Anterior Imágenes por satélite confirman que el Estado Islámico ha destruido el templo de Bel en Palmira Siguiente El papa concede que se absuelva el pecado del aborto durante el Jubileo Arriba

Los disturbios postelectorales en Nigeria dejan decenas de muertos en el norte del país

  • La policía nigeriana teme la represión de los cristianos

  • Según medios locales los muertos podrían alcanzar el centenar

|

Decenas de personas han muertas o han resultado heridas en los disturbios registrados en el norte musulmán de Nigeria tras conocerse el pasado lunes la victoria del cristiano sureño Goodluck Jonathan en los comicios presidenciales celebrados el sábado.

Fuentes de los servicios de seguridad nigerianos han precisado a la agencia Efe que no se ofrecerían cifras precisas de víctimas, para evitar represalias de los cristianos, que son mayoría en el sur del país, pero medios locales apuntan que los muertos se acercan al centenar.

División entre el norte y el sur

Tradicionalmente, las elecciones en Nigeria, el país más poblado de África con 150 millones de habitantes, han estado marcadas por la violencia, en especial entre los musulmanes del norte y los cristianos del sur.

La página web del diario norteño Leadership, favorable a los políticos musulmanes, señala este martes que los muertos en las protestas han sido al menos 80, desde que Jonathan fuera declarado el pasado lunes ganador de los comicios con cerca de 22,5 millones de votos, contra los 12 millones de su más inmediato rival, el musulmán Muhammadu Buhari.

En el norteño estado de Bauchi, donde los disturbios se iniciaron el pasado domingo, la Policía ha asegurado que dos agentes y cuatro miembros del Cuerpo del Servicio Nacional Juvenil han muerto mientras protegían edificios institucionales y varios más han sufrido heridas.

El comisario de la Policía de Bauchi, John Abasanga, ha comunicado este martes durante una rueda de prensa que 22 personas han sido detenidas acusadas de asesinatos, mutilaciones y quema de viviendas e iglesias, además de 200 jóvenes a los que se responsabiliza de acciones violentas.

En el cercano Kaduna, tropas armadas y policías han patrullado este martes conjuntamente la capital del estado, del mismo nombre, donde mientras aún humeaban los restos de muchas casas.

Petición del presidente

Varios cuerpos de personas muertas en los disturbios del lunes seguían diseminados por la ciudad, según han declarado a la agencia Efe vecinos de Kaduna, que apuntan que este martes no se han registrado disturbios.

En el mismo estado, en la ciudad de Kafanchan, los medios locales informan de que una persona ha sido quemada viva por los manifestantes.

Los militares también han patrullado la ciudad norteña de Kano, donde la residencia del emir, líder musulmán de la población, ha sido una de las que quemaron el lunes grupos de jóvenes que apoyaban a Buhari, el candidato derrotado.

Este martes se mantiene el toque de queda decretado por el Gobierno en los estados norteños, en la mayoría de los cuales se ha mantenido una tensa calma, tras los incidentes del lunes y la pasada madrugada.

Hoy mismo, Jonathan segura que se siente "muy dolido" por la violencia y ha pedido a todos los líderes políticos que pidan orden y calma a sus seguidores.

"Como siempre he dicho, ninguna ambición política vale la sangre de un nigeriano", ha reiterado Jonathan en un breve discurso de aceptación del cargo de Presidente para los próximos cuatro años.

En su alocución, Jonathan también ha agradecido a los nigerianos su confianza y ha recalado: "Todos somos ganadores".

Para él, su elección "reafirma nuestra unidad como nación", además de demostrar "nuestra fe en la democracia" y "nuestra determinación de unirnos libremente al mundo libre, donde sólo la voluntad del pueblo es la base del gobierno".

Más contenidos de Noticias

anterior siguiente