario del Partido Popular, Gustavo de Arístegui, ha exigido "más coraje político" y ha dado su "apoyo sincero, aunque condicionado" a la prórroga indefinida.

Josep Antonio Duran Lleida (CiU), que ha actuado como presidente de la Comisión conjunta, ha tendido que explicar antes a los medios su postura, que ha sido de apoyo a la misión pero siempre que se conjugue con un "diálogo" con todas las partes.

El PNV ha dado un apoyo "precario, crítico y muy vigilante" al Gobierno, mientra que Rosa Díez ha defendido su abstención porque la prórroga "no está del todo justificada".

Noticias

anterior siguiente