Enlaces accesibilidad

El Banco de España cree que el precio de la vivienda caerá un 10% más hasta 2013

  • El precio de los pisos habrá bajado desde el inicio de la crisis un 30%
  • La caída del precio del suelo será mayor, casi del 50% en 2013

Por

El director general del Servicio de Estudios del Banco de España, José Luis Malo de Molina, considera que los precios de la vivienda todavía caerán un 10% desde los niveles actuales, con lo que hasta 2013 acumularán un descenso desde el inicio de la crisis del 30%.

Durante su intervención en la Conferencia Inmobiliaria Madrid 2011, Malo de Molina ha subrayado además que en el caso de precio del suelo el descenso acumulado hasta 2013 se situará entre un 45 y un 50%.

Asimismo, señala que la salida de la crisis está siendo muy complicada debido a los desequilibrios acumulados en la economía española durante las anteriores fases de expansión. Insiste en que es necesario hacer ajustes internos importantes que permitan reducir la deuda de las empresas, las familias y el sistema financiero.

En su opinión, la normalización de la economía pasa por la absorción de estos excesos que lleve a unos niveles más sostenibles de deuda en estos tres agentes.

En este sentido, apunta que cuanto antes se culminen los ajustes antes se producirá un crecimiento dinámico de la economía, para lo que considera fundamental reformas orientadas a lograr un aumento de la competitividad, de las exportaciones y del empleo.

Relevo de otros sectores

Por ello, asegura que la crisis del mercado inmobiliario requiere que otros sectores tomen el relevo gracias a una flexibilidad del mercado de trabajo y de la economía en su conjunto.

En este ámbito destaca que no es suficiente el "empacho" que se ha producido en el sector y que no basta con "hacer la digestión" sino que hay que sacar lecciones para esta situación no se vuelva a repetir.

A su juicio, se deben modificar los incentivos de vivienda, tanto en propiedad y alquiler para dar salida a los excedentes y resolviendo las necesidades de la población, un mejor plano fiscal y regulatorio, así como datos estadísticos homogéneos.

Además, Malo de Molina cree que también se deben repensar los mecanismos de financiación de las corporaciones locales y de planificación urbana con el objetivo de que se reduzcan las tendencias al exceso.

Noticias

anterior siguiente