Enlaces accesibilidad

Alberto de Mónaco, el 'playboy' de la realeza

  • Ha compaginado su pasión por el deporte con una educación humanista
  • Sus biógrafos le atribuyen más de 130 conquistas y tiene dos hijos ilegítimos

Ver también:  Especial Boda real Mónaco

Por
 Alberto de Mónaco ha sido el soltero de oro de la realeza europea hasta que conoció a Charlene Wittstock.
Alberto de Mónaco ha sido el soltero de oro de la realeza europea hasta que conoció a Charlene Wittstock. EFE

Una salva de honores anunciaron el 14 de marzo de 1958 que había nacido el próximo regente de Mónaco, el sucesor del príncipe Rainiero. Desde ese momento, comenzó para Alberto una vida ligada a la realeza europea y al glamour hollywoodiense.

El único hijo varón de la familia Grimaldi siempre fue el ‘ojito derecho’ de la princesa Grace, a quien estuvo íntimamente unido. Fue su madre quién le enseñó los secretos del cine y la seducción, y le ayudó a vencer su timidez.

Nacido para ser el jefe de Estado del Principado de Mónaco, compaginó una educación humanista con su pasión por el deporte. En Estados Unidos, en el Amherst College de Massachusetts, se licenció en 1981 en Ciencias Políticas tras estudiar disciplinas como Ciencias Políticas, Economía, Psicología, Literatura inglesa, Filosofía, Historia del Arte y Sociología entre otras.

En su período universitario se especializó en el lanzamiento de jabalina. El remo, el tenis, el rugby, el golf y el esquí son otras de sus aficiones y ha participado en cinco Juegos Olímpicos de invierno y en un París-Dakar.

En Francia, completó su formación en la Marina donde hizo el servicio militar y llegó a coronel de las Fuerzas de la Policía.

Más de 130 conquistas...

Hasta la muerte de su madre, Alberto permanece en un segundo plano y son sus hermanas las que copan las portadas de las revistas con sus excentricidades y amoríos. El fallecimiento de la princesa Grace le une más a su padre, con quien, como él mismo ha relatado, estuvo viendo películas de su madre cada noche durante años.

La muerte de Grace Kelly sella la época dorada del Principado de Mónaco

Su hermana pequeña, Estefanía, es su debilidad y es quien con la que siempre ha compartido secretos y confidencias, mientras que con Carolina, nunca ha llegado a entenderse.

Apodado como el soltero de oro o el playboy de la realeza europea, sus biógrafos le atribuyan más de 130 conquistas. Un largo historial que, sin embargo, no ha evitado que le perseguieran los rumores constantes sobre su homosexualidad.

Sus romances con Brooke Shields, Angie Evershart o Tasha de Vasconcelos, quien casi consigue llevarlo altar, han sido algunos de los más sonados. En España, se le relacionó incluso con la actriz Ana Obregón, con la que él solo reconoció mantener una "buena amistad". Sin embargo, la relación que más portadas de revista le llevó a protagonizar a principios de los años 90 fue la que mantuvo con la modelo internacional alemana Claudia Schiffer, a la que muchos veían como la nueva Grace Kelly. Pero la historia no cuajó y Alberto siguió apegado a su soltería hasta que la nadadora sudafricana, Charlene Wittstock, se cruzó en su camino.

...y dos hijos ilegítimos

Su agitada vida sentimental ha sido observada con preocupación por los monegascos, que veían cómo su princesa se hacía esperar y  Una circunstancia de la que era consciente Rainiero de Mónaco y que le llevó a modificar el 2 de abril de 2002 el artículo 10 de la Consitución, que estipula desde entonces que el sucesor debe ser un descendiente "directo y legítimo" del príncipe reinante.

Esta revisión de la Carta Magna le quitaba presión a Alberto, ya que si moría sin descendencia legítima, podría sucederle en el trono su hermana Carolina y a ésta sus hijos varones, Andrea y Pierre, seguidos de Carlota y en quinto lugar, Estefanía.

Alberto nunca ha revelado si su padre murió sin saber que le había hecho abuelo, pero lo cierto es que no fue hasta su fallecimiento cuando el príncipe de Mónaco reconoció a dos hijos ilegítimos, Jazmin, de 18 años y Alexandre, de 7.

Adiós al príncipe: Muerte y funeral por Rainiero de Mónaco

El niño nació en 2003 fruto de una relación con la azafata togolesa Nicole Coste y vive en Mónaco para estar cerca de su padre. Jazmín, sin embargo, vive en California con su madre, Tamara Rotolo.

Tres meses después de la muerte de Rainiero como marca el protocolo monegasco, Alberto fue entronizado como como jefe de Estado del principado el 12 de julio de 2005.

Un año más tarde, se hizo oficial su relación con Charlene Wittstock, la candidata a convertirse en Su Alteza Serenísima. Parece que el futuro del principado está asegurado.

Noticias

anterior siguiente