Enlaces accesibilidad

Los indignados de Sol critican la carga de Barcelona y convocan una concentración

  • El movimiento 15-M convoca una concentración a las 19:00 en su apoyo
  • Rubalcaba ha dejado abierta la posibilidad de desalojar el campamento de Sol
  • El cansancio empieza a pasar factura y hay menos afluencia de gente
  • El domingo decidirán en Asamblea General si abandonan Sol o no

Por
ACAMPADA EN LA PUERTA DEL SOL
El Sol se respira normaliad a pesar del manifiesto que han presentado representantes de comerciantes de la zona. EFE EFE/Javier Lizón

Los indignados que se concentran desde hace varias semanas en la puerta del Sol de Madrid se han mostrado totalmente críticos con la carga de los Mossos en la Plaza de Cataluña que ha dejado al menos 121 heridos.

"Atención, la policía está cargando en Barcelona", dice por megafobía uno de los responsables. Ante el anuncio, los acampados han contestado al grito de "el pueblo unido, jamás será vencido".

Desde la comisión de comunicación dan un mensaje claro: "Todo nuestro apoyo y cariño a Barcelona, estamos con ellos", dice una de sus reponsables.

¿Y esto podría pasar en Madrid? Desde Sol comentan que no han tenido ningún problema con la policía, sino todo lo contrario. "Cuando vinieron a limpiar, nos pidieron que nos levantáramos, lo hicimos y punto, pero quién sabe si podría pasar lo mismo aquí, siempre hay alguno que la lía", explica una de las voluntarias.

Precisamente a esta opción se ha referido el vicepresidente del Gobierno y ministro de Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, quién ha dejado abierta la posibilidad de desalojar el campamento en Sol, tras la petición del Gobierno de la Comunidad de Madrid y de los comerciantes de Sol.

Voy a analizar la situación y tomaremos una decisión

"Es verdad que Madrid se ha dirigido al Ministerio para pedir el desalojamiento, también lo hicieron los comerciantes. Una parte de sus peticiones ya se ha resuelto, pero voy a analizar con la Policía la situación y tomaremos una decisión", ha defendido Rubalcaba.

Concentración en apoyo a los indignados de Barcelona

"Me parece fatal que una concentración pacífica sea reprimida a base de golpes", comenta Cristina, integrante de la comisión de comunicación interna, en alusión a la carga policial de esta mañana en la Plaza de Cataluña. "Lo que no puede ser es que algo pacífico se convierta en un reparto de palos, eso no es normal, no tiene sentido", apunta.

Otra de las acampadas -una estudiante de 23 años que prefiere mantener el anonimato- se muestra avergonzada con lo ocurrido esta mañana en Barcelona. "La actitud de los Mossos me parece vergonzosa, ellos estaban sentados y la policía se ha puesto a agredirles con porras y pelotas de goma. Estoy impresionada, la verdad, a mi se me caería la cara de vergüenza", cuenta visiblemente enfadada.

A mi se me caería la cara de vergüenza

Otros, se han desplazado a Sol nada más enterarse de lo ocurrido en Barcelona. "Cuando lo hemos visto por televisión, hemos venido corriendo", dice uno de los voluntarios. "Siempre hacen lo mismo, pretenden tapar las protestas con el circo de siempre" opina un voluntario uruguayo acampado en Sol.

La reacción no se ha hecho esperar. Apenas una hora después del desalojo de la Plaza de Cataluña, los organizadores han convocado una concentración a las 19:00 horas para mostrar su apoyo a los indignados que se manifiestan en Barcelona.

Una noticia que ha sido recibida con aplausos por todos los acampados de Sol. "A las 19:00 horas todos aquí, esto no puede volver a pasar", dicen por megafonía. Para demostrar que sus movilizaciones son pacíficas, han pedido que los que asistan lo hagan con flores.

Nueva Asamblea General

Los indignados acampados en la puerta de Sol han convocado para las 20:00 horas de este viernes una nueva Asamblea General para continuar aunando las ideas expuestas desde las diferentes comisiones.

Este miércoles ya pusieron en común cuatro ejes de propuestas: la reforma electoral, la lucha contra la corrupción, la separación de poderes públicos y la creación de mecanismos de control ciudadano, pero como dicen desde comunicación interna "hay muchas más propuestas que debatir".

Las ideas presentadas por las diferentes comisiones deben ser aprobadas por consenso, primero en la comisión y después en la Asamblea General.

La Asamblea de este viernes tiene previsto poner sobre la mesa una serie de ideas que se resumen en el llamado "boletín de acción de reflexión". Lo que está suponiendo la acampada en Sol o cuándo se debe levantar el campamento, son las principales ideas que se debatirán esta tarde.

Aunque en el ambiente - con mucha menos gente que en días anteriores- ya se nota que todos tienen puesta la mirada en la Asamblea General de este domingo, donde realmente se tomará la decisión de abandonar o no la puerta del Sol.

Y tras el domingo, ¿qué?

En la Asamblea del domingo el movimiento 15-M de Sol decidirá definitivamente si continúan o no acampados en el kilómetro cero de Madrid.

Algunos se muestran ya cansados después de tantos días de "lucha". "Esto es un esfuerzo físico y psicológico enorme, no te lo imaginas", cuenta Kyan, voluntario de la comisión de comunicación interna. "Estamos ya muy cansados", apunta una de sus compañeras. Nadie lo dice directamente pero en el ambiente se nota que algunos tienen ganas de irse ya a casa.

Esto es un esfuerzo físico y psicológico enorme

Y es que los indignados de Sol se muestran divididos ante la decisión de abandonar Sol. "Yo no me quiero ir, sobre todo porque sé que hay mucha gente que quiere estar aquí y no pueden, asi que quiero quedarme por todas esas personas", dice María, una voluntaria.

La idea es que el movimiento 15-M se descentralice y se traslade a los barrios de cada capital, pero aquí todo va por consenso. "Yo sinceramente creo que van a decidir quedarse, más que nada porque los que acudan a la Asamblea del domingo serán los que se quieran quedar", opina una de las acampadas que no quiere dar su nombre. "Aunque aquí también hay mucha gente que se quiere ir ya, asi que no se lo que pasará, puede haber sorpresas", apunta.

Los comerciantes de Sol aseguran que sus ventas han bajado un 70%

Si finalmente los indigandos de Sol deciden abandonar su campamento, Pedro -que regenta un quiosco de la zona- "descansará tranquilo". "Estoy cansado, quiero que se vayan ya, estoy harto de la megafonía todo el día", dice. Y es que Pedro ha perdido un 70% de su clientela durante estos días. En cambio, Antonio -trabajador de limpieza del Ayuntamiento de Madrid- no opina lo mismo. "A mi no me molestan, que se queden todo lo que quieran", dice.

Las opiniones diversas -y algunas contrarias- en el campamento de Sol, dan lugar a dudas sobre lo que decidirá el movimiento 15-M. Sea lo que sea, este domingo saldremos de dudas.

Noticias

anterior siguiente