Enlaces accesibilidad

La Generalitat afirma que los Mossos cargaron en plaza de Cataluña "para defenderse"

  • Mas: "La Policía ha hecho su trabajo, podría haber sido peor"
  • "El objetivo nunca fue desalojar, sino limpiar", dice el conseller de Interior
  • Recuerda que de los 121 heridos, 37 son agentes y 84, manifestantes

Por
Puig descarta volver a actuar antes de la final de la Liga de Campeones

El conseller de Interior de la Generalitat de Cataluña, Felip Puig, ha afirmado que los Mossos d'Esquadra "no actuaron por iniciativa propia" en la carga contra los acampados del 15-M en la plaza de Cataluña -que ha dejado 121 heridos-. "Han actuado para defenderse de los ataques de quienes ejercían resistencia activa y para defender el operativo", ha indicado este viernes en la rueda de prensa para analizar el dispositivo policial.

El presidente de la Generalitat de Cataluña, Artur Mas, ha esgrimido desde Londres también razones de "salud pública" y ha defendido la actuación de los Mossos. "La policía en un momento determinado tiene que hacer un trabajo y si encuentra una resistencia determinada pues pasan algunas cosas", ha añadido Mas, para después subrayar que si no se hubiera actuado con previsión "las consecuencias podían haber sido peores".

Respondiendo a preguntas de los periodistas sobre la contundencia policial contra quienes ofrecían resistencia pacífica, el conseller Puig ha indicado que la próxima semana se elaborará un informe para evaluar la actuación policial y revisará "todas las imágenes" que se han visto a lo largo del día sobre la carga.

Así, ha lamentado que haya habido afectados "inocentes y pacíficos" pero se ha mostrado "seguro" de que la Policía "ha calibrado bien" y ha actuado "con sentido común y coherencia, solo cuando ha sido necesario se ha empleado la contundencia".

Puig ha añadido que no se arrepiente de la intervención y que "volvería a tomar la misma decisión" aunque ha descartado volver a actuar antes de que este sábado se dispute la final de la Liga de Campeones.

Por limpieza y seguridad, no para desalojar

Ha desglosado además las dos razones que, a su juicio, hacían necesaria la intervención en la plaza -cuyo objetivo "nunca fue el desalojo"-. En primer lugar, ha hablado de una acción "administrativa" consistente en la limpieza de la plaza de Cataluña para salvaguardar "la salud pública" ante "una situación de ocupación permanente que se iba consolidando".

En segundo lugar, ha expuesto que también era una acción "preventiva" para garantizar la "seguridad ciudadana" y eliminar materiales peligrosos que pudieran ser utilizados este sábado en una hipotética celebración en Canaletas si el Barça gana la final de la Champions League.

Del campamento, 35 camiones de basura han sacado 500 metros cúbicos de basura y materiales "peligrosos". Entre las cosas que se han llevado los servicos de limpieza se encuentran bombonas de butano, bombonas de gas y un generador eléctrico, que, a juicio de Puig "podrían tener usos no correctos" el sábado.

Ha incidido en que los Mossos tenían órdenes de permitir y garantizar la entrada de los camiones de los servicios de limpieza de la ciudad. "Se han limitado a seguir órdenes y han limpiado la plaza de Cataluña", ha apuntado.

"El objetivo no fue desalojar, esas nunca fueron mis instrucciones. Era garantizar que se pudiera limpiar y disminuir el riesgo de las hipotéticas celebraciones", ha reiterado.

La Policía se vio "acorralada"

En palabras de Puig, poco antes de las 07.00 horas de este viernes, un dispositivo de 350 mossos y cerca de un centenar de agentes de la Guardia urbana han solicitado a los acampados en la plaza de Cataluña que "se alejasen un momento de aquel lugar para poder proceder a la limpieza". "Se ha intentado dialogar con ellos, pero no ha sido posible", ha apuntado.

Ante de la negativa de los acampados, "la Policía tuvo que intervenir", aunque según Puig, "en todo momento se permitió salir de la plaza a quien lo deseaba [...], en ningún momento se produjo situación de retención".

Según su relato, se estableció un cordón policial para impedir que entrara más gente a la plaza, un cordón que, cuando los camiones se dispusieron a salir, se vio "superado" por los manifestantes dando lugar al "acorralamiento" de algunos agentes. "Cuando tienen a cuatro o cinco personas alrededor que les quieren atacar, no sé cómo pueden reaccionar", ha comentado al tiempo que ha indicado que hay 121 heridos, 37 mossos y 84 manifestantes.

En cualquier caso, ha repetido en varias ocasiones que los próximos pasos a dar son valorar si se han producido delitos por parte de los acampados -desorden público, resistencia a la autoridad, lesiones, desobediencia- y, a lo largo de la próxima semana se hará "un análisis más pormenorizado" de la actuación policial. "Ya veremos si hay algo que ha fallado o si se ha actuado con más o menos contundencia", ha anunciado.

Ha adelantado además, que se pondrá a disposición del Parlament a partir de la semana que viene para comparecer y explicar lo ocurrido en la mañana de este viernes, como ha solicitado ERC.

Noticias

anterior siguiente