Enlaces accesibilidad

Standard & Poor's rebaja la nota de Grecia y avisa que podría degradarla aún más

  • El anterior recorte de esta agencia se produjo el pasado marzo
  • Atenas resta validez a la decisión de S&P

Por

Las notas de la deuda

La triple AAA es el símbolo de los mejores productos, aquellos con los que el inversor tiene la plena seguridad de que recuperará su inversión. Si las agencias consideran que hay riesgo de impago, la nota se rebaja: AA, A, BBB, BB, B, CCC... hasta la D (con múltiples escalones intermedios, indicados por los símbolos + y -). El límite crítico lo marca la nota BBB: por debajo de esa nota, se considera un producto especulativo, es decir, un bono basura

La agencia de calificación Standard & Poor's (S&P) ha rebajado la nota de Grecia dos escalones, con lo que la deja situada en "B", después de que hayan arreciado las dificultades del Gobierno griego para hacer frente a sus pagos y eso haya desembocado en nuevos rumores sobre una eventual reestructuración de su deuda soberana.

Además, la agencia internacional advierte de que podría volver a bajarla próximamente.

La última rebaja de la calificación griega por parte de esta agencia se produjo a finales del mes de marzo, cuando la dejó en "BB-", después de recortarla otros dos escalones.

Extender los vencimientos, malo para los acreedores privados

Para S&P, la rebaja de la calificación decidida este lunes refleja lo que, a su juicio, es "el creciente parecer" entre los países de la Eurozona de que deben extenderse los plazos de vencimiento del rescate concedido hace un año para evitar la bancarrota de Grecia.

La calificadora de riesgos interpreta que los socios de la Zona euro "probablemente intentarán" que los acreedores privados amplíen también los vencimientos de préstamos y bonos.

En opinión de S&P, la posibilidad de que el sector privado "comparta esa carga" supondría un canje de deuda desventajoso.

Además asegura que, incluso si no hay reestructuración, esas extensiones del vencimiento son menos favorables para los acreedores privados que el pago de los préstamos en sus condiciones originales.

Para Standards & Poor's, una reestructuración de la deuda con los países de la Eurozona que no afectara a la que está en manos de los bancos comerciales, no supondría una quiebra pero sí indicaría una merma de la solvencia.

Para Atenas "no es válida"

Atenas ha reaccionado de inmediato a esa rebaja y ha asegurado que esa degradación "no es válida" porque no se deriva de "ninguna nueva información o decisión que agrave la situación de Grecia".

"Esta rebaja se produce en un período donde no hay ninguna información o decisión que haya agravado la situación de Grecia desde su anterior evaluación, hace un mes", ha subrayado el Ministerio de Finanzas en un comunicado.

El ministerio añade que "las decisiones de las agencias de calificación deben fundarse en elementos, decisiones y una evalución real de los datos de cada economía". En caso contrario, "su validez debe ponerse en duda".

La decisión de S&P se ha anunciado en plena sesión de las bolsas europeas, que han reaccionado a ese movimiento acentuando sus caídas. Así, la bolsa española ha retrocedido este lunes más de un 2%, mientras el Dax de Fráncfort se ha dejado un 1,11%, el Cac de París ha cedido un 1,25% y el FTSE 100 se ha dejado un 0,57%.

Moody's estudia rebajar la calificación de Grecia

Además, la agencia Moody's ha anunciado que estudia la posibilidad de rebajar la calificación de la deuda griega, por la revisión al alza del déficit y la preocupación por la solidez de la economía helena.

Grecia tiene en la actualidad una calificación de B1 para su deuda a largo plazo, una nota que refleja que ya no es fiable para los inversores. 

La agencia advierte que podría rebajar varios escalones la nota de la deuda helena si se confirma que no es sostenible en el tiempo. Moody's señala que esa posibilidad "haría aumentar sensiblemente la posibilidad de una reestructuración de la deuda".

Noticias

anterior siguiente