Enlaces accesibilidad

Salgado señala que la falta de acuerdo sobre Grecia no ha aumentado la presión sobre la deuda

  • El comisario de Asuntos Económicos, Olli Rehn, sí que teme ese efecto
  • Los mercados europeos abren la semana con fuertes pérdidas
  • El Eurogrupo da dos semanas de plazo a Grecia para aprobar las reformas

Ver también: La crisis de deuda pública en Europa

Por
Salgado no teme el contagio y subraya que los mercados distinguen entre Grecia y España

La ministra de Economía española, Elena Salgado, ha insistido este lunes en que la falta de acuerdo sobre el próximo desembolso de ayuda a Grecia no ha incrementado la presión sobre la deuda española, como muestra el hecho de que el diferencial con el bono alemán haya cerrado en valores cercanos al viernes, antes de que se produjeran las discusiones del Eurogrupo.

"El diferencial con el bono alemán ha cerrado en exactamente en el mismo valor que tenía el viernes, antes de esta discusión sobre Grecia. Por lo tanto, yo creo que eso lo que pone de manifiesto es que esta discusión sobre Grecia no ha tenido efectos", ha explicado Salgado.

La prima de riesgo española, que es el diferencial entre la rentabilidad del bono español a diez años y el alemán del mismo plazo, ha logrado cerrar este lunes en 262 puntos básicos, en un nivel similar al del pasado viernes, tras alcanzar los 272 puntos a primera hora por la falta de pacto sobre la ayuda a Grecia.

"Los mercados no tienen todos los datos, tienen alguna incertidumbre" sobre la situación de Grecia y el segundo rescate que prepara la Unión Europea para el país, lo que ha fomentado "alguna inestabilidad", ha dicho Salgado en una rueda de prensa que ofreció con motivo de las reuniones de ministros de Finanzas europeos celebradas en Luxemburgo.

Estas turbulencias en los mercados afectan de manera "casi general" a aquellos países que están en un programa (Grecia, Irlanda y Portugal) y "marginalmente en algunos otros", según Salgado.

Los mercados "distinguen" entre España y Grecia

Por la mañana, la ministra de Economía, Elena Salgado, ha aseverado que no está preocupada por el efecto de contagio que pueda tener sobre la deuda española la falta de acuerdo para el desembolso del próximo tramo de ayuda a Grecia y ha subrayado que los mercados "distinguen perfectamente" entre ambos países. La Comisión Europea sí que ha mostrado su preocupación por un posible contagio.

"Evidentemente, hubiera sido deseable que hubiéramos llegado a un acuerdo más inmediato en el día de ayer pero yo creo que los mercados distinguen perfectamente, saben que estamos haciendo las reformas que nuestro país necesita y que estamos llevando a cabo la consolidación fiscal", ha indicado Salgado.

Los mercados distinguen perfectamente entre España y Grecia

Quien sí se ha mostrado preocupado por un posible contagio es el comisario de Asuntos Económicos, Olli Rehn, que teme que la situación griega pase factura a los países periféricos. "Estoy preocupado sobre un potencial contagio", ha afirmado en concreto Rehn, quien ha confiado en que la zona del euro tome las decisiones necesarias para evitarlo.

Salgado y Rehn han hecho estas declaraciones antes de participar en la segunda jornada de reunión de ministros europeos de Finanzas en Luxemburgo, después de que el Eurogrupo del domingo finalizara de madrugada sin acuerdo sobre el próximo desembolso de ayuda a Grecia.

Los ministros concluyeron la primera jornada de reunión, de madrugada y tras siete horas de negociaciones, sin cerrar un acuerdo sobre el desembolso del quinto tramo del programa de rescate de Grecia, que consta de 12.000 millones de euros (8.700 de la UE y 3.300 del Fondo Monetario Internacional).

El dinero estará a tiempo en Grecia

Rehn ha explicado que se están "tomando las decisiones necesarias sobre el próximo desembolso", lo que permitirá que este se haga "a tiempo para evitar la suspensión de pagos", con la condición previa de que el Parlamento heleno apruebe antes de finales de junio la estrategia fiscal a medio plazo y el programa de privatizaciones del Gobierno.

En este sentido, la vicepresidenta segunda del Gobierno de España, Elena Salgado, ha asegurado que "el hecho de que el primer ministro heleno haya anunciado que se va a someter a una votación" de confianza en el Parlamento de su país ha influido en el retraso de la decisión sobre el desembolso del quinto tramo de ayuda a Grecia, pues "es bueno" esperar a conocer ese resultado antes de entregar el dinero de la Unión Europea (UE) y el Fondo Monetario Internacional (FMI).

Asimismo, Salgado ha dicho no creer que el aplazamiento del desembolso "tenga consecuencias" para el país mediterráneo, pues "para Grecia es suficiente que (el dinero) esté disponible a partir del mes de julio porque es en agosto cuando tiene esa amortización importante de 6.000 millones".

Salgado ha confiado en que a comienzos de julio se logre desbloquear ese desembolso y también avanzar en la definición del segundo programa de rescate de Grecia, "al menos, sobre la definición de la cantidad y de las condiciones".

Reformas en la zona euro

Para Elena Salgado, el resultado de la reunión del domingo "lo que manifiesta" es que la zona euro debe "seguir trabajando de manera más consensuada para llegar a acuerdos más profundos y más fácilmente".

En ese sentido, ha deseado que los ministros europeos puedan avanzar sobre las medidas legislativas de gobernanza, destinadas a reforzar el sistema de gobierno de la zona euro, y que van a "ayudar a prevenir y moderar en el futuro esos desequilibrios macroeconómicos que están en la base (de la crisis)".

En la misma línea se ha pronunciado el comisario de Asuntos Económicos, Olli Rehn, quien ha insistido en que un elemento para dar solidez al euro y evitar el riesgo de contagio es que los ministros de Finanzas de la UE aprueben la decisión de reforzar la capacidad efectiva del fondo de rescate de la zona euro (la Facilidad Europea de Estabilidad Financiera) y finalicen la modificación del Tratado para crear el Mecanismo Europeo de Estabilidad (fondo de rescate que sustituirá a la facilidad a partir de 2013).

Aún así, Rehn ha intentado evitar el alarmismo al asegurar que "el euro está a salvo" y "es una moneda estable", a pesar de que haya una crisis de deuda soberana que afecta a "algunos países" de la zona euro.

Papandréu viaja a Bruselas

El primer ministro griego, Yorgos Papandréu, que este martes se someterá a una moción de confianza, se reunirá este lunes con los presidentes del Consejo Europeo, Herman Van Rompuy, y la Comisión Europea (CE), José Manuel Durao Barroso. La entrevista con Van Rompuy está prevista para las 16.00 hora penisular, mientras que Papandréu se verá con Barroso alrededor de las 22.00 horas.

El primer ministro griego viaja a Bruselas en pleno agravamiento de las presiones sobre Grecia y pocas horas después de que los ministros de Finanzas de la zona euro concluyesen sin acuerdo la reunión destinada a desbloquear el quinto tramo del rescate a Grecia. La crisis griega será abordada por los jefes de Estado y de Gobierno de la Unión Europea (UE) en el Consejo Europeo del jueves y el viernes en Bruselas.

Además, la Comisión Europea ha confirmado que los inspectores de la Unión Europea y del Fondo Monetario Internacional estarán en Atenas el martes y el miércoles "por lo menos" en una visita "técnica".

Noticias

anterior siguiente