Enlaces accesibilidad

Grecia paga un alto precio por financiarse debido a los rumores de reestructuración

  • Adjudica 1.625 millones, pero debe pagar más de un 4% de rentabilidad
  • Un ministro griego reconoce a un diario alemán que habrá reestructuración

Por

Grecia ha colocado este martes 1.625 millones de euros en letras del Tesoro a tres meses, pero ha tenido que pagar un alto precio para obtener esa financiación, ya que ha debido elevar la rentabilidad ofrecida hasta el 4,1%, por encima del límite del 4% considerado peligroso por los analistas. Los crecientes rumores sobre una posible reestructuración de su enorme deuda están detrás del aumento del rendimiento exigido por los inversores para comprar los bonos helenos.

La oferta de la emisión superó en 3,45 veces la cantidad inicialmente solicitada de 1.250 millones de euros gracias a que se produjo una elevada demanda de 4.316 millones de euros, según ha anunciado la Autoridad para la Gestión de la Deuda griega, que ha comunicado que las letras vencerán el 22 de julio de 2011.

La anterior emisión helena de este tipo de letras se celebró en febrero y recaudó 390 millones de euros a un tipo de interés del 3,85%.

En estos monentos, Grecia sólo puede financiarse emitiendo deuda a corto plazo en los mercados primarios, y el Gobierno no prevé que pueda realizar emisiones con vencimientos más largos hasta 2012.

La prima de riesgo helena, en máximos

La prima de riesgo de la deuda -es decir, el diferencial entre la rentabilidad ofrecida por el bono griego a 10 años y la del alemán del mismo vencimiento- ha marcado este martes un nuevo máximo al situarse en 1.147 puntos básicos, desde los 1.125 puntos básicos alcanzados el lunes.

Así, esos bonos de referencia pagan una rentabilidad en el mercado secundario del 14,663%, mientras que en el caso de la deuda a cinco años el rendimiento llegaba al 19,372% y el de los títulos con vencimiento a tres años continúa en niveles récord desde la introducción del euro al escalar hasta un 21,166%.

Mientras, la prima de la deuda española se relaja este martes unos 10 puntos y se sitúa en 221, después del recalentamiento de los mercados del lunes.

La operación se ha llevado a cabo en medio de fuertes rumores sobre una posible reestructuración de la deuda pública griega, ya que los analistas insisten en que el severo plan de austeridad implementado hace un año y un nuevo paquete de dolorosas medidas adicionales no parecen ser suficientes para sacar al país de la crisis.

El portavoz oficial del Gobierno griego, Yorgos Petalotís, ha reiterado este martes que Grecia no tiene intenciones de reestructurar su enorme deuda ni de renegociar las condiciones de la ayuda externa que recibe desde hace un año.

"No manejamos ese tipo de escenarios, no nos interesan, no pensamos en ellos", ha declarado el portavoz durante una reunión con periodistas en Atenas. Repite así la negativa de los últimos días sobre la reestructuración de una deuda pública que ya supera los 340.000 millones de euros y que agrava la situación económica del país. Esos elevados niveles de deuda se prolongaría debido a que el déficit alcanzó ya un 10,3% del PIB en 2010.

Un ministro griego asegura que habrá reestructuración

"Los descartamos completamente [los escenarios sobre la reestructuración]", insistió este martes el portavoz oficial del Gobierno, Yorgos Petalotís. "No está dentro de nuestras ideas y no manejamos esos escenarios", recalcó.

Sin embargo, el diario alemán Die Welt publicó este lunes unas declaraciones de un ministro griego -que pidió mantener el anonimato- que reconoce que "la cuestión no es saber si habrá reestructuración, sino cuándo se producirá ésta".

"Desde el principio quedó claro que deberíamos hacerlo", asegura esa fuente anónima, según el rotativo en su edición digital. En sus declaraciones el ministro griego también habría desvelado que a comienzos de 2010 el Gobierno de Atenas ya había advertido a la UE y al FMI de que "sería mejor vincular la asistencia financiera a una reestructuración de la deuda".

Grecia obtuvo el año pasado un préstamo de 110.000 millones de euros de la Zona euro y del Fondo Monetario Internacional (FMI) para salvarse del impago de su deuda.

La UE dió prioridad a estabilizar la Eurozona

Sin embargo, esta fuente anónima del Ejecutivo griego apunta que en aquel momento se impuso la tesis del resto de países de la UE, que advirtieron a Atenas que "no sólo se trata de vosotros", sino que resultaba prioritario estabilizar primero el conjunto de la Eurozona, así como comprobar la capacidad de Grecia de aplicar reformas y reducir el déficit antes de hablar de reestructurar deuda.

En este sentido, el diario griego Eleftherotypia informó este lunes de que el ministro griego de Finanzas, Giorgos Papaconstantinou, habría solicitado a sus socios de la Eurozona el pasado 8 de abril que empezara a prepararse esa reestructuración de la deuda del país heleno. Además, aseguraba que se iniciaron ya discusiones en profundidad sobre esa cuestión durante la última visita de la misión de expertos del FMI, del BCE y de la Comisión Europea a Atenas.

Asimismo, el rotativo heleno afirma, citando a un alto representante del FMI, que se acordó "negar hasta el último momento" la posibilidad de que el país reestructure su deuda.

Noticias

anterior siguiente