'Geocaching', a la caza del tesoro a golpe de GPS

  • Comenzó hace 10 años entre aficionados y "frikis" de la navegación GPS
  • Se esconde una caja, se marcan las condenadas en la web y empieza el juego
  • Actualmente es una actividad con cientos de miles de seguidores
  • Promueve disfrutar del aire libre y conservar el medio ambiente
Ampliar fotoLos cofres son habitualmente 'tuppers' en los que se esconden los 'tesoros'. El que lo encuentra puede reponer el objeto por otro y dejar constancia de su hallazgo.

Los cofres son habitualmente ’tuppers’ en los que se esconden los ’tesoros’. El que lo encuentra puede reponer el objeto por otro y dejar constancia de su hallazgo.WIKIMEDIA COMMONS

NACHO PALOUNACHO PALOU 

A comienzos del mes de mayo de 2000 surgía el geocaching en un grupo de noticias (las antiguas "news", una forma primigenia de los actuales foros de Internet) dedicada a los sistemas de navegación GPS. El geocaching es la versión del siglo XXI del conocido juego que consiste en encontrar "el cofre de tesoro", tradicionalmente situado en un mapa en forma de una "gran X". Pero ahora con la inestimable ayuda de los sistemas de posicionamiento y navegación por satélite.

La idea surgió de David Ulmer, uno de los participantes en el mencionado foro de Internet. En aquellos días el gobierno de EE.UU. había reducido notablemente la limitación que forzaba a las señales GPS a ofrecer una precisión mucho menor de la que el sistema era capaz, errando la posición real en unos cuantos metros.

Esta limitación sólo era aplicable al uso civil del sistema GPS, pero no para usos militares y del gobierno.  Esto es lo que Ulmer quiso celebrar, para lo cual propuso un juego que aprovechaba la mejorada precisión del GPS.

Escondió un cofre en algún lugar de la ciudad de Portland, anotó las coordenadas GPS y a continuación las publicó en Internet. De ese modo cualquiera con un receptor GPS, que entonces no eran tan comunes, tendría ocasión de localizarlo.

Los geocaches son los 'cofres del tesoro' guardados en cajas herméticas

Los "cofres del tesoro" reciben el nombre de geocaches y normalmente consiste en pequeñas cajas de plástico herméticos, como un Tupperware, para aguantar a intemperie o enterrados.

La experiencia y el viaje, principal recompensa

El objetivo del geocaching es simplemente encontrar el tesoro y dejar constancia del hallazgo, pero sin hacerlo desaparecer. Las coordenadas GPS son la principal pista, esencial, pero no garantizan el éxito.

A menudo los "cofres" aún estando en las coordenadas indicadas permanecen ocultos y una vez en el lugar hay que iniciar una búsqueda cuidadosa.

Cuando se encuentra, si se da el caso, se puede añadir una nota tipo "yo estuve aquí" o firmar en la libreta o libro de visitas. Si el cofre contiene algún objeto adicional quien lo encuentra se lo puede llevar pero solo si a la vez deja un objeto de igual o mayor valor en su lugar.

Cuando se encuentra se puede añadir una nota y coger el objeto, dejando otro

Las coordenadas de cada cofre permanecen publicadas en Internet por tiempo indefinido, y la idea es que todo aquel que lo busque encuentre algo allí. De este modo el juego nunca termina.

Gran parte del juego se basa en actividades como pasear, recorrer ciudades o disfrutar de sendas y parajes naturales, una filosofía basada en que a menudo el viaje hasta el tesoro es la principal recompensa.

"Tesoros si, Basura No"

El geocaching puede ir asociado a actividades relacionadas con el medio ambiente y la naturaleza, por ejemplo aprovechar las salidas a la caza del tesoro para recoger desperdicios y basuras y ocuparse de algún modo de las zonas y senderos que se siguen. Este tipo de actividades colaterales y positivas están vinculadas al geocaching prácticamente desde el mismo nacimiento del juego.

Actualmente el geocaching sirve de entretenimiento a cientos de miles de personas en todo el mundo.

La base de datos del sitio web oficial de geocaching suma 1,4 millones de tesoros enterrados en decenas de países.

La práctica de esta actividad se ha vuelto además enormemente accesible gracias a la proliferación de teléfonos móviles con capacidad GPS, facilitado además por la disponibilidad de aplicaciones -para móviles iPhone y Android- que dan acceso a la base de datos internacional de tesoros y que además incluyen instrucciones información, mapas y herramientas de navegación y orientación.

­ ­ ­ ­

Elecciones en Grecia

Programas para todos los públicos

Un gobierno económico para negociar con la troika

Tsipras presenta un Ejecutivo reducido a diez ministerios. Varufakis, el azote de las políticas de austeridad es el ministro de Finanzas. La cartera de Defensa es para su socio de coalición.

­ ­ ­ ­

El Supremo anula cuatro artículos del reglamento de los Centros de Internamiento de Extranjeros

Referentes al alojamiento de familias en espera de expulsión y al registro de los internos, con desnudo integral incluido, entre otros.

­ ­ ­ ­
El defensa brasileño del Atlético de Madrid Joao Miranda (i) controla el balón junto al uruguayo Luis Suárez (d)

Cada gol vale su peso en oro en el Atlético - Barça

FELIPE FERNÁNDEZ

Si el Barça marca en el Calderón obliga al Atlético a meter tres o más goles. La estrategia de Simeone puede ser similar a la ida, sin prisa por hacer el gol. En abril, los rojiblancos eliminaron al Barça volcándose desde el minuto uno.

­ ­ ­ ­
Varoufakis, azote de las políticas de austeridad, es el nuevo ministro de Finanzas de Grecia

Varoufakis, azote de las políticas de austeridad, es el nuevo ministro de Finanzas de Grecia

El economista, de 53 años, era hasta ahora profesor en la Universidad de Texas. Asegura que buscará una solución que no perjudique al resto de los socios europeos.

­ ­ ­ ­

Inma Cuesta y Raúl Arévalo: "La felicidad está en sitios que
no nos imaginaríamos"

JESÚS JIMÉNEZ.- Protagonizan 'Las ovejas no pierden el tren', de Álvaro Fernández Armero. Una comedia sobre relaciones familiares que se estrena este viernes.

­ ­ ­ ­
Imagen que ilustra la ciencia en abierto.

'Nature' se suma al acceso abierto en publicaciones científicas

VICKY BOLAÑOS.- Ha introducido una licencia Creative Commons por defecto en 18 publicaciones. Existen revistas, como PLoS ONE o Elsevier que ya eran de acceso abierto.

Espacio reservado para promoción
cid:1012