Enlaces accesibilidad

Los mercados siguen comprando deuda griega, pero le obligan a subir el interés

  • Atenas logra 1.625 millones a cambio de una rentabilidad del 4,88%
  • La demanda para adquirir títulos triplica la oferta inicial
  • El déficit de Grecia aumenta un 13,6% entre enero y abril

Por
Grecia logra colocar 1.625 millones, pero con más rentabilidad, mientras se discute sobre un posible nuevo rescate

Grecia ha conseguido 1.625 millones de euros en los mercados al colocar una emisión de letras del Tesoro a seis meses, pero ha tenido que ofrecer a los inversores un alto interés de 4,88%. Esa rentabilidad es ligeramente superior a la que tuvo que dar en la anterior subasta de títulos similares celebrada el 8 de marzo.

Ese rendimiento de las letras roza la media del 5% que Grecia debe pagar por la ayuda financiera trienal que recibe de Zona euro y el Fondo Monetario Internacional (FMI) y que fue aprobada hace un año.

Según la Agencia de Deuda Pública griega, la demanda ha triplicado a la oferta inicial al alcanzar las peticiones de compra los 4.474 millones de euros. Eso ha permitido al Tesoro colocar más títulos de los previstos que se limitaban a 1.250 millones.

En la emisión anterior de títulos a seis meses, Grecia logró 1.625 millones de euros de financiación a una tasa de interés del 4,75%, después de que la demanda suscrita también triplicara la oferta.

Esta emisión de deuda helena se ha realizado al día siguiente de que la agencia Standard & Poor's rebajara la nota de riesgo del país hasta situarla en "B", como un completo bono basura, al considerar que el país corre el riesgo de insolvencia.

El coste de la deuda española por encima del 5,2%

Mientras, en el mercado secundario de la deuda, los títulos griegos siguen castigados por la desconfianza de los inversores. La prima de riesgo-país, es decir, la diferencia entre la rentabilidad que ofrecen sus obligaciones a 10 años y la de sus homólogos alemanes se ha disparado por encima de los 1.290 puntos, lo que ha llevado a que deban pagar un rendimiento del 15,928%.

Esas tensiones están repercutiendo también en las primas de riesgo del resto de países periféricos. La prima que paga la deuda española se situaba a la apertura de la sesión de este martes en 227 puntos, aunque después se ha relajado hasta los 225, hasta cerrar en 213 puntos básicos. Así, su rentabilidad se sitúa en 5,254 %, frente al 5,353% de la jornada anterior.

Por su parte, la rentabilidad del bono a 10 años de Portugal se situaba a 694 puntos de la del germano (pagando un interés del 9,986%) y la del bono de Irlanda se distanciaba a 811 puntos de su homólogo alemán (con un interés del 11,152%).

También el euro seguía débil, golpeado por las tensiones en la Zona euro y no conseguía remontar frente al dólar. A las 17,30 horas se cambiaba a 1,4348 dólares. Por su parte, el cambio oficial que marca a diario el BCE se ha situado en 1,4358 dólares.

Por contra, los mercados bursátiles han estado más calmados que el lunes: el Ibex 35 de la bolsa española ha recuperado posiciones y ha subido al cierre un 0,75%. Ese avance ha sido el menor del continente, ya que el Cac de París ha avanzado un 1,13%, el Dax de Fráncfort ha repuntado un 1,23% y el FTSE 100 de Londres ha ganado un 1,28%.

La Bolsa de Lisboa ha sido la única en cerrar en negativo al caer su índice PSI-20, mientras que la griega ha terminado con una fuerte subida de su selectivo Athens 20 del 2,29%. 

El déficit de Grecia aumenta un 13,6% entre enero y abril

El déficit presupuestario de Grecia ha aumentado hasta los 7.235 millones de euros, en los cuatro primeros meses de 2011, un 13,6% más que en relación con el mismo período del año anterior, según ha informado este martes el Ministerio de Finanzas griego. El dato del déficit supera el objetivo de 6.924 millones de euros que se había fijado en la Ley de Finanzas.

Entre enero y abril, los gastos se han reducido en 973 millones de euros, pero no se han visto compensado por los ingresos, un 9,2% inferiores en relación a los cuatro primeros meses de 2010.

El Gobierno ha puesto en marcha este mes un plan de lucha contra la evasión fiscal con el que prevé aumentar sus ingresos. El fraude a los impuestos contributó a agravar el déficit del Estado en 2010, cuando se elevó al 10,5% del PIB, superando el objetivo del 9,6%.

Noticias

anterior siguiente