Enlaces accesibilidad

El régimen sirio manda vehículos militares para aplastar las protestas tras la muerte de 120 policías

  • Residentes locales dicen que hubo un motin de militares
  • Al Yazira difunde el vídeo de un teniente que se ha pasado a la oposición
  • Denuncian el secuestro de la bloguera Amina Abdalá
  • Francia promoverá una resolución de la ONU 

Ver además: Especial sobre las revueltas árabes

Por
Continúan los enfrentamientos en la ciudad siria en la que el lunes murieron un centenar de policías

La localidad de Ysr al-Shoghur, al norte de Damasco, teme la represión violenta del ejército sirio, que ha mandado a decenas de vehículos militares hacia allí, después de que 120 agentes de seguridad fuesen asesinados a manos de hombres armados en una emboscada, según ha informado la televisión estatal.

Lo que ocurrió exactamente en la ciudad este fin de semana aún no está claro, aunque parece haber sido uno de los incidentes más sangrientos en los once años de Gobierno de Bachar el-Asad.

Residentes han informado que una columna de vehículos acorazados y tropas, que se dirigen aparentemente a la localidad, ha llegado ya al pueblo de Ariha, a 25 kilómetros al este, un día después de que el ministro de Interior, Ibrahim al-Shaar advirtiese de que el ejército cumpliría con su "deber nacional de reeestablecer la seguridad".

Fuentes oficiales han informado de que hombres armados entraron en Ysr al-Shoghur y prendieron fuego a los edificios gubernamentales, lo que provocó que la población civil pidiese ayuda a las fuerzas de seguridad, de las que habrían muerto hasta 120 hombres en embosacadas contra una oficina de correos y un puesto de seguridad.

La televisión estatal asegura que los enfrentamientos continúan en la ciudad. Testigos citados por AFP aseguran que trece vehículos de transporte de tropas han atravesado Alepo en dirección al norte, y que los helicópteros sobrevuelan Jisr al Shoghur.

De confirmarse este enfrentamiento, sería el primer choque armado de importancia entre opositores y fuerzas de seguridad, y demostraría que, una vez que las protestas pacíficas han sido reprimidas a tiros, existen elementos con la voluntad y la capacidad para intentar una rebelión armada.

La versión de la deserción

Sin embargo, residentes y activistas dan otra versión y hablan de un motin entre los militares después de que fuerzas del ejército fuesen enviadas el pasado fin de semana para sofocar las protestas.

Siria ha prohibido la presencia de los medios extranjeros en el país, lo que hace más difícil verificar cuál es la versión correcta. En este caso, además, no se ha difundido ningún vídeo que respalde el supuesto baño de sangre en Ysr al-Shoghur.

Wissam Tarif, director de la organización de derechos humanos Insan, ha puesto en duda la versión oficial y ha afirmado en declaraciones a Reuters que los enfrentamientos se han producido entre fuerzas leales al Gobierno y soldados que habían desertado. También ha asegurado que el balance de víctimas es "inconsistente".

"Una unidad del Ejército llegó al área por la mañana. Parece que otra unidad llegó por la tarde para parar la deserción", ha afirmado Tarif. Otros miembros de la oposición habían advertido con anterioridad que las fuerzas de seguridad habían lanzado una operación en la ciudad durante el fin de semana, en la que al menos 37 residentes y 10 policías habían muerto. La información no ha podido ser verificada por fuentes independientes.

La cadena de televisión catarí Al Yazira ha difundido un vídeo en el que un teniente del Ejército sirio dice desertar tras haber sido testigo de crímenes contra civiles "que sólo buscaban protegerse". El oficial, que se identifica como Abdel Razaq Tlas, explica que se había unido al Ejército con el objetivo de proteger al pueblo del "enemigo israelí", no para luchar contra la población.

"Después de los crímenes que he visto en Deraa (en el sur del país) y en toda Siria no puedo continuar en el Ejército", asegura Tlas, que aparece vestido con uniforme militar y una gorra. Si la disidencia se extiende al Ejército sirio, habitualmente disciplinado, la situación puede derivar a un escenario similar al de Yemen.

Y a este deserción se ha sumado también la embajadora siria en Francia, Lamia Sakkour, que ha anunciado su dimisión en el canal galo "France 24" en reconocimiento de la "legitimidad de las demandas de la población" relativas a una mayor democracia y libertad.

No puedo apoyar ese ciclo de violencia

"La respuesta dada por el Gobierno no es correcta. No puedo apoyar ese ciclo de violencia, ignorar que ha habido manifestantes que han muerto, que hay familias que viven en el dolor", ha asegurado Sakkour a "France 24".

Sin embargo, esta tarde la televisión siria ha desmentido en varias notas urgentes atribuidas a la embajadora su dimisión. "Le digo a todos los que me escuchan que yo me siento orgullosa, porque los hijos de la patria no pueden traicionar de esta manera flagrante", ha apuntado la cadena siria en una de esas notas.

Bloguera secuestrada

Por otra parte, un grupo de hombres supuestamente vinculado al régimen ha secuestrado en Damasco a la bloguera siria Amina Abdalá (también conocida como Amina Arraf), quien ha estado implicada a través de su 'blog' en las movilizaciones antigubernamentales, según ha denunciado su familia. De momento, se desconoce su paradero.

Un primo de la mujer ha denunciado a través del blog de Abdalá, 'A Gay Girl', que tres hombres jóvenes armados la secuestraron el lunes a media tarde cerca de la calle Fares al Juri cuando, acompañada de una amiga, se disponía a reunirse con una persona relacionada con el Comité Local de Coordinación, uno de los grupos organizadores de las movilizaciones contra el régimen.

Según varios testigos citados por el primo, Amina llegó a golpear a uno de los asaltantes y pidió a su amiga que avisara a su padre. Posteriormente, uno de los hombres le tapó la boca y la introdujo a empujones en un Dacia Logan de color rojo, en una de cuyas ventanas llevaba un distintivo de Basel al Assad, un hermano del presidente que falleció en un accidente de tráfico en 1994.

"Suponemos que los hombres eran miembros de uno de los servicios de seguridad o de la milicia del partido Baaz", ha afirmado el familiar. "Se desconoce el actual paradero de Amina y no está claro si está en una cárcel o en algún otro lugar de Damasco", ha añadido.

Amina Abdalá ha participado, a través de su 'blog', en las movilizaciones contra el régimen, en su caso contando sus experiencias en los mítines, defendiendo los derechos de los homosexuales y tratando otros temas tabú en la cultura árabe.

Francia promoverá una resolución de la ONU

El Gobierno, mientras tanto, sigue amenazando con más represión. El ministro de Interior, Ibrahim al-Shaar, advirtió el lunes que las autoridades responderán con firmeza a cualquier ataque armado, y su colega del Ministerio de Información, Adnan Mahmoud, ha afirmado que el Ejército "cumplirá con su deber nacional de restaurar la seguridad" en Jisr al Shoghur.

Mientras tanto, el ministro de Exteriores de Francia, Alain Juppé, anunció también el lunes que su país está listo para promover una declaración de condena de Siria en el Consejo de Seguridad de la ONU, a pesar de que Rusia ya ha adelantado que vetará tal iniciativa.

"La situación es muy clara. En Siria el proceso de reforma está muerto y pensamos que Bachar al Asad ha perdido su legitimidad para gobernar el país", dijo Juppé.

Consecuencias para los palestinos

La crisis del régimen de los Al Asad puede tener también graves consecuencias para los palestinos refugiados en ese país y para los grupos armados que tienen su base en Damasco. Según fuentes sin confirmar, el lunes se produjo un tiroteo en el campo de refugiados de Yarmouk, cerca de la capital, entre miembros del Frente Popular para la Liberación de Palestina - Comando General y los asistentes al funeral por las víctimas del Día de la Derrota, la conmemoración de la Guerra de los Seis Días, en el que 20 personas murieron al intentar entrar en los Altos del Golán, ocupados por Israel.

Estados Unidos ha denunciado que este intento de penetración en la zona ocupada fue orquestado por Siria para distraer la atención sobre sus problemas internos. Alrededor de medio millón de refugiados palestinos viven en doce campos en Siria, según datos de la Agencia de la ONU para los Refugiados Palestinos (UNRWA).

Noticias

anterior siguiente