Enlaces accesibilidad

Las renovables fueron la principal fuente de generación de electricidad en España en 2010

  • Las energías renovables aportaron el 13,2% de la energía en 2010
  • La eólica se consolida como primera fuente eléctrica renovable
  • Las renovables redujeron un 19,28% la emisión de dióxido de carbono

Por

El secretario de Estado de Energía, Fabrizio Hernández, ha destacado el importante desarrollo que experimentaron las energías renovables en 2010 a pesar de la crisis económica y ha añadido que, por primera vez, las energías limpias son la principal fuente de generación eléctrica en España.

Durante la presentación del balance energético de 2010 y perspectivas para 2011 organizada por el Club Español de la Energía (Enerclub), Hernández ha recordado que el pasado año las energías renovables aportaron el 13,2% de la energía final, casi un punto por encima del 12,3% de 2009.

En su opinión, este incremento de la participación de las renovables sitúa a España en la senda para alcanzar el objetivo europeo de que un 20% del consumo de la energía final sea de origen renovable en 2020.

Asimismo, ha recordado que las energías renovables representaron el 32,3% de la generación eléctrica en 2010, lo que supone un incremento de siete puntos con respecto a los datos de 2009.

Energía eólica, primera fuente

Destaca especialmente el papel desempeñado por la generación eólica e hidroeléctrica en 2010, que generaron el 14,6% y el 11,9% del total, respectivamente, casi el 81,7% de toda la producción eléctrica renovable.

El año pasado, la energía eólica se consolidó como primera fuente eléctrica renovable por delante de la hidroeléctrica, que tradicionalmente ha encabezado la producción eléctrica renovable en España.

Por su parte, la producción fotovoltaica alcanzó el 2,1% del total, una décima más que el año anterior, mientras que la biomasa se aproximó al 1 por ciento de la producción eléctrica total.

Gracias a la penetración de las renovables, el pasado año las emisiones de CO2 (dióxido de carbono) a la atmósfera se redujeron de forma significativa y pasaron desde las 306 toneladas por gigavatio hora (GWh) de 2009 a 247 toneladas en 2010, un 19,28% menos, lo que sitúa a España en el camino para cumplir los compromisos adoptados en los foros internacionales. Una cifra que es aún un 10% inferior a los objetivos que fija en este ámbito la UE.

Reducción de la dependencia energética

Con respecto a la intensidad energética, el secretario de Estado de Energía ha explicado que desde 2004 ha experimentado un cambio de tendencia hasta repuntar un 2,4% el pasado año en los sectores más intensivos de energía como consecuencia del principio de la recuperación económica.

Hernández ha valorado la reducción de la dependencia energética de España en 2010 gracias a una producción nuclear con pocas paradas y a las energías limpias, cuyo desarrollo ha permitido cerrar "exitosamente" el plan de energía renovables de 2005 y situarse por encima de la senda marcada por Europa a pesar de la crisis.

En este sentido, ha recodado que en los últimos meses la situación económica europea ha experimentado una mejoría, al igual que en España, donde la economía ha iniciado ya un proceso de recuperación.

Así, mientras que 2009 el grado de autoabastecimiento del sistema energético español suponía el 22,8% del consumo final de energía, a cierre de 2010 este ratio ascendió al 25,9%, lo que supone una mejora de 3,1 puntos porcentuales.

Para este año, el secretario de Estado apuesta por un "mix" energético diversificado -en el que la energía renovable tendrá un papel destacado- que permita cumplir los objetivos de seguridad de suministro gracias fundamentalmente a las interconexiones energéticas y a un modelo energético sostenible.

Noticias

anterior siguiente